16 nov. 2012

Argo


Antes de entrar en la estupenda Argo (Ben Affleck, 2012) me gustaría mencionar brevemente Skyfall (Sam Mendes, 2012), la reciente y grandiosa aventura de James Bond, un film impecable a la altura de las mejores de la saga junto a James Bond contra Goldfinger (Goldfinger, Guy Hamilton, 1964), 007 al servicio de su majestad británica (On Her Majesty's Secret Service, Peter R. Hunt, 1969) y Vive y deja morir (Live and Let Die, Guy Hamilton, 1973). La vi este lunes, así que la tenía muy reciente, y, cuando fui a ver Argo, antes pusieron el tráiler de Skyfall pero doblado, con lo cual pude comprobar que el pésimo doblaje destroza completamente el personaje que interpreta Javier Bardem, uno de los mejores villanos de la saga, arruinando completamente el duro trabajo de Bardem a la hora de construir la peculiar manera de hablar de su personaje. Si no habéis desperdiciado el dinero viéndola doblada o todavía no la habéis visto, por favor ved Skyfall en VOS, porque vale la pena.

En fin, vamos con Argo. Rápidamente: genial reparto, sólido guion, brillante dirección y fotografía. Id a verla ya, si todavía no lo habéis hecho.

Para aquellos que no tengan prisa:

Nada más empezar la película ya supe que me iba a gustar cuando apareció el logo vintage de la Warner, porque hay una regla no escrita que dice que todas las películas que empiezan con un logo vintage son buenas. Y no me equivoqué, el film de Affleck es un fantástico thriller en la línea de Todos los hombres del presidente (All the President's Men, Alan J. Pakula, 1976).

El film es una recreación de un hecho real, que por fortuna desconocía completamente. Es decir, la crisis de los rehenes retenidos en la embajada de Irán sí que me era familiar, pero no había oído nunca hablar de los eventos que describe este film, con lo cual su impacto fue mayor, ya que como no sabía lo que había sucedido lo pude disfrutar como un muy efectivo thriller. De modo que os aconsejo que no busquéis información sobre los hechos reales hasta después de haber visto la película.

Argo gira en torno a seis diplomáticos americanos que logran escapar de la embajada americana cuando es tomada por los iraníes y se refugian en la embajada canadiense. A medida que la situación se vuelve cada vez más tensa, se hace imperativo sacarlos del país. El agente de la CIA Tony Mendez (Ben Affleck) idea un plan demencial para sacarlos de allí: fingir que son parte del equipo de rodaje de una película ficticia.

Si no fuera por la animación que aparece al principio del film, dando ciertos antecedentes político-históricos, Argo podía perfectamente haber pasado por un film perdido de finales de los 70 redescubierto en la actualidad. Este estilo de filmar permite que te metas de lleno en la historia (no hay necesidad de 3D cuando estás ante filmes tan bien ejecutados como este) y para cuando llega la última media hora estás al borde del asiento, absorbido por la película. Bueno, es lo que me pasó a mí y espero que les pase a todos. La fotografía contribuye a darle un aire "antiguo" y el aspecto granuloso (conseguido usando film para rodar, nada de efectos digitales) acaban de redondear el efecto setentero, así como una banda sonora acorde con la época.

Siendo como es un film donde la tensión se deriva de situaciones dramáticas, los diálogos y las caracterizaciones de los personajes son esenciales. Affleck llena su película de grandes actores, incluso para papeles pequeños, como la breve aparición de Michael Parks interpretando al gran Jack Kirby. John Goodman como el pionero artista de efectos especiales de maquillaje John Chambers y Alan Arkin como el productor Lester Siegel (personaje ficticio compuesto de varios reales) son los que se llevan la palma robando escenas con sus respectivas brillantes interpretaciones, pero todo el reparto es de altura.

El thriller político es algo que parece cosa del pasado, pero Affleck logra llevarlo a buen puerto alejándose de maniqueísmos y retratando no de la mejor manera tanto el bando americano como el iraniano. Especialmente me gustaron las escenas dentro de la CIA, en las cuales discuten las absurdas opciones de rescate que resultan a un tiempo divertidas y terribles, al fin y al cabo había vidas en en juego. Sacar a relucir lo absurdo de todo aquello le añade interés al film.

En fin, no se me ocurre otras maneras de decir lo mismo. Argo es un estupendo thriller setentero, una nueva evidencia de la habilidad de Affleck como director. Altamente recomendado.


9 comentarios:

Mario Salazar dijo...

También me gustó el filme y creo que es un "thriller setentero" muy actual, trepidante y muy entretenido, yo no lo pondría en el mismo lugar que todos los hombres del presidente, al menos yo me dormí con esa película, y Affleck tiene una gran habilidad para hacer algo más fácil de sobrellevar aun con su carga política, un don porque se asimila mejor las ideas, y al final siempre esta ahí la parte histórica, es un gran director, sabe de que va el cine comercial pero le pone sustancia entregando algo muy parecido a Nolan o Eastwood. Un abrazo.

Dr. Gonzo dijo...

¿soy el único al que Affleck no le parece tan buen director como lo pintan? No es mal cineasta, cuidado, pero creo que su forma de dirigir es muy estándar, sin estilo ni sello personal.
De hecho, Argo tampoco me ha parecido una maravilla (como tampoco me lo pareció The Town). Una película correcta, entretenida, pero nada del otro mundo.

Con Skyfall salí mucho más contento del cine.

Raül Calvo dijo...

Mario, a mí me encantan este tipo de thrillers políticos y los bordaban en los 70. A mí es que me gustó mucho Todos los hombres del presidente y Affleck de hecho usó este filme como modelo, imitando el estilo de las escenas en la redacción para las escenas en el cuartel de la CIA. Pero, bueno, el final es el mismo: que Argo es un film muy bien ejecutado.

Dr. Gonzo, para los directores hay gustos como para las pelis, grupos de música, etc. A mí McTiernan no me parece el mejor director de acción de la historia pero a Einer sí. Las películas que ha hecho Affleck empezando por Adiós, pequeña, adios me han gustado mucho y para mí se ve un estilo basado en el cine de los 70. Skyfall también me gustó mucho pero todavía me horrorizo de lo que han hecho con el doblaje de Bardem, criminal.

León dijo...

Acabo de publicar un post sobre ella. Es una buena película, pero no tanto como "Adios, pequeña, adios", aunque si que es mejor que "The Town", que estaba bien pero tenía una historia de amor que jodía todo un poco. Yo si que eché a faltar más mala leche en su descripción sobre Hollywood, me pareció un poco descafeinada esa parte.
Saludos

Raül Calvo dijo...

Tampoco es que fuera esencial para la historia, con mostrar el cartel derruido ya hacía bastante, creo yo.

Einer dijo...

En cuanto a Skyfall yo la vi doblada y aun así me gustó, pero fueron varios los momentos en los que pensé en lo malo que era el doblaje. De hecho, consiguió sacarme de la peli más de una vez. Y te aseguro que el de Bardem no es el peor. De todas formas, el de Quantum of solace ya era malo de cojones, pero Quantum no me gustó ni en VO. En cualquier caso, me gustó bastante Skyfall, pero toda la gente con la que fui la encontró lenta, larga y aburrida en algunos momentos.

Argo la veré este jueves, a ver qué tal.

Y por último, dije que McTiernan era uno de los mejores, no el mejor. ;D

Raül Calvo dijo...

La de Quantum era muy Bourniana, pero yo me trago todas las de Bond como me trago todas las de Viernes 13, no tengo perdón. A mí me gustó mucho Skyfall, sobretodo la parte en que de repente se transforma en Perros de paja (me hizo reír como Bond se pone en modo venganza -puntuado con la música- cuando le explotan el coche pero le da igual volar la casa). Y es lo que pasa por citar de memoria.

manipulador de alimentos dijo...

Entretenida, con ritmo, a la vieja usanza, también previsible y superficial, 'Argo' sin embargo es una prueba más del talento narrativo de Affleck. Un buen rato de cine, que es mucho, pero tampoco nada más. Saludos!!!!

Raül Calvo dijo...

Un buen rato de cine es lo que más me gusta. Saludos.

Publicar un comentario