23 oct. 2012

La "madre" de Kill Bill

 
Cuando Quentin Tarantino explicaba que Lady Snowblood (Shurayukihime, Toshiya Fujita, 1973) había sido una gran influencia a la hora de crear Kill Bill (2003/2004) lo mismo podría haber dicho que Kill Bill era un remake de Lady Snowblood. Y no se trata de despreciar a Tarantino (es un director que me gusta y fueron sus comentarios los que me llevaron a esta obra maestra) o Kill Bill, pero lo cierto es que todo aquello que me había llamado la atención del film de Tarantino procede de este film de Fujita: la estructura narrativa, la división en capítulos, la mezcla de b/n y color, la mezcla de cine de acción real con otros formatos, el personaje de O-Ren Ishii, las escenas de entrenamiento, la música... Hasta uno de los planos más icónicos del film de Tarantino es una reproducción de un plano de Lady Snowblood.

Todo ello ha hecho que considere Lady Snowblood una obra maestra, un film increíblemente moderno, adelantado a su época, que trasciende las barreras del género o la nacionalidad. Un prodigio que barrió Japón en 1973 y que vista hoy día sigue tan fresca como entonces.

El film es una adaptación del manga creado por Kazuo Koike y Kazuo Kamimura, más conocidos por su obra El lobo solitario y su cachorro, y cuenta la historia de Yuki Kashima (Meiko Kaji), alias Lady Snowblood, nacida para vengar el asesinato de sus padres. Con esta aparentemente sencilla premisa, el director Toshiya Fujita crea un film que sobrecoge primero por su maestría visual, una poesía de las imágenes que hace que para cuando aparece en pantalla "Capítulo primero: La venganza aprisiona el amor y el odio" el espectador se encuentre ya absolutamente absorbido por el film.

En otras palabras, desde el principio la película me pareció una maravilla visual y me encontré absolutamente absorbido por ella. Pero Lady Snowblood es mucho más que un despliegue de maravillas visuales, el complejo guion, obra de los autores del manga original y Norio Osada, le añade una capa extra de interés. En lugar de seguir el trillado camino habitual en una historia de venganza (presentación del protagonista, se le hace una terrible maldad, el protagonista se venga), se toman interesantes vericuetos y caminos dramáticos que confluyen en una sorprendente y atípica conclusión para este tipo de filmes. Además, se incluyen ciertos toques de denuncia social, inéditos en este tipo de película.

Es la suma de la maestría visual y el fascinante guion lo que hace que, para mí, el film se eleve de la entretenida exploitation y entre directamente en lo que llamamos arte cinematográfico. El tipo de film que recomendaría no solo a los aficionados al cine de acción japonés (que imagino estarán de sobra familiarizados con este título), también a aquellos que son amantes del buen cine. Mientras la estaba viendo, cada cinco minutos pensaba: "esta película es muy, muy buena". Muy buena y muy sangrienta y muy violenta.

Además de la maestría visual y del interesante guion, en el film destaca la actriz que da vida a Lady Snowblood, Meiko Kaji. Kaji ya había encarnado anteriormente a una heroína adaptada del manga en la saga cinematográfica Female Prisoner Scorpion, además de ser también muy popular con la saga Stray Cat Rock, pero es en las dos películas de Lady Snowblood que ofrece su mejor trabajo. Cuando saca su espada y la música sube y se enfrenta a un ejército de enemigos, Kaji logra que Lady Snowblood sea la heroína más badass de la historia del cine.

Este es el tráiler, aunque es algo engañoso ya que la presenta como una cinta de venganza espadachina más habitual.



Tras el éxito de Lady Snowblood era inevitable que llegara Lady Snowblood: Love Song of Vengeance (Shurayukihime: Urami Renga, Toshiya Fujita, 1974), aunque resulte algo extraño tras ver la primera.

Según cuenta Tom Mes en el libreto que acompaña la edición en Blu-ray que ha editado Arrow Video, en el manga original la historia de la venganza de Yuki se alternaba con episodios independientes en los cuales Yuki trabaja como asesina a sueldo, este film parte de ese aspecto de Lady Snowblood que no aparece en el primer film.

Esta "balada de venganza" transcurre diez años más tarde de los eventos mostrados en el primer film. Encontramos a Yuki vagando sin rumbo por el país, caminando desorientada, masacrando a los policías que intentan arrestarla. Finalmente se entrega ella misma y es condenada a muerte. Es entonces que un misterioso personaje la rescata a cambio de que cumpla cierto encargo.

Este film no está al nivel de la primera entrega pero a pesar de ello es bastante bueno, ya que reúne el mismo equipo de guionistas, más Kiyohide Ohara, y repite Fujita como director. Y, por supuesto, regresa Meiko Kaji como Lady Snowblood.

Tan compleja como la primera entrega, en esta continuación el aspecto político levemente insinuado en el anterior film pasa aquí a un primer plano. Se hace una fuerte crítica del gobierno (una crítica sangrienta cuando Lady Snowblood la lleva a cabo) que intenta imponer su voluntad sobre el pueblo. La representación del gobierno de principios del siglo XX está pensada como crítica del actual (y también de los gobiernos contemporáneos) lo que le da al film una inesperada relevancia.

Pero no os confudáis, a pesar del subtexto político y su voluntad reivindicativa, Love Song of Vengeance es también un film violento y sangriento, muy dinámico y cinético. Es una lástima que los críticos más esnobs y miopes a los cuales se les hace el culo pepsicola con los films de Tarantino desprecien al mismo tiempo pequeñas maravillas como este film (de lo cual el director no tiene ninguna culpa).


13 comentarios:

Roy Bean dijo...

No he llegado a verla todavía y eso que la tengo (Descargada)hablo de Lady Snowblood. Leyendo tu estupenda reseña, la pondré en la lista de preferenciales.

Saludos
Roy

Raül Calvo dijo...

Bueno, yo no soy muy partidario de ver pelis descargadas, pero la cuestión es disfrutarla y espero que lo hagas.

Dr. Gonzo dijo...

Yo estoy igual que Roy Bean, y aunque tampoco soy partidario de las descargas, si las distribuidoras quieren combatir la piratería, que se editen más cosas en España, que mucho quejarse y mucho lloriquear, pero tampoco mueven un puto dedo.
Hay decenas de películas que de estar editadas en España no tendría que tenerlas en .AVI en el disco duro. Las compraría con los ojos cerrados.

Dicho esto, que no viene mucho a cuento, vi un par de pedazos de la película y salta a la vista que a Tarantino le gusta mucho jaja Ya la veré, porque las dos últimas películas asiáticas que he visto han sido un coñazo, así que de momento estoy un poco resentido, aunque Lady Snowblood tiene todas las papeletas para gustarme.
Eso sí, antes de ver la película me gustaría leerme el cómic, que no me he comprado todavía por pereza (20 eurazos cada uno de los dos tomos).

Raül Calvo dijo...

Yo tampoco he leído el cómic, pero tras ver la peli me ha entrado la curiosidad. Aunque la verdad, no te esperes, las dos pelis son demasiado buenas para hacerlas esperar.

León dijo...

Tomo nota. Voy a ver si la consigo de alguna manera.
Buena entrada

Raül Calvo dijo...

Ha sido editada por Arrow Video en Blu-ray/DVD, en un disco que incluye ambas películas en japonés subtituladas en inglés.

axayacatl dijo...

Saludos desde México, vi la primera movie, y es una chingonada, neta que Tarantino hace un remake de esta.

Raül Calvo dijo...

Hola, axayacatl. Se podría decir que ya lo ha hecho con Kill Bill!

Machete dijo...

Tarantino siempre copia de las películas que le gustan, aunque lo hace bien. No sabía que para KB fuera ésta la película de referencia. Yo y el cine asiático no nos llevamos muy bien, pero por todo lo que comentas, debería darle una oportunidad.

Raül Calvo dijo...

Yo creo que Tarantino hace algo más que simplemente copiar (hay muchos directores que lo hacen y sus películas no son tan buenas), es como comentar sobre todo el género. En el caso de Kill Bill, las pelis de japonesas de acción y las historias de venganza. No sólo hay referencias a Lady Snowblood (que es la principal), también hay a Thriller y Female Prisioner 701: Scorpion.

Machete dijo...

Bueno con lo que he dicho de que lo hace bien, me refería a eso. Para mí, coje las ideas y las lleva a un terreno propio. Es uno de mis directores predilectos, y no por que sea guay. Incluida Death Proof que fue repudiada por muchos, me parece excelente.

Raül Calvo dijo...

Sí, a mí Death Proof también me gustó mucho.

Machete dijo...

Oh Yeah!

Publicar un comentario