28 jun. 2013

La pornografía de la destrucción


En el comentario que escribí sobre El hombre de acero (Man of Steel, Zack Snyder, 2013) me tuve que morder la lengua para no "spoilear" la película a aquellos que no la hubiesen visto. De modo que no podía entrar en detalle sobre por qué me dejó una sensación agridulce en lugar de salir encantado del cine. Por tanto, este es un artículo en el cual me explayaré con detalle sobre los puntos del film que me parecieron equivocados y está pensado para todas aquellas personas que ya han visto la película. Si no la has visto y estás leyendo esto que sepas que voy a hablar en detalle de cosas como el final del film, luego no te quejes.

Yo no soy un fan de los cómics de Superman. He leído unos cuantos, como el interesante Superman Rojo, pero no soy ningún experto ni conozco íntimamente la historia comiquera del personaje. Lo digo para dejar claro que mis quejas no son las del fanático lector de cómics ofendido por la "violación" que ha sufrido un personaje muy querido para él. Todas las quejas que leeréis son puramente cinematográficas. Bueno, casi todas mis quejas son puramente cinematográficas.

Primero, Jonathan Kent (¿Por qué las películas sienten la necesidad de matar este personaje continuamente?). La interpretación de Kevin Costner es buena, por desgracia el personaje es completamente inútil, más que nada por los pésimos diálogos que tiene que decir. Todas sus escenas se podían haber condensado en una, ya que se limita a repetir lo mismo una y otra vez de forma nada eficaz.

Segundo, el tono. Esto ya lo comenté en mi primera crítica sobre el film, pero el ejemplo principal de lo equivocado del tono tiene lugar al final de la película. Al parecer, los realizadores tenían la idea de que para que el espectador se tome algo en serio, la película ha de ser seria. Lo cual me parece una idea estúpida, además de que Marvel ha demostrado una y otra vez que puedes tomarte en serio unos personajes haciendo divertida la película y sin que la amenaza parezca por ello menos real. Pero los escasos toques de humor de El hombre de acero parecen fuera de lugar y no son muy afortunados. El más equivocado de ellos para mí es cuando Superman (Henry Cavill), del cual repiten hasta la saciedad que es un extraterrestre como si les diera miedo que se nos olvidara, y Lois Lane (Amy Adams) se besan y sueltan un diálogo pretendidamente gracioso. El problema es que esta escena tiene lugar entre las cenizas de una ciudad destruida, donde seguramente hay cientos de personas atrapadas bajo las ruinas. Me parece completamente equivocado un Superman que se pone a dar morreos en lugar de ayudar a los heridos y atrapados. "Nos ha salvado", dice uno de los personajes que sale por si solo de bajo unos escombros de los que ha tenido que ser rescatado por Laurence Fishburne. ¿Os ha salvado de qué?

Finalmente, el asunto más polémico y que ha polarizado más a los espectadores del film: Superman mata a al general Zod (Michael Shannon). Para mí, el problema no es que mate a Zod, es que no está justificada la acción y no hay un impacto dramático porque ya hemos visto como Superman dejaba morir cientos de miles de personas. La esencia misma del personaje es el de ser el protector de la humanidad. Y, señor Goyer, esto no es algo que se ha de respetar simplemente "porque sale en los cómics" sino porque forma parte de la naturaleza más básica del personaje: Superman protege.

Pero Snyder y Goyer, los impulsores de este giro dramático, parecen más interesados en mostrar la destrucción que provocan estos personajes súperpoderosos que cualquier otra cosa. Por ejemplo, la escena en el pueblo donde Superman se ha criado y que resulta completamente destruido. Hay campos enormes vacíos, sin personas inocentes, alrededor del pueblo pero en ningún momento Superman se lleva allí la pelea, incluso contribuye a la destrucción. Y esto es algo que hicieron bien incluso en la insulsa Superman Returns (Bryan Singer, 2006). Continuamente me venía a la cabeza esa escena de Superman II (Richard Donner, 2006) en que al ver la destrucción que están provocando los malvados, Superman (Christopher Reeve) decide fingir que se rinde y abandona para que no se destruya más la ciudad ni se pongan en peligro vidas inocentes.

Todo esto llega a su clímax en la orgía de destrucción que marca la parte final de la película. Queda claro que destruyendo una de las máquinas se detiene el rayo que está terraformando la Tierra, pero los cineastas deciden que Superman vaya a destruir el que está en un lugar completamente vacío mientras que el que pone en peligro la vida de cientos de miles de personas sea destruido por los militares, que no pueden hacer nada en contra. Luego, Superman no hace ningún esfuerzo por salvar vidas en peligro, centrado en la pelea contra los kryptonianos (porque son todos extraterrestres, ¿eh?, que quede claro que Superman es un extraterrestre). Así que para cuando llega el momento en que Zod amenaza a cuatro personas, las cuales podían huir fácilmente del rayo calorífico que lanza Zod pero prefieren quedarse quietos viendo como se acerca (cosa que me recordó a un gag de Austin Powers [Austin Powers: International Man of Mystery, Jay Roach, 1997]) y Superman lo mata, no tiene el impacto que debería tener ya que el film no ha mostrado en ningún momento hasta que punto la vida es sagrada para Superman. Por tanto, no se trata de que me pareciera equivocado porque fuera algo que va en contra de los cómics, sino porque me pareció pobremente ejecutado por los cineastas. Una oportunidad desperdiciada.

En fin, ahora que me he quedado más tranquilo tras sacarme todo esto de dentro, me gustaría recordar que la película, a pesar de todo, me gustó y tengo mucho interés en ver si arreglan los problemas de este film en la secuela. Pero no me parece ni la mejor película de superhéroes de la historia, ni la mejor película protagonizada por Superman.


10 comentarios:

Roswell dijo...

Totalmente de acuerdo, Raül; la peli es espectacular y tal, pero carece de la carga emocional suficiente.
Aparte de la ridiculez propia de Austin Powers que citas, la muerte de Jonathan Kent es de juzgao de guardia, y... bueno, es que es una peli que, cuanto más la analizo, más se me desmorona.

¡Saludos! ;)

Raül Calvo dijo...

Y lo malo es que precisamente querían que tuviera una gran carga emocional. Saludos!

Roswell dijo...

Es que se nota a la legua que iban acojonados... Pareciera que hubiesen puesto en una lista todo lo que no había que repetir de Superman Returns, pero... joer, es que se han pasao.
Yo no voy a criticar la peli en plan [voz enfurruñada] "es que eso no es Superman...", porque los tiempos han cambiado y esta peli no deja de ser una interpretación del personaje, pero... es lo que te digo: que analizándola desde el punto de vista lógico, y, sobre todo, fílmico... la peli se me desmenuza entre las manos. Y ni empatía, ni pollas; todo pasa ante mis ojos y no me estremece, no hay sense of wonder.

En fin, que, como tú dices, veremos lo que pasa con la segunda de este "Lobezno con Capa". :P
Venga, un abraso!

Raül Calvo dijo...

A pesar de todo, es mejor que Star Trek: En la oscuridad, ahí sí que la lógica se la pasan por el forro.

Einer dijo...

Amén a todo. No me extenderé porque acabó de publicar un post casi con lo mismo pero pensamos igual. Y lo que dice Roswell de la muerte de Jonathan Kent (y del personaje) totalmente cierto. Qué cosa más ridícula.

Raül Calvo dijo...

Yo solo espero que lo arreglen en la secuela.

Alec Holland dijo...

Me sumo a lo dicho. Han querido hacer una película de Superman, acorde a los tiempos de destrucción de Transformers y allegados. Cuánta más destrucción veía, más aburrida se me hacía la película. Aparte, está llena de incongruencias, más allá que admitamos que una adaptación de cómic puede permitirse ciertas licencias.
Lo más estúpido, la muerte de Jonathan Kent, ya lo habéis comentado. ¿Por qué está siempre Lois Lane cerca de Superman cuando le necesita? ¿Por qué una y una vez nos sueltan pistas, (evidencias más bien) sobre el paralelismo entre Superman y Jesucristo? Tiene 33 en el momento de la peli, el momento iglesia, la madre del niño gordito que Clark salva de morir ahogado habla de algo divino, cuando se lanza a por Lois desde la nave como si estuviese en la cruz... Ya lo habíamos pillado, señores Snyder y Goyer. ¿Por qué Jor-El habla de un servidor para referirse a un complejo sistema informático que, en principio, nada tiene que ver con el nuestro? ¿Por qué tira Superman a Zod contra los edificios llenos de gente? ¿Por qué repiten tantas veces la idea que en Kriptón cada individuo viene con un ADN modificado de fábrica? Que sí, que también nos había quedado claro ¿Por qué el ejército más poderoso de la tierra piensa que si vienen alienígenas lo mejor es hacerles caso y entregarles a ese tipo que ni siquiera conocen antes que plantarles cara (aunque luego se lleven una buena paliza)? Esta es de las mejores: Lois Lane pasea de noche por el frío del polo (40 bajo cero se encargan de decirnos), como si hiciese un frío normalito. Si no nos hubiesen avisado, igual pasa, pero encima lo recalcan. Y, para acabar, que no quiero ponerme pesado, ¿por qué esa manía en el cine americano de salvar al perro aunque cueste un sacrificio humano?

En cuanto a lo que es la estructura dramática, la película está contada a trompicones. En el primer tramo, tras el prólogo, las cosas se suceden sin mucho sentido narrativo, después, con la llegada de Zod, todo se acelera y la película llega de pronto a un megaclímax infinito. Se suponía que Nolan estaba ahí para arreglar un poco el desaguisado, ¿no? Me lo pasé mucho mejor con Los Vengadores.

Raül Calvo dijo...

Bueno, Alec, lo que nos habíamos dejado en el tintero ya lo expones aquí perfectamente. Sin embargo, yo todavía tengo fe en que arreglen en la secuela los problemas de la primera.

Bisclavret dijo...

Ayer por fin pude ir al cine a ver esta película así que hoy por fin puedo leer este post. Superman nunca ha sido uno de mis heéroes favoritos, disfruto con sus peliculas porque es un superhéroe y quieras que no algo dará para disfrutar... pero yo soy más de spiderman. El fallo que le veo a superman es que es demasiado super. A mi juicio lo que define a un heroe es su debilidad. Spiderman no es spiderman porque le picase una araña radioactiva, spiderman es spiderman porque su tio murió por su culpa, batman no es batman porque sea trillonario como para serlo, batman es batman porque asesinaron a sus padres. Superman carece de tragedia por lo tanto su heroismo para mi siempre será menor. Digo esto porque estoy de acuerdo con la mayoria de lo que se explica en este post y con las opiniones de otros seguidores pero aún no así no creo que el enfoque de la pelicula sea inadecuado. No sé si consigue lo que pretende pero creo que marca la dirección correcta.
Me refiero especialmente al hecho de que, de entre todo lo que pretende la pelicula (dejando de lado el hecho de ganar dinerin), a través de los flashbacks creo ver la intención de explicar como se educa el corazón de un heroe y por extensión qué puede hacer la humanindad por alguien que es practicamente un dios. Soy consciente de que puede ser cogido por los pelos, pero superman siempre nos ha dejado como una raza pusilánime y eso me disgusta del personaje, en cierto modo insulta todo lo que somos... y toda esta peroratra debe ser entendida como una disculpa por el hecho de que yo pretendo defender la muerte de Jonathan Kent :) Puede ser estupida, improvisada, pero el momento en que un hombre salva al superhombre me parece un gran momento, especialmente por como Kevin costner sabe reflejarlo con su actuación, le salva porque superman aún no está listo para tomar la decisión de si debe o no ser un héroe.
En cuanto a los excesos de destrucción están ahi, como los excesos de azucar en mi comida, pero para crear en el publico la necesidad de un héoe primero hay que abocarlo al horror o la aparición del héroe no será épica. Pese a que es totalmente cierto que Superman debería haber sido en todo momento el escudo entre el peligro y la gente, o al menos frustrarse por no lograrlo. Si el grito que da al matar al general Zod lo diera al ver morir a toda la gente que muere, aunque eso supusiera dibujarle como incapacidad de salvarlos, superman habria seguido siendo superman. Aunque es cierto que los realizadores eligieron esta pornografia para dotar de espectacularidad a la película porque si hubiesen sido fieles al personaje en su espiritu la lucha habria sido en algun sitio con menos cosas que romper. Necesito ver la pelicula alguna vez mas para concluir si este espiritu se ha traicionado o no.
Un buen post, me hará ver la pelicula con más atención. Gracias

Raül Calvo dijo...

Bueno, Bisclavret, creo que perder a toda tu familia y prácticamente ser el último de tu especie es bastante trágico, creo yo ;) De todos modos, Superman fue el primer superhéroe y bebe de unos antecedentes (la mitología griega y cristiana) que son diferentes de los que le siguieron. De todos modos, yo creo que precisamente un héroe como Superman representa un auténtico desafío para un guionista, precisamente por ser tan súper. No es fácil hacerlo interesante, no muchos lo logran.

Mi problema con los flashbacks es que no avanzan nada en el conocimiento del personaje: repiten el mismo punto una y otra vez. Si repasas Los Inmortales, verás que tiene la misma estructura pero el proceso de convertirse en un héroe está bien resuelto además de avanzar también la historia principal. Pero en el Hombre de Acero, no. La muerte de Kent parece gratuita porque creo que es excesivo que se sacrifique estúpidamente solo para demostrar que la humanidad no está preparada para Superman. De hecho, lo que hace Kent es decir: eres un héroe y harás grandes cosas, pero no hagas nada. Un poco bipolar, creo yo. Por otro lado, el objetivo de Superman era ser un reflejo de nuestra propia fuerza, no ridiculizarnos. Y no es que me moleste la espectacularidad, pero da la sensación que están más interesados en mostrar la destrucción que en contar una historia. Y sin cierto apego emocional, lo espectacular pierde algo de brillo.

Yo también veré la película más veces, cuando salga en Blu-ray, porque tiene cosas que me gustaron.

De nada.

Publicar un comentario