3 oct. 2012

Días extraños (Strange Days)


James Cameron es un guionista mediocre. Sus películas se salvan por su habilidad en el aspecto técnico, su maestría al rodar escenas de acción y crear secuencias emocionantes; sus guiones tienden a ser simplones, con tópicos personajes bidimensionales y una nula habilidad dramática que siempre tiende hacia la cursilería. La única película suya que tiene un guion realmente sólido es Terminator (The Terminator, 1984) y es sabido que plagió diversos elementos de esta película de un relato de Harlan Ellison.

Teniendo esto en cuenta, me resultó bastante sorprendente que el guion de Días extraños (Strange Days, 1995) estuviera tan bien y que Cameron decidiera pasarle las labores de dirección a Kathryn Bigelow, excelente directora en algunos aspectos superior a Cameron (el cual contribuyó también a la edición del film). Pero cuando te fijas que Jay Cocks, el cual ha trabajado en distintas ocasiones con Martin Scorsese, comparte el crédito de guionista, las cosas empiezan a tener más sentido.

Días extraños (que sí, que coge su título de uno de los mejores álbumes de The Doors) es una mezcla de ciencia ficción y thriller, con algunos elementos cogidos del clásico cine negro. Está ambientada en los futuros días previos al fin de 1999 y la llegada del 2000, una ambientación de "futuro cercano" que hoy día resulta fallida sólo en el sentido de que el film apostó por el formato MiniDisc, el cual tuvo casi tanto éxito como el laser disc, y que el aparato que permite grabar los recuerdos, el SQUID,  y luego ser disfrutados a tu antojo como si fuera la primera vez de momento todavía no existe (tal vez en el futuro Iphone 6).

Para entender la ambientación de la película debemos retroceder a 1992. Muchos recordaréis, especialmente si sois lectores de Michael Connelly, el polémico caso "Rodney King", en el cual unos policías fueron acusados de uso excesivo de fuerza cuando le dieron una paliza a King en 1991. Esta paliza fue grabada en vídeo y causó un gran revuelo en los medios y la sociedad cuando el vídeo fue hecho público. En 1992 se llevó a cabo el juicio y la polémica saltó cuando se leyó el veredicto: solo uno de los policías fue condenado, el resto fue declarado inocente a pesar de lo que todo el mundo había visto en el vídeo de la paliza. Rápidamente se corrió la voz y empezaron así seis días de disturbios, una revuelta muy violenta que se saldó con 50 muertos, más de 4000 heridos y 12000 detenciones.

Cameron tuvo la idea para la película durante estos disturbios, de ahí la atmósfera de tensión y contenida violencia que flota durante todo el film, reflejando una ciudad a punto de explotar.

Pero esta ciudad a punto de explotar solo es el escenario en el que se mueven los protagonistas, los cuales se verán inmersos en una trama de asesinatos y corrupción policial. Estos protagonistas, como decía antes, están moldeados tras personajes arquetípicos del cine negro como Lenny Nero, un estupendo Ralph Fiennes, ex policía que ahora se dedica al tráfico de grabaciones piratas de SQUID (el sistema que permite grabar las experiencias de una persona como una especie de cámara cerebral ya que también sientes lo que la persona grabando sintió en el momento), y que es adicto a su propia mercadería, reviviendo a través de grabaciones su relación con Faith (Juliette Lewis), la femme fatale de la película. Nero se verá implicado en una oscura trama cuando llegue hasta él un SQUID en el cual se ve asesinada a una "chica trabajadora" que antes intentó advertir a Nero de un peligro incierto. Lornette "Mace" Mason (Angela Bassett), chófer y guardaespaldas de Nero, y el detective privado Max Peltier (Tom Sizemore) ayudarán a Nero en la investigación.

Hemos hablado mucho de Cameron pero no hemos hablado tanto de Bigelow, la directora de la película. En pocas palabras, su trabajo es excelente. Bigelow muestra una gran habilidad para rodar acción y desarrollar personajes, una habilidad trabajada en excelentes films como Los viajeros de la noche (Near Dark, 1987), Acero azul (Blue Steel, 1989) y Le llaman Bodhi (Point Break, 1991). Es la directora ideal para meternos de lleno en la trama de asesinatos y corrupción policial y de la misma manera mantener el interés durante el arco dramático que experimenta Nero a lo largo del film.

Este es uno de los aspectos que hacen, para mí, el film interesante más allá de lo intrigante y emocionante que es, la forma en que se retrata a Nero, utilizando los SQUID como una alegoría no sólo de las drogas, sino para mostrar la forma en que Nero se haya atrapado en el recuerdo de una relación que ya no existe. Me pareció una forma inteligente de mostrar algo ya tratado con anterioridad muchas veces, especialmente en el género negro y su representación del antihéroe perseguido por sus recuerdos.

También hemos de mencionar que en el momento de su estreno el film llamó mucho la atención por sus innovaciones técnicas en lo que se refiere a la cámara subjetiva. Para mostrar las grabaciones SQUID se necesitaba mostrar la acción subjetiva de un modo que no se podía llevar a cabo con las cámaras existentes, así que se desarrolló un nuevo tipo de arnés para poder filmar los SQUID, que además eran planos continuos. Para los interesados les remito al comentario de la edición especial en DVD en el cual Bigelow se dedica a explicar cómo lo consiguieron.

Finalmente destacar también el aspecto musical de la película. Lewis interpreta a una cantante y en el film aparecen un par de actuaciones en las cuales canta composiciones originales de P. J. Harvey que son lo mejor de la música de la película (abajo tenéis un ejemplo de la banda sonora). Lewis se retiró de la actuación en el cine para dedicarse a la música, los dos primeros discos que sacó con The Licks están bastante bien, así que en el aspecto musical Lewis hace un gran papel.

Días extraños es un film interesante tanto en su vertiente ciencia ficción (rama cyberpunk) como en su vertiente thriller. Buenas interpretaciones y una buena dirección, es también un film para aquellos que simplemente quieran disfrutar de cine de entretenimiento de calidad.




14 comentarios:

León dijo...

Me encanta esta película y estoy deseando que saquen pronto una edición en blu ray como dios manda. Bigelow es una de las mejores directoras de acción que hay, como demuestran las películas que mencionas y las tambien estupendas K-19 y El peso del agua, a las que no se les hizo el caso que merecian. Menos mal que la historia le ha colocado en el lugar que merecía con En tiera hostil. Esta película además hizo que me enamorase más aun de Juliette, si es que es posible, ya que es su único desnudo que yo sepa. En cuanto a su carrera como cantante, a mi me encanta el primer disco, los otros me parecen bastante flojos... Eso si, verla en directo es algo que nunca nadie debería perderse.
Buena entrada.
Saludos

Raül Calvo dijo...

Es verdad que esta peli pide una edición en Blu-ray de calidad. De los discos sólo he escuchado los dos primeros, no conozco el resto.

Dr. Gonzo dijo...

Es una película que nunca me había llamado demasiado la atención, pero ahora que sé que el guión es de James Cameron, imagino que como mínimo será entretenida.
Le daré una oportunidad.

Javier Simpson dijo...

Me acuerdo de la paliza de aquellos policías. Había sido muy sonada la tremenda brutalidad con la que actuaron. Fue una injusticia que encendió la indignación popular. Creo que los sucesos de París de hace unos pocos años fue por una situación similar en una zona de los suburbios donde vivían magrebíes, creo recodar.

La peli llevo tiempo queriéndola ver. De Bigelow me gustó algo Los viajeros de la noche. Le llaman Bodhi y Azero azul no me parecen buenas pelis, ni siquiera medianamente entretenidas. Y En tierra hostil se deja ver, pero sin demasiado entusiasmo; no es una mala peli y no creo que pierda con el tiempo.

Qué buena PJ Harvey!!!

Javier Simpson dijo...

Bueno, Raül, y en relación a la peli El callejón de las almas perdidas , que había quedado pendiente para que la volviese a ver, decirte que metí un buen patinazo con ella; algunas cosas de las que dije en la entrada que hiciste fueron desafortunadas. Me gustó mucho más y me convenció de otro modo. Una gran peli, sin duda, una peli que es como un pretexto, un muy buen pretexto, para un final fascinante, grandioso. De todas formas puntualizar lo que dije y por qué lo hice:

Cuando hablé de teatral me refería a algo que no tenía que ver con el sentido que le di, de hecho, equivocadamente, lo dije como algo negativo cuando en realidad no lo es, pero, aunque existe una teatralidad en todas esas escenas en las que se engaña haciendo creer que se es un vidente con poderes, eso es algo que entra en la coherencia y lo adecuado al tratarse de representaciones, de actuaciones afectadas para llevar a cabo el show paranormal...vamos: que entra dentro de lo normal en un tipo de peli en el que los feriantes y ese mundo esotérico son exhibidos.

Cuando lo hice sobre su trascendencia lo hice porque en la peli se mezclan (lo de siempre: no sé en la novela porque no la leí, y aunque la leyera: la peli habla de una cosa y la novela de otra, aunque sea parecido, o prácticamente igual; yo valoro lo que veo en la peli, no si es una adaptación buena, si es fiel o imprime bien el espíritu de la novela. Después de todo también hay pelis que poco cogen de la novela, tan sólo lo que le pueda interesar a su director. En estos casos creo que sería bueno decir que la peli es la peli y la novela la novela.... la peli no es la novela ni la novela la peli, no sé si me explico. Pero sigo en relación al tema: leí algo de lo que trataba la novela y creo que hay muchas cosas que cambian bastante y aspectos que la peli no tratan, incluso me da que cambian en relación al film. En la novela hay aspectos religiosos y sociales que en la peli poco se tratan; creo que en la novela él incluso se hace un predicador) los momentos de timo propiamente dichos, tangibles (con la clave, por ejemplo, a la que se le da demasiada importancia de todas formas a mi modo de ver) con una ambigüedad determinada por el posible poder mental, no digo a modo de brujo infalible con poderes sobrenaturales, del prota. Fijémonos si no en la escena en la que averigua que la madre de la psicóloga (no colegiada :-D) está muerta, cuando en una pregunta que le hacen tratan de averiguar si su madre se recuperará de la enfermedad que la aqueja (bueno, si hay también truco a mi se me escapó y mi teoría se va al garete directamente) Aquí se demuestra que el hombre tiene una enorme intuición que hace que pueda averiguar la verdad. En la escena con el policía (o lo que sea) del principio también ocurre algo similar: le dice dos canciones que, precisamente, eran las que más le gustaban a la mujer que tenía una relación afectiva con el policía; tal vez aquí más que intuición se trate de poder de sugestión, pero queda cierta duda según es planteado. En una conversación con la psicóloga, cundo acierta lo de su madre sin que, en teoría, hubiera fraude (o al menos yo así lo interpreté) en la que hablan del tema le dice que puede que él simplemente tenga muy desarrollado el sentido común y lo sepa utilizar bien. Pero a mi me dejó ciertas dudas y lo ambiguo asoma. Te dices: puede que sea especial y que no se trate sólo de timos, puede que haya algo más. Y si a todo esto se le une lo paranormal de unas cartas del tarot, las de Zeena, que también hablan de la verdad, y no mienten, la cosa se pone más que interesante.

Javier Simpson dijo...


Hay aquí más chicha porque después está la moralidad de él y lo espiritual. El se tiene por un manipulador que sólo piensa en sí mismo y que se siente poderoso cuando consigue que la gente crea que es alguien con un poder real. Le atrae no sólo el dinero sino ese poder manipulador con el que lo gana. Pero, y como le dice su esposa, a la que creo que quiere realmente y que lo salva al final de su caída sin remedio al pozo más hondo y oscuro (menuda cursilería me ha salido! :-P), lo que hace está mal porque le hace mucho daño a la gente y va en contra de Dios (aquí se mezcla lo religioso con lo moral). Su mujer le dice que habla como un cura, como si creyera que lo que dice es verdad, cuando es mentira (más dudas y ambigüedad), que no hace como otros timadores que no nombran nunca a Dios...él es un conocedor de la Biblia y sabe cómo usar la religión para sus propósitos (escena con el policía que quiere cerrar la feria, escena con el padre de la niña muerta, Caroline, a los que trata de engañar para sacarles todo el dinero que pueda)




La trascendencia se la veo en ese hecho, y creo que se nota en la peli, en el tormento que sufre cuando se da cuenta de que no hace bien actuando así y surge un conflicto entre su interés y ambición y su conciencia, que se rebela; es entonces cuando se siente culpable por los métodos utilizados para triunfar. La muerte de Pete, el marido de Zeena, lo persigue, y lo esotérico de las cartas de Zeena, que parecen tener ese poder que la gente a la que tima cree que tiene él mismo, le dan miedo porque le dicen donde le conducirá el destino, aunque diga que no crea en ellas... y después, para rematarla, la psicóloga lo engaña y le da de su mismo jarabe, haciéndole dudar de su estabilidad mental, que ya le viene preocupando desde hace algún tiempo. Es entonces cuando se convierte en ese despojo ayudado por el alcohol que toma para calmarse, para olvidar el tipo de persona que es, es entonces cuando se hace un monstruo... pero todo esto de la ambigüedad es una interpretación muy libre que para mí encajaría según se nos rebelan los acontecimientos, y todo dentro de esa trascendencia que subyace en el personaje de Tyrone Power, en lo moral, religioso e incluso paranormal que lo rodea...

En cuanto a lo que comenté de su precipitación cuando está en la ciudad, parte que dije que no me había convencido cuando hice mi primer comentario en tu blog, decir que para nada, no hay tal. Esta parte central se desarrolla muy bien y tiene una magnífica evolución. No sé porque vista otra vez me pareció tan diferente esta parte, pero desde luego me gustó y está tan bien como el inicio, esa parte de la feria tan sugerente en la que se ve hacia donde evolucionará Tyrone Power y su ambición desmedida.

En resumidas cuentas: que se mezclan algunos aspectos que le dan una ambigüedad fascinante, y creo que eso es lo que más me cautivó de la peli, aunque, vuelvo a repetir, tal vez, o posiblemente, yo me monte mi propia peli en el coco con lo que presencio, con ese final impactante, soberbio. El llega a lo más alto para caer a lo más bajo, a hacer de monstruo de feria. Curioso que le fascinara tanto ese personaje maldito al principio, cuando ayudaba a Zeena en sus actuaciones.

Raül Calvo dijo...

Gonzo, pues mira que a mí el hecho de que la coescribiera no me llamó la atención sobre la peli, de hecho cuando la vi hace tiempo ni siquiera sabía que había participado en el guion.

Javi, ¡cómo no te gustaron Le llaman Bodhi y Acero azul! En fin, la vida está llena de misterios, ;D .

De lo que dices sobre Callejón, la clave es muy importante porque sino no hay forma de hacer creer a la gente que tiene poderes mentales; los temas sobrenaturales no creo que se mezclen o haya ambigüedad intencionada en el personaje de Power, queda claro que simplemente emplea deducciones psicológicas como le enseña el marido de Zeena y no tiene ninguna clase de poder, es un poco como si alguien creyera que Sherlock Holmes es un adivino, simplemente usa sus habilidades deductivas (habilidades que al personaje de Power le dice que la psicóloga pretende tenderle una trampa). Los otros elementos, como el tarot, son cosa más bien de que en esa época estaban de moda (como el psicoanálisis).

La moralidad religiosa aparece en el film simplemente porque era una imposición de la censura de la época. De todos modos, él miente a su esposa para que ésta siga adelante con el plan, no siente realmente ningún escrúpulo ni siente que lo que esté haciendo esté mal ni siente ninguna preocupación porque pueda hacer daño a nadie. No hay conflicto moral ni trascendencia en ese aspecto: él siente remordimientos por la muerte del marido de Zeena ya que fue accidental, pero del resto no siente ninguna culpabilidad ni nada, sólo lo dice, repito, para que su esposa siga con el plan. De ahí surge el mensaje para el espectador, como la ambición y la avaricia sin moral llevan a la destrucción.

Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...

Creo entonces que quise buscarle más cosas de las que había y es una peli más literal de lo que parece; eso sí, aún así me sigue gustando un guevo.

Javier Simpson dijo...

Raül, lee si puedesesto, la última parte que viene debajo de la última foto (De forma extraña y junto a esta vinculación de… y lo que sigue). Cuando me referí a trascendente tal vez hubiese sido mejor usar el término fantástico, algo que no deja de tener su trascendencia en ese marco oscuro muy de cine negro; por eso también hice mención de la palabra ambigüedad. En el texto que te pido que leas sugiere algo de eso, creo yo.
Un saludo, y perdona nuevamente por darte el coñazo.
Ciao

Raül Calvo dijo...

Acabo de leer el artículo, creo que hace más referencia a los aspectos estéticos que pueden recordar al cine fantástico. Aun cuando las cartas del tarot tienen presencia eso sigue sin tener nada que ver con el hecho de que Stan sea un timador, de ahí a que no haya ambigüedad. Si te fijas en su método desde el principio te das cuenta de los trucos y artimañas que utiliza, por eso en ningún momento pensé que tal vez tuviera poderes: se ve desde el principio que no, además lo importante para el argumento del film y su mensaje es que es un timador. También se menciona la contradicción en ser realista y luego aludir a las ofensas a Dios, cosa, como ya he dicho, provocada simplemente por la censura de la época que no habría permitido el estreno del film sin esos toques.

Javier Simpson dijo...

Yo no digo que tenga poderes sobrenaturales, ya lo digo en el comentario, pero sí una intuición fuera de lo común, que por cierto no tiene que ver con la deducción (de la que hablas cuando lo comparas con las dotes de S. Holmes. Son cosas totalmente opuestas), y eso es como un poder, después de todo. La mujer se lo dice después del detalle de la madre en la que trata de pillarlo. Esa trascendencia, que más que la tenga, y en eso tienes toda la razón, sino que lo parece, de la que hablo viene determinada por las formas y el ambiente que envuelve la película, como de pesadilla, que hacen sospechar que puede haber algo más, y por la presencia de la religión, el psicoanálisis, al que se critica, pero que no deja de preocupar al protagonista porque hace que analice su mente (de hecho él va a ver a la psicólogo atormentado para saber qué le ocurre) y lo paranormal; y aquí entra por ejemplo el tarot. Está claro todo lo que dices y yo estoy de acuerdo contigo, Raül, pero para mí la cosa no es tan clara, tan matemática. Está claro que él lo empieza a pasar mal porque se ve encerrado y engañado, porque es un timador al que le está empezando a ir mal, pero yo creo que hay un sentimiento de culpa que va más allá del hecho de haberse equivocado en la muerte de Pete. Ese hecho es básico y es la base de un sufrimiento, a parte del otro motivado por su situación y que lo hace ser un delincuente perseguido, que es recordado cada vez que su mujer lo critica por su inmoralidad y por faltar a Dios, o cuando Zeena se lo recuerda en las cartas. Yo creo que ahí está el quiz de la cuestión. Su sufrimiento, que hace que caiga en el fondo, es sólo por su ambición y su fracaso, ¿o hay algo más, por ejemplo preocupaciones morales o angustia por creer que su mente le está fallando? No sé, para mi se mezclan demasiadas cosas que pueden tener algo que ver. Eso sí, dudo de que haya algo de eso, pero tampoco tengo tan claro de que sólo sea lo que cuenta literalmente la peli. Ahí está la cuestión. Seguro que en la novela lo literal está más desarrollado y no se presta a ningún tipo de duda, pero en la peli, por todo lo que comento, para mi por lo menos sí, por lo menos me hace dudar.
Un saludo, Raül.

Roy Bean dijo...

Yo no he leído la novela, pero da igual, me como la película con ganas, la novela para la otra cabra, como decía mr. Hicht. Que a la Bigelow le iba la marcha ya los sabíamos desde mr. Body, y acaba confirmando que no sólo le va la marcha sino las adicciones, como En tierra hostil, por el medio esta peliculaza, hurra por tí por rescatarla, en su momento pasó con bastante pena, pero ahora parece que se va haciendo, si no lo tiene ya un hueco dentro de las peli de culto.

Saludos.
Roy

Raül Calvo dijo...

Saludos, Roy. Es cierto que ha ganado status con el tiempo. Se lo merece.

Publicar un comentario