2 oct. 2012

Virus

 
¡Oh, no! ¿El cinéfago nos va a dar la paliza con otra película cutre que a nadie le importa? ¡Ya lo creo que sí!

Virus (John Bruno, 1999) es una típica producción de los 90: nada imaginativa ni espectacular. Su argumento es el mismo de cientos de películas de serie B: una tripulación que se encuentra una nave abandonada en el que ha pasado algo grave relacionado con extraterrestres y son eliminados uno a uno. La única novedad es que en lugar de en una nave espacial, el film transcurre en un barco.

Virus tiene cuatro actores que ofrecen una interpretación aceptable: Donald Sutherland, Joanna Pacula, Marshall Bell y Jamie Lee Curtis. El resto del reparto va de lo mediocre a lo completamente negado, con William Baldwin a la cabeza, tal vez el más negado del clan Baldwin. Sin embargo, el problema principal del film es su director, no los actores o los efectos especiales.

Empecemos por el principio: Chuck Pfarrer. A Pfarrer se le ocurrió la idea de Virus a principios de los 90, pero juzgó que la tecnología en efectos especiales no estaba a la altura de las exigencias de la historia, así que la convirtió en una miniserie de cuatro números que publicó Dark Horse en 1995 (más tarde apareció recopilada la miniserie en un volumen). Cuando pareció que la tecnología estaba lo suficientemente avanzada, Pfarrer le dio un repaso al guion original para llevarlo a la pantalla.

En su viaje del cómic al celuloide, la historia sufrió algunos cambios. El planteamiento en el cómic es mejor, ya que convierte en un misterio lo que ha sucedido en el barco al que van a parar los protagonistas y no se descubre hasta avanzada la historia. En el film introducen el típico prólogo, lo que hace que más tarde aparezca la típica escena explicatoria que informa de cosas que el espectador ya sabe. En el cómic hay más personajes conformando la tripulación protagonista, reducida en la película, aunque el desarrollo de los personajes está más logrado en la película que en el cómic. El cómic es también más ambicioso en cuanto a las escenas de acción y las criaturas.

De todos modos, el cómic puede que sea mejor que la película, pero no mucho más. Es entretenido y su base podría haber dado de sí para una gran película. Los cambios introducidos (no sé si responsabilidad de Pfarrer o del otro guionista acreditado Dennis Feldman) convierten el desarrollo en el típico de este estilo de películas, algo que no resulta demasiado sorprendente viendo la carrera que han tenido ambos guionistas. A pesar de todo, un buen director podría haber convertido el guion rutinario en una buena película con cierto dominio de la atmósfera y cierta habilidad para crear suspense. Por desgracia, Bruno no es un director experimentado, de hecho esta es la única película que ha dirigido (sus otros créditos son un cortometraje para una atracción basada en el universo Terminator y un par de episodios de Star Trek: Voyager), aunque tiene una larga trayectoria como especialista en efectos visuales y animación de efectos (un aspecto que sí está cuidado en Virus).

Sin un director capaz de influir algo de personalidad y estilo al film, el resultado final no es más que otra típica película de serie B hecha con un gran presupuesto. El propio estudio no confiaba demasiado en el film, cambió su fecha prevista para la temporada veraniega y la pospuso hasta enero.

Resumiendo, Virus no es una buena película. Pero, a pesar de ello, yo la encuentro bastante divertida y entretenida de ver. Me gusta lo bastante para tenerla en DVD (me salió gratis, eso sí) pero no para buscar una buena edición o comprarla en Blu-ray. Es el tipo de película cutre que me apetece ver a veces para pasar el rato. Tiene unos cuantos momentos gore bastante conseguidos (aunque el film fue clasificado para mayores de 13 años en España, en Estados Unidos fue calificada para mayores de 18), escenas de acción entretenidas y los bichos robóticos tienen su gracia.


2 comentarios:

Einer dijo...

¡Sal de mi mente! Estaba pensando comentarla en el blog. Tienes razón en todo lo que dices y, a pesar de todo eso, la peli mola. Es cine cutre del bueno.

Raül Calvo dijo...

No se me ocurre que contestar cuando la gente me da la razón, no estoy muy acostumbrado.

Publicar un comentario