9 ago. 2012

Trampa para turistas (Tourist Trap)


-¡Esto no está pasando! ¡ESTO NO ESTÁ PASANDO!
-Oh, pero está pasando, Molly, está pasando.
Diálogo de Trampa para turistas (Tourist Trap, David Schmoeller, 1978)

Viviendo en una ciudad con un gran afluyente de turistas como es Barcelona, el concepto de "trampa para turistas" me es bastante familiar. Por supuesto, en esta joya de 1978 estrenada en 1979, la trampa para turistas es tanto literal como figurada y no sólo atrapa a los sufridos protagonistas, también atrapa al espectador, que rápidamente se ve sumergido en una muy lograda atmósfera de miedo y terror. Con la ayuda de una estupenda banda sonora de Pino Donaggio, el director y guionista David Schmoeller logra crear con pocos medios una absorbente cinta de terror construida sobre la base de una sencilla premisa. Al igual que La matanza de Texas (The Texas Chain Saw Massacre, Tobe Hooper, 1974), esta sencilla premisa le permite a Tourist Trap muy logradas secuencias llenas de inquietud y suspense. Pero mientras el clásico de Hooper lo hace usando la visceralidad y el realismo como armas, en el caso de este film es justo lo opuesto y se introduce al espectador en una onírica pesadilla en la cual aquellos que conserven la cordura serán condenados.

La primera vez que oí hablar de esta película fue cuando cursaba 8º de EGB. Por aquel entonces ya era un fanático de Stephen King y convencí a mi madre de que me comprara un ejemplar de Danse Macabre (entonces no traducida al castellano) como herramienta para mejorar mi inglés. Algo completamente educativo, por supuesto. Fue en las páginas del tratado de King sobre el género que tantos placeres nos ha proporcionado que descubrí Trampa para turistas. King habla de la atmósfera y el poder que ejerce en el espectador, en una sección dedicada a hablar de las joyas que se pueden descubrir rebuscando entre montones de malas películas, de esas películas desconocidas cuya existencia se transmite entre los fans con el boca oreja. En esa sección habla también de otras joyas desconocidas para el gran público dirigidas por directores de los que nadie había oído hablar o empezaban a ser conocidos como John Carpenter y David Cronenberg (el libro se escribió originalmente en 1981).

En todo caso, los comentarios de Stephen King despertaron la curiosidad de mi yo de 13 años e hice lo posible por verla. Lo que significaba rebuscar por los videoclubs del barrio (era un época en que había videoclubs por todas partes). Tardé un tiempo pero finalmente conseguí localizarla (ahora lo tenéis más fácil para hacerlo).

La película se inicia como muchas de la época: una secuencia de asesinato seguida de la introducción de los protagonistas. Pero ya desde el principio se nos indica que esto va a ser diferente, ya que el asesinato en cuestión no lo ejecuta un misterioso enmascarado con un machete (aunque hay un misterioso enmascarado más loco que una cabra en Tourist Trap, por eso no os preocupéis) sino que la víctima es ejecutada por una habitación que parece cobrar vida. Y entonces se introduce el grupo de amigos que será eliminado uno a uno.

Como ya he dicho, el argumento es bastante simple y conocido: un grupo de amigos va a parar a una "trampa para turistas", el museo de cera de Slausen, y allí serán asesinados a pesar de las advertencias que les hacen. El punto original de la película, uno de los primeros slasher, es que su asesino no utiliza un machete para matar sino sus poderes telequinéticos. Esta curiosa elección permite a Schmoeller construir una atmósfera surrealista y pesadillesca llena de homenajes a otras películas. Personalmente encontré particularmente inquietante la escena en la cual Becky (Tanya Roberts) se pasea por una habitación llena de maniquís y estos la siguen con la mirada sin que ella se de cuenta. El asesino usa otros recursos para volver locas a sus víctimas: en una secuencia Molly (Jocelyn Jones) es acosada por unas voces que le van diciendo "únete a nosotros", de forma muy parecida a las voces que más tarde aparecen en la clásica Posesión infernal (The Evil Dead, Sam Raimi, 1981).

Otra de las cosas sorprendentes de esta película es que en Estados Unidos fue calificada PG, el equivalente al "apta para todos los públicos" que tenemos aquí. Y no es que el film sea tímido con la sangre, además de ser bastante intenso y perturbador, así que no lo entiendo. Pero bueno, es un PG de los 70, como Tiburón (Jaws, Steven Spielberg, 1975).

En definitiva, esta película es una joya que con el tiempo se ha ganado un estatus de film de culto. Intensa e inquietante, es un film muy recomendable para los aficionados al género.


9 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

No la conocía, pero me la has vendido muy bien! Ya la tengo descargada para verla esta noche :D

Raül Calvo dijo...

Supongo que cuando dices que la tienes descargada es que te has comprado la edición 25 aniversario en DVD. Espero que te guste y que la veas en VO, el prota se lo merece.

Dr. Gonzo dijo...

Obviamente no jaja la he descargado en español, aunque tampoco creo que esa edición que mencionas incluya subtítulos, así que voy a pasar.

Raül Calvo dijo...

Ostia, pues a ver que hacen con el malo, porque gran parte de su gracia está en la voz, ya que lleva una máscara y no se le ve la cara. Y la banda sonora, a ver como se oye.

Bisclavret dijo...

Este película lo consigue, reconozco que frente a otras películas que, tratando el mismo tema solo consiguen alinear una serie de tópicos, esta película consiguió inquietarme. Tanto, que cuando la echaron en noche de lobos no acabé de verla, pero con el tiempo, la imagen de los maniquies que abren la boca gritando fue cobrando fuerza en mi cabeza y volvi a ella para descubrirla como el pedazo de pelicula que és.
La premisa de la película "estás lejos de casa en un lugar donde no querrias estar" se ha tratado de forma cliché otras muchas veces de forma que se agobia el tema corriendo el riesgo de que no podamos reconocer cuando el tema está bien tratado como es el caso de esta historia. La idea de: "había un motivo por el cual no hay que entrar en la oscuridad y es este" "el mundo que conoces ha quedado atrás y no te has dado cuenta y ahora estás donde pasan cosas como esta" Forma parte del terror universal que simpre nos acompañará por más aplicaciones que le pongamos al movil. Hay dos cosas teribles en esta pelicula, lo que el loco hace a sus víctimas, y la terrible soledad en la que vive ese personaje, hasta el punto que debe rodearse de maniquies para soportarla y olvidar como lo traicionaron, porque al final, los monstruos nacen de la crueldad de las personas. Verdaderamente hay que perderse muchos pasos en la oscuridad, dejar atrás hasta la casa de la matanza de texas, para llegar al lugar en el que vive este tio.
La primera pelicula que busque en amazon. ¿Sabes si la edicion 25 an iversario incluye la caratula original? Porque menudo pedazo de poster, artesania del tiempo en el que se intentaban hacer las cosas con criterio. :)
Esto... siento alargarme tanto :)

Raül Calvo dijo...

Nunca sientas alargarte! La edición inglesa es de esas que tiene carátula reversible con el póster original. Es realmente un film brillante creo que en especial a lo simple de la historia que permite centrarse en la atmósfera. Por otro lado, como señalas, el monstruo también tiene su punto de patetismo y tristeza, como todos los grandes monstruos.

Pandora's Box dijo...

NO CONSIGO DE DONDE BAJARLA HABLADA EN ESPAÑOL! :(

Ivy Reyes Pariona dijo...

Yo nací en el 79. No recuerdo a que edad ví la película, pero recuerdo que cuando iba de compras con mi mamá, tenía terror de ver a los maniquís. Me los imaginaba abriendo la boca, gritando y cantando. Fué una de las películas que marcaron in bien tiempo, quisiera volver a verla.

Raúl Calvo dijo...

La verdad es que ya de por sí los maniquís son aterradores, pero esta peli desde luego acentúa su capacidad de inquietar. Trampa para turistas es bastante fácil de encontrar en DVD ya que es un título popular.

Publicar un comentario