28 feb. 2011

Red Riding

Red Riding es una épica historia de corrupción y asesinatos contada a través de tres brillantes películas que por fin se ha editado en DVD en España.

Esta trilogía tiene su origen en el cuarteto de novelas que escribió David Peace bajo el título genérico de Red Riding (riding es el nombre que se le da a las divisiones administrativas de la región de Yorkshire, zona en la que creció Peace) formado por: 1974, 1977, 1980 y 1983. Las novelas de Peace (de las cuales la editorial Alba ha publicado 1974 y 1977 y tiene intención de publicar las dos siguientes) recuerdan a James Ellroy, por su estilo de staccato en el cual cada frase es como una bofetada, estilo que en Peace se convierte prácticamente en prosa poética; y por la manera en que Peace mezcla realidad y ficción de manera que se hacen indistinguibles la una de la otra. En Red Riding se usa como telón de fondo el caso del Destripador de Yorkshire para contar una historia de corrupción policial y de sádicos asesinos.

Tony Grisoni adapta y simplifica la compleja historia de Peace de manera que se mantiene fiel a los temas y la trama principal, aunque para ello se haya de eliminar algún personaje. Pero Grisoni consigue mantener la fuerza y el poder de las novelas de Peace, hecho que se hace más evidente si se comete la locura de ver las tres películas seguidas en una sola sesión.

1974 (Red Riding: In the Year of Our Lord 1974): Dirigida por Julian Jarrold, está protagonizada por Andrew Garfield en el papel de Eddie Dunford, un joven y ambicioso periodista de sucesos que empezará a investigar el asesinato de la niña Clare Kemplay, lo que le llevará a descubrir toda una trama que se irá complicando por momentos.

Jarrold adopta el estilo del cine de los 70, como usar música sólo en algún momento clave cuando no la proporciona el entorno, y usa unos encuadres que atrapan a los protagonistas, aumentando la atmósfera opresiva que reina durante la película. Jarrold triunfa a la hora de hacer que un personaje al principio antipático como Dunford se acabe ganando nuestra simpatía a causa de la ordalía por la que pasa y la manera en que intenta redimirse a través de su relación con Paula Garland (Rebecca Hall), la madre de una de las niñas desaparecidas.

1980 (Red Riding: In the Year of Our Lord 1980): Dirigida por James Marsh, está protagonizada por Paddy Considine como Peter Hunter, un policía al cual encargan ponerse al frente de una unidad que investigará los asesinatos del Destripador de Yorkshire en los cuales la policía de Yorkshire no ha conseguido aclarar nada en los años que llevan apareciendo cadáveres de mujeres. Esta misión será la tapadera bajo la cual Hunter se dedicará a investigar a los agentes que hasta ahora llevaban el caso.

Tras los colores apagados de 1974, aquí resaltan los colores brillantes en contraste con lo oscuro de la trama. Esta parte centrada en los asesinatos reales del Destripador de Yorkshire es la que contiene mayores elementos reales integrados en su trama ficticia. De nuevo, tenemos un protagonista que perseguido por sus propios demonios se obsesionará en resolver una serie de crímenes para ganarse la redención.

1983 (Red Riding: In the Year of Our Lord 1983): Anand Tucker dirige la conclusión de esta trilogía en la cual se cierran los cabos sueltos de las anteriores entregas. El protagonismo se divide en esta ocasión entre David Morrissey como Maurice Jobson, un personaje secundario en las anteriores, y Mark Addy como el abogado John Piggot. También será importante otro personaje secundario en las anteriores: BJ, encarnado por Robert Sheehan.

Menos oscura que las anteriores entregas, la historia arranca cuando se descubre que la desaparición de la pequeña Hazel Atkins guarda cierta relación con el asesinato de la pequeña Clare Kemplay en 1974. Maurice Jobson fue entonces el encargado del caso y el peso de los remordimientos hace que se enfrente al departamento de policía para resolver la nueva desaparición y aclarar los hechos acaecidos en el 74. El abogado John Piggot, por otro lado, también empezará a investigar cuando se encargue de la apelación de Michael Myshkin, en la cárcel por el asesinato de Clare Kemplay.

Red Riding es cine negro y criminal en estado puro. Sus protagonistas intentan sobrevivir en un mundo de corrupción mientras intentan hallar la verdad. Los personajes principales de cada entrega tienen en común la muerte de un familiar que les lleva a replantearse su presente en base a su pasado, lo que les lleva a iniciar un largo camino redentor.

Eddie Dunford vuelve a Yorkshire para trabajar en el periódico coincidiendo con el funeral de su padre. La relación entre su padre y él no fue de las mejores, Dunford muestra su rebeldía llevando ropa no tejida por su padre que era sastre. Peter Hunter se apartó de una investigación cuando su mujer perdió el hijo que esperaban en un aborto, ahora vuelve deseando llenar el sentimiento de pérdida buscando el éxito en su misión actual, llevado también por el estricto código de honor bajo el que vive, que le provoca remordimientos cuando él mismo lo transgrede. El abogado Piggot lo conocemos cuando trae las cenizas de su madre a casa, e intenta enmendar los pecados cometidos por su padre, que también era abogado, en el pasado. Jobson simplemente es un policía que finalmente ya no puede aguantar más los remordimientos de sus acciones pasadas e intenta enmendarse.

Todos ellos se verán implicados en una historia de monstruosa corrupción y de brutales asesinatos. Cada entrega explica una parte de una trama mayor, aunque en un principio cada película podría verse de forma independiente, las referencias que se hacen entre ellas hace que sea recomendable ver las tres para poder apreciarlas realmente. La recomiendo a todo el mundo, especialmente si os gustó el cuarteto de Los Ángeles de James Ellroy (La Dalia Negra, El Gran Desierto, L.A. Confidencial y Jazz Blanco) y sus correspondientes adaptaciones cinematográficas.

2 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Pues oye, todo esto tiene una pinta cojonuda. No habia oido hablar de esta trilogía, y el planteamiento que tiene me parece muy original.
¿Dices que está basada en una serie de libros?

Raül Calvo dijo...

Sí, un cuarteto de novelas que ha empezado a publicar la editorial Alba en castellano. De momento han editado los dos primeros: 1974 y 1977. Es una lástima que al ser un proyecto de origen televisivo no se le haya dado la publicidad que merecía, y eso que se ha estrenado en cines en varios países.

Publicar un comentario