29 ago. 2012

El hombre que cayó a la Tierra (The Man Who Fell to Earth)


Nicolas Roeg no es un director muy conocido, pero tiene en su haber obras maestras como la soberbia y fantástica Amenaza en la sombra (Don't Look Now, 1973), que fue seguida de otra fantástica película, El hombre que cayó a la Tierra (The Man Who Fell to Earth, 1976). Ambas tienen dos cosas en común: la habilidad de Roeg para elevar el material que trata consiguiendo crear films inolvidables partiendo de historias bastante comunes y la manera de editar las explícitas (para la época) escenas de sexo, intercalando las acciones de cama con otros momentos de la historia y los personajes consiguiendo que sean mucho más que simples escenas de sexo y contribuyan realmente al desarrollo de los personajes.

Adaptación de la novela de Walter Tevis de mismo título, el argumento utiliza la historia del visitante de otra galaxia para hacer un retrato incisivo de nuestra sociedad siguiendo la estela de otras novelas y películas como Forastero en tierra extraña de Robert A. Heinlein o El ser del planeta X (The Man from Planet X, Edgar G. Ulmer, 1951). Roeg nos pone en el punto de vista del extraterrestre, de modo que nuestro mundo es visto de forma alienígena, convirtiéndonos a nosotros mismos en extraterrestres. Tal vez esta perspectiva se vea reforzada por el hecho de que se sus responsables eran británicos retratando la sociedad americana, así que realmente se trata de forasteros en tierra extraña.

David Bowie es el hombre que cayó a la Tierra y hace un trabajo fantástico, cosa que no se puede decir de otros trabajos suyos como actor. Aunque tal vez no esté interpretando y Bowie sea realmente un extraterrestre, cosa que llevo años sospechando. Del resto del reparto destacaría Candy Clark como Mary-Lou, que ofrece una interpretación estupenda en un papel más difícil de lo que parece a simple vista.

El film trata diversos temas pero realmente el motivo por el que lo recomiendo es el fantástico espectáculo visual que Roeg nos ofrece. Combina técnicas propias del avant-garde con otras propias del cine clásico de un modo realmente único. Especialmente interesante es la forma en que edita e intercala escenas, comprimiendo el tiempo de forma increíble por lo creíble que resulta. Sin embargo, los momentos que más llaman la atención son las derivaciones surrealistas y extrañas que Roeg incluye en la películas, como los flashbacks del personaje que encarna Bowie. Son estos momentos llenos de extravagancia los que han hecho que El hombre que cayó a la Tierra se haya convertido en un film de culto, supongo, pero es un film mucho más interesante en conjunto que por sólo unos momentos de delirio.

Es curioso notar como el tráiler intenta vender la película usando la presencia de David Bowie y presentando un argumento más común o similar al de otras cintas de ciencia ficción, sacando escenas de contexto y creando argumentos que hacen pensar en un film mucho más convencional. Supongo que no querían asustar a la audiencia. El hombre... no es un film convencional pero no por su argumento sino por la forma en que Roeg nos lo presenta, consiguiendo que hoy día siga siendo un film fascinante.


6 comentarios:

Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...

Es cierto, parece que hay una trasgresión de papeles: en vez de parecer que el extraño es el extraterrestre, los extraños parecemos nosotros mismos, habitantes del planeta Tierra. Me parece una gran peli, especial, sugerente.
Tomo nota de esas dos pelis que citas: Forastero en tierra extraña y El ser del planeta X. Me atrae el tema.

Un saludo, Raül. Excelente.

Raül Calvo dijo...

Javi, Forastero en tierra extraña es una novela no una peli, bastante entretenida y divertida. Saludos.

Javier Simpson dijo...

Ya me parecía a mí. Lo leí mal.

Un saludo, Raül

Dann dijo...

Hola, alguien tiene el link de donde verla? Lo busco por todos lados y no está. Muero por verla. Gracias y saludos.

Raül Calvo dijo...

Yo me la compré en DVD. Se editó no hace mucho y debería ser fácil de encontrar.

Publicar un comentario