8 nov. 2016

Mi nombre es Legión: El montaje del director de El Exorcista III

Scream Factory editó en octubre, para alegría de muchos fans, una edición de dos discos en Blu-ray de El exorcista III (The Exorcist III, William Peter Blatty, 1990). Una edición que incluye algo que muchos llevábamos esperando durante mucho tiempo: el montaje del director. Titulada Legion, ahora es posible disfrutar de la visión original de Blatty, que ofrece una experiencia distinta a la que disfrutamos en El exorcista III.

Como todas las secuelas del clásico de William Friedkin El exorcista (The Exorcist, 1973), El exorcista III tuvo una complicada gestación. Tras la debacle que fue la involuntariamente hilarante El exorcista II: El hereje (The Exorcist II: The Heretic, John Boorman, 1977), la franquicia estaba más que muerta. Sin embargo, Blatty deseaba crear una continuación que fuera más digna y eliminara el mal sabor de boca de la locura que dirigió Boorman. Así, en 1983, Blatty publicó Legión, una excelente novela que tenía algunas conexiones con su novela El exorcista pero que contaba su propia historia.

Tardó bastante Blatty en poder llevar la novela al cine, de nuevo, debido al fracaso de El exorcista II. Finalmente se puso en marcha el proyecto, con varios títulos: El exorcista 15 años después, El exorcista 1990, etc. Blatty decidió hacer lo obvio, titularla igual que la novela en que se basaba: Legion. La ventaja de este título es que hacía entender que era una historia independiente, sin introducir falsas concepciones en el espectador. Por supuesto, el estudio que la financiaba, Morgan Creek, insistió por razones comerciales que se titulara El exorcista III. Este cambio de título trajo consigo que no funcionara en taquilla y que ahora tengamos dos versiones distintas de una misma película.

Blatty hizo algo bastante radical para la época en lo que se refiere a continuaciones. Utilizando algunos de los personajes que aparecían en El exorcista, principalmente el teniente Kinderman, ofrecía algo completamente diferente. Una película (y una novela) que mezclaba el terror con una historia de misterio. En Legion no hay exorcismos ni curas enfrentándose a Satán, esta es la mayor diferencia entre ambas versiones. La otra, es que en Legion Brad Dourif interpreta el papel del padre Karras, ya que en un principio Jason Miller no estaba disponible.

Al cambiar el título de Legion a El exorcista III, el estudio exigió que hubiera un exorcismo porque eso es lo que el público esperaba. De modo que Blatty, que tenía "montaje final" por contrato, se vio obligado a rodar las escenas con Nicol Williamson como el padre Morning y añadir un aparatoso exorcismo al final de la película. Por eso, en una película que incide en crear una atmósfera inquietante, un terror sutil, de repente estalla una batalla épica que parece algo fuera de sitio.

El problema con este final es el mismo que han tenido todas las secuelas y películas con posesiones/exorcismos. La película de Friedkin es, dentro de lo que cabe, bastante "realista" en lo que se refiere a la presentación de una posesión diabólica. Para intentar superar el primer Exorcista, el resto de películas presentaba posesiones cada vez más y más aparatosas y pasadas de vueltas, entrando directamente en el terreno de la fantasía absurda.

A pesar de todo, El exorcista III es, sin duda, la mejor secuela (la única verdadera para muchos) que se ha hecho del clásico de Friedkin y, por si sola, una de las películas más inquietantes que se han hecho dentro del género. Ahora, tenemos la fortuna de poder disfrutar de dos versiones distintas de esta gran película, ambas igualmente válidas ya que los añadidos fueron escritos y dirigidos por el propio Blatty.

Como ya he mencionado, la principal diferencia entre Legion y El exorcista III es que en la primera no hay exorcismo, de modo que se nota más que es una historia que funciona perfectamente de modo independiente. El final de Legion, además, es bastante más contundente y brutal que los fuegos artificiales de El exorcista III.

Actualmente disponible solo en zona A, a todos aquellos que puedan les recomiendo que se hagan con esta edición de Scream Factory. Para todos aquellos fans de El exorcista III, es todo un privilegio contar con dos fantásticas versiones de este clásico de culto.


0 comentarios:

Publicar un comentario