26 ene. 2016

Cuentos de Halloween (Tales of Halloween)


Este artículo llega un poco tarde, pero más vale tarde que nunca. Cuentos de Halloween (Tales of Halloween, 2015) reúne once directores para un título que es una nueva muestra del buen momento que vive el cine antológico.

El gimmick de la película consiste en situar las diez historias que cuenta en la noche de Halloween que pasa una típica ciudad americana, aunque sin estar conectadas al estilo Truco o trato (Trick 'r Treat, Michael Dougherty, 2008). Como hilo conductor tenemos a la fantástica Adrienne Barbeau haciendo de locutora, un claro homenaje al personaje que interpretó en la clásica La niebla (The Fog, John Carpenter, 1980).

Concentrar 10 historias en 92 minutos de película significa que las historias son breves y directas, buscando el impacto al estilo de los cómics EC. Lo que significa también que dependen mucho de la ejecución para que funcionen, ya que de otro modo resultan no solo predecibles (todas las historias lo son, su fuerza no radica ahí), sino que no logran impactar o divertir al espectador. Todas ellas, además, juegan mezclando el terror y la comedia en un estilo que, de nuevo, recuerda mucho al de los cómics EC y a la clásica Creepshow (George A. Romero, 1982).

Por fortuna, son pocas las historias que no funcionan. Los directores que participan son: Darren Lynn Bousman, Axelle Carolyn, Adam Gierasch, Andrew Kasch y John Skipp, Neil Marshall, Lucky McKee, Mike Mendez, Dave Parker, Ryan Schifrin y Paul Solet. De entre todos ellos, únicamente el segmento de Bousman y el que dirigen juntos Kasch y Skipp no me hicieron gracia, ni me impactaron, ni nada, ya que trataban un tipo de historia que otros ya han tratado mejor antes sin aportar nada nuevo. De modo que resultan simplemente predecibles y aburridas, ya que además tampoco funciona la comedia en ellos. En cambio, el segmento de McKee, por ejemplo, destaca por la forma en que presenta su historia más que por la historia en sí. Otro ejemplo sería el segmento de Paul Solet, que me gustó por la manera en que mezcla terror y spaghetti western. O el segmento de Mike Mendez que me gustó por el homenaje que hace a mi querido slasher.

La película resulta lo suficientemente variada y divertida como para que paséis un buen rato, ya que los momentos flojos se pasan bastante rápido y los momentos fuertes abundan más y resultan bastante entretenidos.


2 comentarios:

isra dijo...

Me gustaron 3 historias, la del enano cabrón que se disfraza de niño y la lía parda, la completa ida de olla antológica del extraterrestre y la mejor de todas, esa en la que piensas que son unos niños psicópatas los que llaman a la puerta...hasta que descubres lo que guardan en el sótano. Bueno vale, también la del principio.

Como dices, en conjunto compensa.

Raúl Calvo dijo...

La del extraterrestre me gustó también mucho por la animación en stop motion, que le añade diversión.

Publicar un comentario