14 ago. 2012

Rock of Ages


Antes de hablar de Rock of Ages (Adam Shankman, 2012): Dentro de nada llegaré al post 666, si alguien tiene alguna sugerencia sobre qué película tratar en tan destacado número que la deje en los comentarios.

He estado dándole vueltas a cómo hacer una crítica de esta película. Dándole vueltas sobre la edición, la dirección y demás para justificar el hecho de que me lo pasé teta viéndola y me encantó. Pero no puedo, esta película me gustó por cuestiones descaradamente subjetivas, me llenó de nostalgia y alegría, y son cosas difíciles de racionalizar. Fue como si alguien hubiera cogido mis casetes y discos (um, menos Bon Jovi) y hecho una cinta de los mejores momentos y luego la hubiese proyectado (de alguna mágica manera) en una pantalla gigante. Algo que yo hacía a menudo en mi adolescencia (excepto la parte de la proyección mágica en una pantalla).

Normalmente soy bastante más exigente con los musicales que utilizan canciones pre-existentes que con los que son completamente originales, pero solo empezar la película con los acordes de Paradise City me di cuenta de que Rock of Ages me iba a gustar (sí, a veces soy una zorra con estas cosas). Para cuando llega Cum on Feel the Noize me di cuenta de que habían pasado dos horas como un huracán (¡ja! ¿lo pilláis? ¡como un huracán!), sacudiendo la cabeza y moviendo los pies en mi asiento. Hasta había momentos que me daban ganas de cantar a coro con la peli.

La pareja protagonista son la típica chica mona, Julianne Hough, y el típico chico guapo, Diego Boneta, pero el resto del reparto es realmente glorioso. Y muy divertido. Paul Giamatti, Alec Baldwin, Russell Brand, Malin Ackerman, Bryan Cranston... Todos de alguna manera logran hacerme reír. Hasta el cameo de cinco segundos de Eli Roth resulta carcajeante. De entre todos destacaría Catherine Zeta-Jones, una actriz que nunca me ha gustado mucho pero aquí resulta bastante efectiva como fanática anti-rock, y especialmente se merece un aparte Tom Cruise como Stacee Jaxx, que desde su primera aparición resulta brillante como un roquero sonado, evocador de Jimmi Page encerrado en su casa rodeado de velas o Axl Rose (más) pasado de vueltas. Por este reparto creo que es una imbecilidad ir a verla doblada.

Es cierto, es cierto, el guion, la historia, no es nada del otro mundo: pareja enamorada separada por un malentendido, club mítico en peligro de ser cerrado por un rollo de impuestos como el orfanato de los Blues Brothers. Sin embargo, el objetivo de Rock of Ages no es epatar con una historia superoriginal, sino hacer un homenaje a una época y un momento particulares del rock con una película-concierto irresistible. Además, aunque la historia no sea nada que no hayamos visto antes, la comedia funciona en todo momento y los números musicales te llenan de energía como solo el ROCK puede hacerlo.

Hay también una parte de la película que, en cierto modo, resulta algo triste. La historia del ficticio The Bourbon Room recuerda a la del real CBGB de Nueva York, donde vieron la luz The Ramones, Talking Heads y Blondie por mencionar unos pocos, sólo que CBGB acabó siendo cerrado el 2006 (aunque hay planes para reabrirlo con un festival, si no me equivoco). Además, la película hace una reivindicación del rock y su autenticidad salvaje, mientras se burla de las infectas boys band y del pop prefabricado. Algo que también me gustaría que pasase en la vida real: que los "artistas" prefabricados que hacen conciertos en playback y que son a la música lo que el papel de pared es al arte, fueran objeto de burla y escarnio, que no fueran promocionados con programas de televisión e ignorados como la basura que son. Por suerte, todavía se sigue haciendo buena música y, como dice la canción, el rock nunca morirá.

En definitiva, esta película me ha encantado, es muy divertida y la música es fantástica. El reparto está en estado de gracia y no hay ningún momento aburrido. Genial, en una palabra. Pero, ¿qué se yo? Rock 'n' Roll High School (Allan Arkush, 1979) es una de mis películas favoritas. Una última cosa, la historia que venden en el tráiler es distinta a la que aparece en la película.


5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Yo quería verla, pero al final no la han estrenado aquí, así que me tendré que esperar...

Completamente de acuerdo con lo que dices de los grupos prefabricados y su nula calidad musical. Sinembargo, en los tiempos que corren, y debido al mal gusto generalizado que hay, es lo que más vende.
Aunque mi música predilecta siempre será el pop/rock de los 60, 70 y 80.

Por cierto, ¿qué tal un especial de cine familiar para la entrada 666?

Evil E. dijo...

No sé,a mi me dá la sensación de ser algo así como la de "Rock Star", Tom Cruise haciendo de Axl Rose, no sé yo...
Eso sí, si vuelvo a escuchar otra vez "I Love RNR" mi cabeza explotará como en "Scanners".

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, tampoco podemos perder de vista que este tipo de grupos prefabricados siempre han existido, incluso algunos ahora son clásicos como los Monkees o los Sex Pistols (no solo en el pop los ha habido). Mi música es el rock de los 70 y el garage de los 60, pero escucho música de todas las épocas. Incluso actual, aunque cuesta un poco más encontrarla, pero tienes gente como Crippel Black Phoenix. Apuntada la sugerencia.

Evil E., ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER CON ROCK STAR. Me encanta Joan Jett, y las Runaways, pero es cierto que últimamente hay una sobreexposición de I love Rock and Roll, aunque tampoco es algo que me moleste.

Bea Cepeda dijo...

Tengo millones de ganas de ver esta película. Desde que vi el trailer por primera vez supe que me gustaría. Aunque en un principio Tom Cruise me tira un poquito para atrás, se comenta que el tío está haciendo un papelón.

Raül Calvo dijo...

Cruise está muy bien, se le da bien la comedia. Como digo, la película está muy bien pero, por favor, mírala en VO.

Publicar un comentario