28 dic. 2011

Lady Frankenstein (La figlia di Frankenstein)


No sé si a Mary Wollstonecraft Shelley le hubiera hecho mucha gracia, como pionera del movimiento sufragista y la lucha por los derechos de la mujer, esta versión femenina de su creación Frankenstein o el moderno Prometeo, siendo como es uno de los temas centrales la, digamos, envidia masculina por el poder de crear vida de la mujer. O puede que le hubiera echado un vistazo a este spaghetti terror y se hubiera reído a carcajadas.

Lady Frankenstein aka La figlia di Frankenstein (Mel Welles, Aureliano Luppi, 1971), sigue la "ilustre" tradición de filmes como El Dr. Jekyll i la seva germana Hyde (Dr Jekyll & Sister Hyde, Roy Ward Baker, 1971) y La condesa Drácula (Countess Dracula, Peter Sasdy, 1971), todas estrenadas el mismo año, de darle un toque femenino a un clásico del terror. Pero mientras que la película de Baker ofrece un curioso e interesante giro sobre el clásico de Robert Louis Stevenson El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde y el film de Sasdy se adentra en la leyenda de la condesa e infame asesina de masas Erzsébet Bathory, Lady Frankenstein poco aporta a la leyenda de Frankenstein y su criatura.

Póster americano de la película, en el cual Rosalba Neri se transforma en Sarah Bay siguiendo la tradición de americanizar los nombres que pudiesen sonar vagamente europeos para hacerla pasar por una producción americana. En la promoción americana del film (ver tráiler) se enfatizaron los elementos morbosos y eróticos para atraer a los espectadores. Sólo el monstruo que ella había hecho podía satisfacer sus extraños deseos afirma el póster. Bueno, teniendo en cuenta el indudable atractivo de Rosalba Neri, sus deseos y los que provoca son bastante normales y naturales, la verdad.

El doctor Frankenstein (Joseph Cotten) está terminando de crear el primer humano artificial con la ayuda del doctor Charles Marshall (Paul Müller). Coincide el experimento con la llegada al castillo de la hija del doctor, Tania Frankenstein (Rosalba Neri), la cual llega recién obtenido su título de cirujana. Tania quiere ayudar a su padre en su trabajo, a pesar de que a él no le haga mucha gracia por los problemas legales a los que se puede enfrentar. Cuando la criatura es "despertada" a la vida, mata al buen doctor y se dedica a cometer atrocidades por el campo. Mientras, la doctora Frankenstein está determinada a tener éxito donde su padre ha fracasado.

Se podría tener la tentación de calificar el film de misógino por el retrato que hace de Tania Frankenstein, pero lo cierto es que recibe el mismo trato que sus contrapartidas masculinas. Aunque sus motivaciones son distintas de las de su padre: ella quiere poner el cerebro de un hombre que respeta por su intelecto en el cuerpo de un hombre que la pone burra. Aparte de eso, es exactamente igual a cualquier otra película de Frankenstein que hayáis visto, turba enfurecida sosteniendo antorchas incluida.

Pero aunque sea la misma historia de siempre, excluyendo la simpatía hacia el monstruo, representado como una máquina de matar, y la inclusión de Tania Frankenstein, no deja de ser una película entretenida de ver y bastante divertida; gracias sobretodo a la gran cantidad de sangre y violencia que tuvieron a bien de añadir los italianos, así como unas bienvenidas gotas de erotismo. Además, la película proporciona algunos momentos de inintencionada comedia.

El tráiler asegura que "no ha habido nunca una película como Lady Frankenstein", pero lo cierto es que sí las ha habido. A pesar de todo, resulta una divertida euro-exploitation que puede proporcionar un buen rato mientras se ve. Eso sí, aseguraos que sea la versión europea original (94 minutos), ya que los distribuidores americanos recortaron alrededor de unos diez minutos de película.

2 comentarios:

Einer dijo...

No conocía esta película pero me gusta mucho la historia de Frankenstein así que la buscaré. Además, me encantan Joseph Cotten y Rosalba Neri. Sobre todo la Neri.

Raül Calvo dijo...

Pues ya disfrutarás porque a pesar de la calidad relativa de la cinta, la Neri está fantástica.

Publicar un comentario