19 ene. 2016

The Voices

 
Marjane Satrapi es una reconocida autora de novelas gráficas que el 2007 debutó como directora de cine, adaptando Persépolis, su obra más famosa, siguiendo luego con otra adaptación de uno de sus cómics: Pollo con ciruelas (Poulet aux prunes, 2011). The Voices (2014), su última película, sin embargo, no se trata de ninguna adaptación, sino de una interesante comedia negra sobre un psicópata que intenta no seguir sus impulsos.

Jerry (Ryan Reynolds) es un tranquilo y agradable hombre que intenta mantener siempre una actitud positiva y optimista. Con esa misma actitud intenta seducir a una compañera de trabajo: la atractiva Fiona (Gemma Aterton). Jerry se siente tan atraído por Fiona que no se da cuenta de que otra trabajadora de la empresa, Lisa (Anna Kendrick), se siente muy atraída por él. Lo que ninguna de las dos sabe es que Jerry tiene serios problemas: el señor Bigotes, su gato, le anima constantemente a seguir sus impulsos y matar a todas las mujeres que se le pongan por delante, mientras que Bosco, su perro, intenta convencerlo de que es una buena persona y que no debe matar. Y parece que Bosco está perdiendo la discusión.

Ryan Reynolds, que también interpreta todas las voces de los animales con los que habla Jerry, realiza una estupenda interpretación que logra que el espectador se ponga de parte de su asesino personaje. Se nos cuentan las motivaciones de Jerry de manera muy efectiva, como la escena en la que decide tomar de nuevo la medicación y vemos el aspecto que realmente tiene su casa y la soledad que lo ahoga, de modo que entendemos perfectamente por qué actúa de la manera que lo hace. La simpatía que genera el personaje hace que The Voices acabe teniendo un regusto agridulce sin dejar de ser en ningún momento una estupenda comedia negra sobre un asesino en serie.

El resto del reparto también sobresale, especialmente Gemma Aterton cuando es convertida en una cabeza parlante. Anna Kendrick borda el papel de la chica tímida enamorada de Jerry.

Satrapi mantiene un excelente tono a lo largo del film, combinando de forma efectiva la comedia con los momentos más oscuros. Visualmente la película también me gustó mucho, especialmente por la manera en que nos diferencia el mundo de Jerry del mundo real.

Si os gusta el humor negro y os habéis preguntado cómo seria Henry, retrato de un asesino (Henry: Portrait of a Serial Killer, John McNaughton, 1986) si Henry os cayera simpático, os recomiendo esta película.


2 comentarios:

Patricia dijo...

Me gustaría mucho verla. Tomo nota!

Raúl Calvo dijo...

La puedes encontrar fácilmente en plataformas VOD y también está editada en Blu-ray. Espero que la disfrutes.

Publicar un comentario