28 nov. 2016

Sombra sangrienta (Solamente nero)

 
Sombra sangrienta (Solamente nero, Antonio Bido, 1978) es un film interesante, y efectivo, que fue producido en la época tardía del giallo, cuando estaba en transición hacia el film de terror/suspense más "convencional". Es decir, sin las florituras y la narrativa visual que hicieron el giallo memorable durante los 70.

Stefano D'Archangelo (Lino Capolicchio) va a visitar a su hermano Paolo (Craig Hill), el cual es el cura del pueblo, situado en una pequeña isla cerca de Venecia. Todo parece ir bien, Stefano incluso ha iniciado una posible relación con la atractiva Sandra Sellani (Stefania Casini). Pero la tranquilidad no dura mucho, una noche Paolo es testigo de un asesinato cerca de su iglesia. Además, el asesino empieza a enviarle notas amenazándolo de muerte. Stefano empieza así una carrera contrareloj para averiguar quién es el asesino antes de que mate a su hermano, mientras los cadáveres se van acumulando sin que la policía pueda hacer nada.

Solamente nero todavía contiene algunos de los detalles visuales que caracterizan el giallo. Más importante, conserva los temas que el género explotó a lo largo de la década en que estuvo activo. Tenemos el testigo del crimen perseguido por el asesino, al estilo de El pájaro de las plumas de cristal (L'uccello dalle piume di cristallo, Dario Argento, 1970), los asesinatos violentos y elaborados, así como una trama adecuadamente complicada y retorcida. Sin embargo, el film no se ambienta en la Venecia para turistas y se aleja de los ambientes cargados de glamour habituales en el género, para ofrecernos un giallo más rural, al estilo de Angustia de silencio (Non si sevizia un paperino, Lucio Fulci, 1972). Por supuesto, el pueblo en el que se ambienta Solamente nero está lleno de secretos y tiene el obligatorio misterioso asesinato sin resolver del pasado que afecta a los crímenes del presente.

Esta confluencia de elementos son los que otorgan interés a la película, cuya enrevesada trama mantiene al espectador en suspense. Antonio Bido, que solamente dirigió dos gialli en su corta carrera, siendo el otro Il gatto dagli occhi di giada aka Watch Me When I Kill (1977), crea efectivas secuencias de suspense, brillando especialmente en los crueles y violentos asesinatos, a las que hay que sumar una fantástica banda sonora de Stelvio Cipriani.

No tan popular como otros títulos del género, Sombra sangrienta es, a pesar de todo, un entretenido giallo que seguramente resultará interesante a los aficionados al género. Recomiendo ver la película con el doblaje italiano, ya que los otros, como el inglés, no son muy buenos.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada