23 oct. 2014

El Halloween maldito

La posibilidad de ver en alta definición el montaje del productor de Halloween: La maldición de Michael Myers (Halloween: The Curse of Michael Myers, Joe Chappelle, 1995), conocido también como Halloween 6: The Curse of Michael Myers y que empezó producción como Halloween 666: The Origin of Michael Myers, era uno de los grandes incentivos para hacerse con la edición deluxe limitada en Blu-ray (zona A cerrada) de la saga Halloween, un monumental esfuerzo conjunto de Anchor Bay y Shout! Factory. ¿Valió la pena la espera? Ya lo creo que sí.

El origen de lo que sería una conflictiva producción lo encontramos en Halloween 5: La venganza de Michael Myers (Halloween 5: The Revenge of Michael Myers, Dominique Othenin-Girard, 1989) y la demanda por parte del productor Moustapha Akkad al director y los guionistas de incluir algún detalle, misterio, lo que fuera que sirviera de incentivo para ver la sexta entrega. De este modo nace el misterioso hombre de negro que libera Michael Myers en la quinta entrega y cuyo origen se debería responder en la sexta entrega, además de que se debería responder también sobre el origen del extraño símbolo que aparece en la muñeca de Michael Myers. Este sería el primer error de Akkad.

Originalmente se pensó que la sexta entrega se produciría al año siguiente, pero Akkad perdió los derechos y para recuperarlos cometió su segundo error: aliarse con los Weinstein. Estos ya muy pronto introdujeron su primera demanda: eliminar el 6 del título, ya habían pasado seis años desde la última entrega en lugar del único año que en un principio se pensó que se tardaría.

Al principio todo pareció ir bien. Se contaba con un sólido e interesante guion de Daniel Farrands (cuyo comentario en el Blu-ray resulta muy interesante y cargado de información sobre lo que pudo haber sido y no fue), un buen reparto contento con el guion, comandados por un director que tenía un buen ojo visual. Los problemas empezaron en la posproducción, cuando tras un pase que no fue muy bien, los Weinstein deciden filmar toda una nueva sección de la película, asesinatos con más sangre y, básicamente, convertirlo en un típico slasher noventero-basura-MTV como los que sufrimos a lo largo de la década de los 90 los aficionados al género. Esto, además, se hizo a espaldas de los productores Paul Freeman y los Akkad (Moustapha y su hijo Malek), los cuales habían estado trabajando en la saga Halloween desde el principio (Moustapha produjo el clásico de John Carpenter y Freeman empezó a trabajar en la saga a partir de la cuarta entrega).

El resultado fue un fracaso de taquilla, unos actores y equipo descontentos con el resultado final y que los Weinstein consideraran originalmente que la 7 entrega fuera al mercado del directo-a-DVD. Pero los conflictos en la producción hicieron que naciera la leyenda del montaje del productor (de Paul Freeman, concretamente), distribuido en vídeos pirata de borrosa calidad, que finalmente ha visto la luz de forma bastante gloriosa.

Se ha de tener en cuenta que esta no es la versión perfecta de esta sexta entrega. La razón de que los Weinstein decidieran rehacer toda la sección final, es que el clímax no acababa de funcionar y el final no es el mejor que podrían haber concebido después de que decidieran cambiar el final originalmente concebido por Farrands y que incluía a una crecida Jamie Lloyd (la historia de cómo se decidió cambiar el destino del personaje y la actriz merece un artículo aparte). Sin embargo, no queda duda de que es un film superior a la versión estrenada en cines originalmente.

El principal problema de la película es que cargaba con el lastre de responder a una serie de preguntas lanzadas en la menos vista y menos interesante película de toda la franquicia. A Farrands se le ocurrió la idea del culto Thorn, introduciendo un toque de ocultismo en la franquicia. Este concepto sería bastante polémico entre los fans de la serie. Personalmente a mí no me parece mal, ya que la idea de convertir a Laurie Strode en la hermana de Michael Myers me parece mucho más estúpida. Yo creo que todo el aspecto del culto, en particular en la parte final eliminada por los Weinstein, le da al film un toque a lo peli de la Hammer que me hace bastante gracia. Además de que me gustan los cuentos de Arthur Machen, H. P. Lovecraft y demás, llenos de cultos con malas intenciones.

Pero lo que más destaca es que el montaje del productor parece más un film de la saga Halloween que la versión estrenada en cines. Los asesinatos de la versión cinematográfica son bastante gore y exagerados, más propios de la saga Viernes 13, de la cual soy muy fan y que ya sabéis es mi favorita por encima de la saga Halloween, Pesadilla en Elm Street o cualquier otra. Pero lo que aplaudiría en un film de Viernes 13, en uno de Halloween está fuera de sitio. El montaje del productor sigue la línea de las anteriores película, incidiendo más en Myers acechando a la víctima que en asesinato en sí. Por eso, aunque se pone de forma bastante prominente que este montaje es sin censurar, lo cierto es que podría haber obtenido una R (para mayores de 18 años) sin ningún problema ni necesidad de cortar nada.

Esta versión, además, deja respirar a los personajes y se elimina el montaje frenético y los flashes videocliperos. Tiene un aire más a lo suspense de la vieja escuela, lo cual creo que encaja bastante bien con la idea del culto. Y, por supuesto, es un estilo que encaja mejor con las películas anteriores. De nuevo, esta versión realmente parece una película de la saga Halloween.

La versión cinematográfica no carece de méritos en lo que se refiere al simple entretenimiento. Mi opción es ver la cinematográfica cuando quiera simplemente pasar el rato, pero reservar el montaje del productor para verla junto a las anteriores secuelas, ya que es la auténtica continuación de la historia iniciada en las partes cuarta y quinta. De hecho es lo que hice en esta ocasión, reservando para ver en último lugar el clásico de Carpenter restaurado correctamente, la versión cinematográfica de la 2, las partes 4 y 5 y el montaje del productor de la 6 como gran fin de fiesta después de haberme pasado las últimas semanas viendo películas de Halloween sin parar.


3 comentarios:

Raúl Cifuentes dijo...

Yo la vi en el cine de estreno (con eso te lo digo todo). Lo único que me consuela es que por lo menos hay una secuela peor. Muy flojita...

Raúl Calvo dijo...

Pues el montaje del productor te puede gustar bastante entonces, si la versión estrenada en cines te pareció flojita.

Raúl Cifuentes dijo...

Buscaré esta versión, si... la verdad es que me ha picado la curiosidad!!!

Publicar un comentario