6 nov. 2012

O Apóstolo


Este film es una pequeña maravilla que nos retrotrae a la Galicia de Valle-Inclán y a las leyendas de Bécquer para ofrecernos una fantasmagórica historia ambientada en un misterioso pueblo gallego.

Como recordaréis, hace un tiempo os hablé aquí de este film que se anunciaba como un pionero proyecto de animación stop-motion. En este aspecto el film es todo un logro. La animación es impecable, no sólo en los movimientos, también en las expresiones y los movimientos de los ojos y el rostro de los personajes. El único momento flojo es en una secuencia onírica, pero la culpa de ello reside más bien en la integración hecha por ordenador que en la animación.

Pero si lo único destacable del film fuesen sus logros técnicos, desde mi punto de vista sería un film fallido. En este caso no es así. Personalmente, el film me ha gustado no solo por ser en stop-motion, también me ha gustado mucho la historia que cuenta. Es cierto que siempre he sentido debilidad por las historias de pueblo raro, estos pueblos que en los relatos de Machen y Lovecraft guardan terribles secretos, tal vez porque soy un chico de ciudad. Nací en una ciudad y he vivido siempre en una ciudad, así que los pueblos siempre me han parecido lugares extraños. Libros como Tor: Tretze cases i tres morts (Tor: La montaña trágica, en castellano) de Carles Porta no han ayudado ha cambiar mi opinión sobre ellos, ni los diversos episodios de La dimensión desconocida y los cientos de relatos de terror que giran en torno a pueblos raros.

Y el pueblo al que va a parar Ramón (César Blanco) en busca del botín que dejó allí un compañero ladrón es raro un rato largo. En esta peculiar y apartada aldea, los lugareños atraen a peregrinos del Camino de Santiago a su pueblo (al estilo 2000 maníacos) con intenciones muy poco cristianas, de hecho ninguno sale vivo del pueblo. Ramón se verá atrapado en este extraño lugar, del cual deberá encontrar una manera de salir antes de que le cueste la vida.

He de decir que una de las cosas que más me maravilló fue oí la voz de Paul Naschy, a quien está dedicado el film y al cual también se le hace un guiño en una escena, en un nuevo trabajo. Además, un trabajo muy logrado ya que está muy bien en su papel de Arcipreste de Santiago, siendo una de las partes más divertidas de la película. Pero ya antes de la "aparición" de Naschy, el film me tenía ganado, con su ambientación misteriosa y su intrigante historia, adornada con una fantástica banda sonora.

Uno de los aspectos más logrados de cómo cuenta la historia es el tono. Este es un film para todos los públicos y con ello no quiero decir que sea un film infantil que los adultos pueden disfrutar. Está contado al estilo del cine clásico de terror, con lo cual pueden verla niños pequeños porque no hay nada gráfico en pantalla, pero no es un film pensado para los niños. Como he dicho, para todos los públicos. También está muy bien equilibrado el terror y el humor, dosificando bien ambos para que no se entorpezcan mutuamente.

En conclusión, este film es una gran obra de artesanía que resulta interesante para los fans del género y los del cine en general. Gran calidad tanto en la técnica como en el contenido dramático.


6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Yo estoy deseando verla, pero como era de esperar, en mi pueblo no se ha estrenado.

A mí los pueblos me inspiran la misma sensación de misterio... de que algo acecha tras el quicio (qué gracia me hizo ésta frase cuando la soltó un colega mio.
Yo vivo en un pueblo extraño; demasiado grande para ser un pueblo, y demasiado pequeño (y aburrido) para ser una ciudad, así que no sé lo que se siente al vivir en una aldea perdida en mitad del monte, pero lo cierto es que no me importaría tener una casita en una de ellas para irme a pasar algún que otro fin de semana de invierno, y comprobar si sus habitantes adoran a algún tipo de dios primigenio en las noches de luna llena jaja

Javier Simpson dijo...

Suena de maravilla. Hay que apostar por este tipo de producciones hechas aquí (me refiero a España, no sólo a Galicia, donde creo que están sacando pelis de animación que no están mal).
¿La estrenaron ya en cines? Es que es posible, si la ponen en cine, que la vaya a ver.

Mario Salazar dijo...

Estupenda propuesta, también me gusta lo de los pueblos macabros, buena combinación el stop motion con una de terror, ya la tengo apuntada, la esperaré, que es del 2012 y seguro dentro de unos meses aparece por ahí. Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, tú haz bromas, pero seguro que hay un culto satánico por ahí y tú pensando que el pueblo es aburrido!

Javi, pues sí, la estrenaron el pasado día 31 por lo menos en Barcelona.

Mario, es curioso porque hay películas que se estrenan antes por tu tierra que aquí y viceversa. Misterios de la distribución. Saludos.

Guzz dijo...

Pues ya le tenía echado un ojo y tras tu entrada más ganas le tengo. Además comparto esa fascinación por historias raras, en pueblos raros, con gente rara, donde pasan cosas más raras que todo lo otro junto... A por ella que voy y saludos guzzeros.

Raül Calvo dijo...

Saludos raros, Guzz.

Publicar un comentario