10 feb. 2011

La tienda de los horrores (Little Shop of Horrors)



Dos días y una noche. Eso fue lo que tardó Roger Corman en hacer La pequeña tienda de los horrores (The Little Shop of Horros, 1960), una comedia negra con guion de Charles B. Griffith, también guionista de Un cubo de sangre (A Bucket of Blood, Roger Corman, 1959) y La carrera de la muerte del año 2000 (Death Race 2000, Paul Bartel, 1975), que giraba en torno a un torpe botánico aficionado que crea una planta que necesita sangre humana para vivir y a la que alimentará matando a varios incautos. La película se acabó convirtiendo, como muchos otros títulos de Corman, en un clásico de culto gracias a su absurdo humor, además de contar con una breve aparición de Jack Nicholson (no era famoso, así que es una breve aparición y no un cameo) que en aquel entonces trabajó en varias producciones de Roger Corman.



A principios de los ochenta, quiero decir en 1982, Alan Menken y Howard Ashman hicieron una versión musical de la película de Corman. Ahora, la planta carnívora no era creada por Seymour, sino que era una planta extraterrestre que pretendía dominar el mundo. La obra musical mantenía el humor negro del original, añadiéndole a las canciones un toque que parodiaba las típicas producciones de Broadway, ya que, originalmente, la obra se exhibió en el Off-Broadway, el circuito independiente. El estilo musical de la obra iba a ser inicialmente el usado en los musicales habituales de Broadway, pero luego se decidió cambiarlo por un estilo más cercano al de los años sesenta. El musical se convirtió en un éxito y en 1986 se estrenó La tienda de los horrores (Little Shop of Horrors, Frank Oz).

Buscaba una manera menos gay de decirlo, pero la verdad es que adoro esta película. El humor negro, las canciones, el toque de serie B, los actores, la planta... Todo. Frank Oz hizo su mejor película contando la historia de un desgraciado florista, Seymour Krelborn (Rick Moranis), que se encuentra con una planta que le ofrecerá le ofrecerá riquezas a cambio de sangre humana y fresca.

La película sigue la estela destroyer del musical, no por nada el equipo creador es el mismo, con toques como cuando Ellen Greene, Audrey en la película y también en la obra musical original, acaba de cantar Somewhere That's Green un borracho vagabundo desfila por la pantalla dando paso al siguiente número. Además, Somewhere That's Green es una sátira sobre el american way of life y como debía ser la familia perfecta en los primeros sesenta, tal y como era representada en televisión.

Ya desde el principio la película deja claras sus intenciones cuando la misteriosa galaxia que se forma durante el prólogo resulta ser un charco de agua sucia. Es durante la canción de los títulos de crédito que aparece una de las líneas que personalmente me hace más gracia:

Shin-a-ling
Qué cosa tan horrible está sucediendo
Shan-a-lang
Siente el Sturm und Drang en el aire

Bueno, no es algo que haga gracia a mucha gente. Pero si habéis hecho algo de literatura comparada, es desternillante.

El reparto de la película fue perfecto, cada actor dio vida a su personaje adaptándose a la perfección al tono de la película. Los mencionados Rick Moranis y Ellen Greene estaban destinados a hacer estos papeles. Luego tenemos a Steve Martin que hace un fantástico cameo como el sádico dentista Orin Scrivello. Dentist! es una de las canciones más recordadas de la película gracias en parte a la entregada interpretación de Martin. Y como sale muy poco no te dan ganas de golpear la pared con la cabeza cada vez que sale, como sucede en otras películas en las cuales aparece. Otra interpretación memorable es la de Levi Stubbs (de The Four Tops como aclaran en los títulos de crédito) que da vida a Audrey II, la planta devoradora de hombres que planea dominar el mundo. Y cuando digo dar vida me refiero también a que su interpretación ayuda a que la planta animatrónica usada en  la película cobre vida y no parezca simplemente un muñeco animado.

Es difícil comentar una película que te gusta mucho, porque a parte de repetir una y otra vez lo fantástico y estupendo que es todo no se me ocurre mucha cosa más que decir. En todo caso, que Frank Oz hizo un gran trabajo haciendo personajes de los cuales se enamora el espectador, tanto que tuvieron que cambiar el final original de la obra. En la obra de teatro la planta y sus compinches acaban por hacerse con todo el planeta, matando a los protagonistas. Este final fue el que se usó en un principio en la película, pero tuvo una respuesta negativa, ya que la gente se había enamorado de los protagonistas y no quería que terminasen así. Por lo tanto, se rodó un nuevo final. En el blog de Vinnie Rattolle podéis ver encontrar el final original así como un montón de material y anécdotas sobre la película.

Entre las cosas que podéis encontrar también está la banda sonora completa de la película, la versión en CD no incluye todas las canciones. Por otro lado, si os gusta la obra recomiendo comprar la grabación que salió en el 2003, cuando que se hizo una nueva representación en Broadway. El CD lo podéis encontrar como: Little Shop of Horrors (New Broadway Cast Recording). Recomiendo su compra porque no sólo incluye todas las canciones del musical original, además también podemos encontrar algunas demos que hizo Alan Menken y que finalmente no se incluyeron en la obra, algunas de ellas muy divertidas como I Found A Hobby.

Ahora, las malas noticias. El año pasado apareció una edición en DVD de la película en España. Esta edición no sólo no incluye ningún extra, es que además es fullscreen, es decir: no respeta el formato original de la película, y estéreo. Un timo, vamos. La edición americana y la inglesa son iguales: dolby, widescreen, con audiocomentario de Frank Oz, escenas eliminadas, making of. La americana con subtítulos en castellano y la inglesa con subtítulos en inglés. Yo tengo las dos, ya que la inglesa me venía incluida cuando compré las bandas sonoras. Hay también una edición francesa, que creo incluye los mismos extras pero me parece que no lleva subtítulos en castellano. Parece que se prepara una nueva versión de la película, con lo que es posible que salga una edición en Blu-ray que, espero, tenga la opción de ver la película con el final original.

7 comentarios:

Celu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Celu dijo...

Buaff, gran comentario de la película, me han entrado muchas ganas de verla otra vez. Me encanta!!!

Un saludo

Celu dijo...

Por cierto, si tienes una cuenta Spotify, también puedes encontrar la banda sonora ahí. xD

Raül Calvo dijo...

Gracias. Si quieres tener suerte en la vida hay que ver esta película como mínimo una vez cada dos meses.

Dr. Gonzo dijo...

Puro cine ochentero. Tengo que darle otro visionado, ya que la primera vez que la vi no terminó de gustarme.
No recordaba que saliese Bill Murray ni John Candy. Sólo por eso voy a verla.

Bertoff dijo...

Es una película divertidísima!!

En Madrid el año pasado se hacían pases semanales con espectáculo pero por lo que acabo de leer en la página del grupo Dramakuin (que son los que lo hacían), han clausurado el show para reformarlo un poco.. yo no tuve oportunidad de ver este, sí el que hacían antes de Rocky Horror Dramakuin Show y me lo pasé en grande!!

Por cierto, a mi el final original me gusta muchísimo más que el que finalmente se incluyo en el montaje.

Raül Calvo dijo...

A mi me gustan ambos finales, por eso me gustaría una edición en Blu e la cual pudiese tener la opción de verla con uno u otro final según me apetezca.

Publicar un comentario