16 oct. 2014

Xtro

He de admitir que la primera vez que vi Xtro (Harry Bromley Davenport, 1982) no la acabé de entender. La alquilé en el videoclub hacia los primeros años 90, esperando encontrar otra película a lo Aliens (1986) de James Cameron y lo que me encontré fue una rara mezcla de ciencia ficción, terror y Maryam d'Abo sans vêtemens.

El pequeño Tony (Simon Nash) y su padre Sam (Philip Sayer) juegan tranquilamente en el jardín de su casa en el campo. De repente, una extraña luz aparece en el cielo y Sam desaparece. Cinco años más tarde, Rachel (Bernice Stegers), la madre de Tony, ha asumido que su marido la abandonó e ignora las historias de su hijo sobre luces en el cielo. Rachel ha rehecho su vida junto a Joe (Danny Brainin), que intenta ser el padrastro de Tony. Con ellos también vive la joven francesa Analise (Maryam d'Abo), que trabaja como niñera de Tony. Una noche, Sam regresa con la intención de recuperar a su familia, aunque ahora Sam ya no es humano y no tiene problemas en deshacerse de todo aquel que se ponga en su camino de la forma más grotesca posible.

Xtro se estrenó originalmente en cines como una especie de respuesta de bajo presupuesto y muy sangrienta al entrañable alienígena de E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial, Steven Spielberg, 1982). La historia en sí es bastante simple, pero está adornada con surrealistas escenas y barrocos asesinatos, propiciados por los poderes que posee Sam y que decide transmitir a su hijo, el cual los utiliza primero para dotar de vida a sus juguetes y luego para matar a todos aquellos que su padre deja vivos.

Pero el film destaca también por los efectos usados para dar vida a las distintas encarnaciones de Sam como criatura extraterrestre, como la escena en la que Sam "nace" de una pobre infortunada mujer cuando regresa a la Tierra.

Estos sangrientos efectos, más las escenas surrealistas con enanos asesinos, geypermans gigantes, la psicotrónica escena final y la inolvidable presencia de D'Abo, convirtieron este film en una película de culto, especialmente gracias al boom del vídeo. Así, el film ha ido ganando una merecida reputación, ya que te guste o no, es difícil de olvidar. Eso sin mencionar que su planteamiento la aleja de las típicas series B que se producían entonces.

No sucede lo mismo con las prescindibles secuelas que Davenport dirigió en los 90: Xtro 2: El segundo encuentro (Xtro II: The Second Encounter, 1990) y Xtro 3: La venganza (Xtro 3: Watch the Skies, 1995). Estas secuelas son completamente independientes entre sí y no guardan ninguna relación con la primera Xtro. Xtro 2 es una aburrida copia barata de Aliens que tiene lugar en una instalación subterránea donde se experimenta con viajes interdimensionales, lo que provoca la aparición de una criatura que mata a la gente y un equipo se enfrenta a ella y bla, bla, bla. Xtro 3, en cambio, es una copia barata de Depredador (Predator, John McTiernan, 1987) sin ningún interés.

Recomiendo Xtro a todos aquellos que quieran ver una película de extraterrestre asesino algo diferente, las secuelas son prescindibles y nada recomendables.


5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

La vi hace años y me gustó bastante. Lo curioso del caso es que la película la descubrí gracias a un gif que había rulando por internet; concretamente este:
http://images.t-nation.com/forum_images/f/d/fdfdb_ORIG-Creepy_Xtro.gif

Me dio tan mal rollo que tuve que ponerme a las prisas a averiguar de qué película se trataba!

Raúl Calvo dijo...

Los caminos que llevan a Xtro son misteriosos! La verdad es que es una peli que ha mejorado con el tiempo.

Burning Boy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Burning Boy dijo...

Hola! A mi, en su día, me gusto bastante, aunque deja un poco de mal regusto...
Lo extraño es que años después la volví a ver y creo que el final era muy distinto... habrá copias con finales alternativos?

Raúl Calvo dijo...

Hola. Hubo cierta discusión entre el productor americano y el director británico sobre el final. El productor quería un final distinto al planeado originalmente por el director, pero finalmente se estrenó con un final consensuado entre los dos, así que, que se sepa, solo hay una versión de la película. Aunque a mí me ha pasado también que después de mucho tiempo sin ver una película a veces cambia el recuerdo de la misma y me sorprendo al volverla a ver y descubrir que es diferente a como la recordaba.

Publicar un comentario