14 abr. 2014

La saga Halloween

El mal sabor de boca dejado por los remakes de Rob Zombie y las dos últimas entregas de la serie original había afectado la manera en que consideraba la serie iniciada por la clásica La noche de Halloween (Halloween, John Carpenter, 1978), algo que quedaba reflejado en mi enfrentamiento Halloween versus Viernes 13. Recientemente he repasado la segunda y la tercera entrega por las ediciones en Blu-ray que ha editado Shout Factory, y aunque mis sentimientos no han cambiado y Viernes 13 es mi saga de este tipo favorita, veo un poco mejor las películas de la serie Halloween. Eso sí, no ha cambiado mi opinión de las dos últimas entregas y los remakes, que son casos de celuloide desperdiciado. El problema que tienen las películas de esta franquicia es que no tienen el impacto visual de los asesinatos oníricos de Freddy Krueger, ni la visceral diversión de las masacres de Jason Voorhees, así que dependen bastante de la habilidad de los directores en crear suspense y un guion que sea entretenido. Pero algunas se pueden salvar. Además, hace un par de semanas me pasé todo un domingo viendo todas las películas de la saga seguidas y no quería que fuera un desperdicio total.


¡Sanguinario! (Halloween II, Rick Rosenthal, 1981): El abrumador éxito de Halloween hizo que los productores quisieran una secuela. John Carpenter no estaba muy interesado en ello, pero se llegó a un acuerdo para que se le financiara La niebla (The Fog, 1980) y a cambio escribiría y produciría una secuela de Halloween junto a Debra Hill. No muy interesados en la secuela, el guion de Carpenter y Hill no es que sea nada del otro mundo e introdujeron una idea bastante estúpida que perjudicó las siguientes entregas de la saga: convertir a Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) en la hermana de Michael Myers. Se nota que es un concepto que surgió de la pura desesperación a la hora de encontrar un motivo por el que Michael Myers hace lo que hace, lo cual ya era un error porque lo que hacía a Michael Myers aterrador en la primera película es que no había un motivo tras sus acciones: es una fuerza de la naturaleza, pura maldad. Además, el film tampoco hace nada por desarrollar el personaje que interpreta Curtis, que se pasa la película lloriqueando, dormida o gritando. Dejando estos detalles de lado, el resto del film es bastante entretenido y la ambientación en el hospital es bastante efectiva.

El film es más sangriento y explícito que la primera entrega. Originalmente, esta secuela seguía el estilo del clásico de Carpenter, pero el estreno de Viernes 13 (Friday the 13th, Sean S. Cunningham, 1980) había cambiado completamente el panorama de las películas de terror debido a sus explícitos e imaginativos asesinatos. Carpenter ya había tenido que volver a rodar escenas de La niebla, ya que se había considerado en un inicio que era demasiado suave y no daba bastante miedo. El hecho de que existan tomas alternativas de los asesinatos pensadas para la versión televisiva y que Carpenter (en aquel momento rodando escenas adicionales para la versión televisiva de Halloween) rodara algunas escenas adicionales para Halloween II (como el asesinato de la joven al principio del film) ya que había eliminado aproximadamente quince minutos de la versión de Rosenthal de Halloween II, ha provocado largas discusiones y especulaciones respecto hasta que punto Carpenter alteró la secuela. En la edición de Shout Factory se incluye la versión televisiva de la película, que incluye las escenas eliminadas por Carpenter, así como el final original pensado por Rosenthal. La diferencia entre ambas no es muy grande, ya que Rosenthal se limitó a seguir el guion de Carpenter y Hill, así que las virtudes y los defectos de esta secuela provienen del guion.

Para mí es una película que funciona solo si la ves justo después de ver la de Carpenter, ya que por sí sola no es gran cosa. Pero es entretenida y tiene algunos buenos momentos.



Halloween III: El día de la bruja (Halloween III: Season of the Witch, Tommy Lee Wallace, 1982): La mejor película de la serie posiblemente porque es un film independiente que no tiene nada que ver con la historia de Michael Myers. Para Carpenter y Hill, la historia de Michael Myers había terminado y ya no se les ocurría nada más, así que idearon un interesante concepto: hacer una antología de películas que tratasen sobre Halloween y sus mitos, que a su vez podrían tener sus propias secuelas.

La película fracasó, obviamente. Podría haber funcionado si se hubiera hecho justo después de Halloween, pero hacerla tras Halloween II fue un error ya que en ese momento Michael Myers ya se había convertido en una estrella. Halloween III seguramente habría funcionado mejor si se hubiera estrenado simplemente con el título Season of the Witch, pero, claro, no habría tenido la difusión que tuvo ni se habría estrenado en tantas pantallas si no hubiera sido por el título Halloween III.

Originalmente escrito por Nigel Kneale, el guion fue rescrito primero por Carpenter y luego por Lee Wallace. Es una interesante historia de terror paranoide que arranca cuando el alcohólico doctor Challis (Tom Atkins) y Ellie Grimbridge (Stacey Nelkin) investigan la misteriosa muerte del padre de Ellie. A partir de aquí nos encontramos una historia de pueblo misterioso que resulta familiar pero está muy bien ejecutada. El resultado final es una película entretenida y muy lograda, un film de culto que empezó a ganar seguidores una vez superado el hecho de que Michael Myers no aparece en la película.



Halloween 4: El regreso de Michael Myers (Halloween 4: The Return of Michael Myers, Dwight H. Little, 1988): Una vez Moustapha Akkad recuperó los derechos sobre la franquicia, en posesión de la Universal que había estrenado las dos primeras secuelas, no perdió el tiempo en poner en marcha una película que hiciera que los fans pudieran disfrutar de nuevo con la maldad pura de Michael Myers.

La película funcionó fantásticamente en taquilla en su momento y es de las entregas más apreciadas por los fans. Y no es de extrañar porque de todas las secuelas de la serie con Michael Myers esta es la mejor. Little y el guionista Alan B. McElroy idearon una historia que de forma efectiva trae de vuelta al personaje creado por John Carpenter. La película incluye dos detalles que me gustaron mucho (tres, si contamos al gran Donald Pleasence): la parte en que Myers asedia la casa del sheriff Ben Meeker (Beau Starr) para matar a su joven sobrina Jamie (Danielle Harris) y la manera en que representa una Haddonfield aterrada por el regreso de Myers. Sin olvidar un final que me pareció simplemente genial y hace que el film termine soberbiamente.

Todo ello hace que Halloween 4 resulte en una película muy disfrutable. Si hubieran sido capaces de mantener este nivel de calidad "secuelera", esta podría haber sido una gran saga dentro del slasher.



Halloween 5: La venganza de Michael Myers (Halloween 5: The Revenge of Michael Myers, Dominique Othenin-Girard, 1989): El éxito de la cuarta entrega hizo que Moustapha Akkad se pusiera inmediatamente a preparar la quinta entrega. Esta vez, sin embargo, se introducirían elementos que no se explicarían y se resolverían en una hipotética sexta entrega.

La película visualmente está muy conseguida. Y todo lo que tiene que ver con el doctor Loomis (Donald Pleasence) y la joven Jamie (Danielle Harris) resulta interesante, así como los veinte minutos finales están muy logrados. Pero la necesidad de introducir personajes adolescentes para ser asesinados por Michael Myers lastra la película, que resulta algo tópica cada vez que la película se centra en estos innecesarios personajes, sobretodo después de eliminar al personaje más logrado al poco de empezar la película.

Es un film entretenido pero no es tan redondo como la cuarta entrega. En términos de calidad se acerca más a la segunda entrega. Si se hubieran esforzado en crear personajes un poco más interesantes podría haber sido un film mejor.



Halloween: La maldición de Michael Myers (Halloween: The Curse of Michael Myers, Joe Chapell, 1995): Los derechos de la serie Halloween fueron comprados por los Weinstein, y ya sabéis lo que eso significa para cualquier serie de películas de terror: muerte por malas secuelas.

En un principio todo iba bien. Daniel Farrands había escrito un guion pensado para los fans, que reunía elementos de todas las películas anteriores. Joe Chapelle, el director escogido, era bastante habilidoso creando escenas de suspense. Moustapha Akkad y Paul Freeman habían trabajado duro para mantener la esencia de Michael Myers pura. Pero los Weinstein vieron el resultado final y decidieron que se eliminaran la mayoría de las escenas protagonizadas por Donald Pleasence como doctor Loomis ya que juzgaron que no interesarían a los espectadores (a pesar de que Loomis era la gran némesis de Myers desde el primer film) y que se volviera a rodar toda la parte final.

El resultado del toque Weinstein: la película fue un fracaso. Pero con el tiempo se ha convertido en un film de culto gracias a la versión pirata que empezó a circular al poco de estrenarse el film, el llamado "montaje del productor". Recientemente se organizó una proyección de esta versión, la versión original de la película, en 35 mm, lo cual ha dado esperanzas de que se edite en DVD/Blu-ray, ya que hasta ahora las únicas versiones "disponibles" por Internet procedían de copias de VHS de pésima calidad.

A pesar de todo, mentiría si dijera que no me parece un film entretenido. La manera que tienen de manejar el personaje de Jamie y el culto Thorn es bastante estúpida y no tiene sentido (y esto no es culpa de los Weinstein) pero dejando eso de lado, el resto es bastante aceptable, típico material slasher. Las peores películas estaban por estrenarse. Halloween H20: 20 años después (Halloween H20: 20 Years Later, Steve Miner, 1998) es un film mediocre y aburrido sin una gota de originalidad que sirve a modo de reboot ya que continúa la historia a partir de la segunda entrega e ignora las partes 4, 5 y 6. Halloween: Resurrección (Halloween: Resurrection, Rick Rosenthal, 2002) es aún más aburrida, mediocre y poco original que H20. El futuro de la saga es algo incierto, aunque se prepara un fan-film que ignora la etapa Weinstein de la franquicia, oficialmente no hay nada seguro.


5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

De esta saga me quedo con la primera, con Halloween H20 y con el remake de Rob Zombie, que creo que está mucho mejor de lo que dicen. La secuela sí que me pareció insalvable.

Raúl Calvo dijo...

Ya recuerdo que te gustaba el remake de Zombie a pesar de que convierte a Michael Myers en un psicópata del montón, elimina todo lo que hacía efectivo el primer film y hace que Michael tenga un musculoso cuerpo de más de dos metros de altura tras pasarse la vida en un manicomio que atraviesa paredes mientras aseguraba el director que buscaba hacer un film realista. Pero lo de H20 me ha dejado realmente descolocado, a mí ni me ha parecido lo bastante mala como para molestarme en comentarla, eso después de pensar que había sido muy duro con ella y volverla a ver. En fin, sobre gustos...

MANUEL ISIDRO SALMERON ALCALA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bisclavret dijo...

Antes que nada agradecer por este post. Yo creo que Halloween ya es una gran saga dentro del slasher y se merecía un post como este.
En reciprocidad debo admitir alguna de las virtudes que tiene Viernes 13 frente a Halloween. Viernes 13 nunca ha dudado del tipo de saga que es ni del tipo de peliculas que ofrece, Viernes 13, dentro de su efectiva sencillez, siempre ha sabido que es mientras que algunas de las que cosas que te disgustan de Halloween son fruto de no haber acertado a la hora de buscarse a sí misma. Me refiero a la temática druídica o el hecho de que Myers tenga un "casus belli" como el de ir tras su hermana. A mi personalmente esto no me disgusta, que el asesino y la víctima tengan una relación íntima creo que le da a la saga un elemento diferenciador que propicia buenos momentos como cuando Myers derrama una lágrima en la 5 parte o como cuando Laurie le acaricia los dedos en H20.
Estoy de acuerdo en muchas cosas que has escrito. Creo que Rob zombie acertó al centrarse en el personaje de Myers como protagonista pero falló al desproveerlo de su sobrenaturalidad. Creo que la 4 es una de las mejores y que H20 podria ser la peor, salio a rebufo de la saga Scream y creo que se nota en el planteamiento mucho mas light e incluso en el uso de la música.
También me ha gustado la comparación con la forma de asesinar de otros como Jason o Krueguer, Krueguer tiene su onirismo, Jason su visceralidad y creo que Myers necesita la dosificación de la amenaza, el desasosiego para funcionar, pero este es un punto que es más dificil de pillar para un director que no tengta verdadero interés.
Creo que Michael Myers es un personaje más dificil de manejar. A mi me parece que es un personaje que funciona muy bien visto a traves de terceros, los mejores momentos de la saga son cuando Loomis intenta describir lo que es Myers o incluso cuando habla a Myers. En mi opinión es un asesino que funcionaría muy bien en formato falso documental, y digo falso documental, no found footage (El proyecto de la bruja de Blair , ni cámara en vivo, (Rec).
Asi que agradecer de nuevo por este post y no te sientas culpable, si es que el chico se hace querer.
Por cierto en H20 le cortan la cabeza al conductor de la ambulancia no a él así que Myers sigue imbatido en cuanto a muertes.:)

Raúl Calvo dijo...

Bisclavret, es cierto que en la 2 lo de que Laurie sea su hermana es muy poco lógico (al fin y al cabo, las familias vivían a unas pocas calles de distancia y nadie lo sabía?) pero en la 4 y en la 5 da grandes momentos, aunque de la 4 creo que el mejor momento es Jamie al final, realmente impactante. Lo de la trama druídica no es que no me gustara, sino que no me acabó de convencer cómo la habían manejado en la 6. Recuerda que el Halloween del 2015 se podrá ver un fan film de forma gratuita que continua a partir de la serie original.

Publicar un comentario