8 abr. 2013

Dance of the Dead: El baile de los muertos (Dance of the Dead)

 
Leyendo simplemente su sinopsis, Dance of the Dead: El baile de los muertos (Dance of the Dead, Gregg Bishop, 2008) no parece muy interesante. Desde que empezó la fiebre zombi, cada vez es más difícil encontrar una película de este subgénero que no sea la enésima repetición de lo que los aficionados hemos visto ya cientos de veces. Y gracias a la serie The Walking Dead, lo cierto es que estoy ya bastante aburrido de los zombis actuales. Pero mi sentido arácnido me avisó sobre Dance of the Dead, así que le hice caso, de lo cual me alegro.

Como si se tratara de una película de la Troma, la proximidad de un cementerio a una central nuclear hace que los muertos salgan de sus tumbas con ganas de comerse a los vivos. Por desgracia, esta resurrección coincide con la celebración del baile de graduación, así que cae en los hombros de los perdedores que se han quedado sin cita salvar a la ciudad del ataque de los muertos vivientes.

Este film no reinventa la rueda y no es la "perfecta mezcla de Resident Evil y Zombis Party" que su carátula anuncia pero hace bastantes cosas bien. Para empezar, los adolescentes protagonistas son adolescentes, no muchachotes y muchachotas de 25 años pretendiendo ser adolescentes. Los personajes son lo bastante simpáticos y divertidos como para que te importe lo que les pase, incluso que te sepa mal cuando alguno de ellos muerde el polvo. Que los personajes estén bien cuidados para mí es algo importante a la hora de disfrutar de una película, por ello me gustó que las escenas en el instituto fueran divertidas y te ayudaran a conocer a los protagonistas, de modo que no estas simplemente esperando que aparezcan los muertos vivientes.

El guion es bastante divertido, y en algunas ocasiones me hizo reír bastante. Me gustó mucho el gag previo a los títulos de crédito, con el que el film se ganó mi simpatía, pero en su mayor parte la comedia se basa en las reacciones de los personajes ante lo absurdo de la situación en la que se encuentran. Otro detalle que me gustó mucho es que se ve a los zombis salir de sus tumbas, en lugar de simplemente hacer que aparezcan deambulando como hacen la mayoría de las películas actuales. Además, esta escena de resurrección es de las mejores de la película.

Dance of the Dead no es la película más original de zombis que se ha hecho, pero la prefiero antes que aguantar otro insoportable episodio de The Walking Dead. Es divertida, ingeniosa y gore, ideal para los fans que quieran disfrutar de una buena entrada en el subgénero. Y además se hacen un par de versiones del Shadows of the Night de Pat Benatar.


2 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Ya me he topado varias veces con él dvd de ésta película en eroskis, mediamarkts y fnacs varios, pero de momento no me interesa lo suficiente como para verla. Estoy un pelín saturado de tanto zombie (no sé si se darán cuenta de que la fórmula está ya un poco pesadita), y al contrario de las opiniones generales, The Walking Dead me parece de lo mejorcito que se ha hecho en esta fiebre zombie, de la cual sólo salvo dicha serie, la película de zombies africanos The Dead y la comedia Zombieland.

Raül Calvo dijo...

Pues yo no sé cómo aguantas temporada tras temporada de Walking Dead. Vi las dos primeras y me aburrí un montón. Lo que está claro es que, dependiendo de los gustos, hay muy poco que se salve de la marabunta de títulos que se hacen ahora. Mucha cantidad no es mucha calidad.

Publicar un comentario