25 may. 2012

Estar Guars


Hoy es 25 de mayo, aniversario del estreno de La guerra de las galaxias (Star Wars, George Lucas, 1977), efeméride que se aprovecha para convertir el día de hoy en el día del orgullo friki. He estado dándole vueltas a la cabeza sobre si escribir algo sobre Star Wars o no, sin estar del todo seguro porque si hacía un artículo honesto sería un artículo que dejaría insatisfecho o molestaría tanto a los fans de la saga como a aquellos que no son fans. Al final, como podéis comprobar, he decidido hacerlo, un artículo que resume mis opiniones sobre la saga galáctica. Os agradecería que leyéseis el artículo de principio a fin antes de saltar directamente a decir en los comentarios lo mucho que me equivoco. También tened en cuenta que a pesar de lo que diga a continuación a mí me gusta toda la saga galáctica (ajá, he dicho toda) y por eso me la compré en Blu-ray y también en su momento la primera edición en DVD con el disco extra, la he visto varias veces seguida, además de disfrutar enormemente Fanboys (Kyle Newman, 2009). Simplemente, no soy un fanático ni transformó mi infancia.

No sé si a nadie más le ha llamado la atención que la santificación de la saga galáctica, entonces todavía trilogía, empezara a mediados de los 90. Se podría poner Clerks (Kevin Smith, 1994) como el momento en que esta trilogía empieza a ser mitificada, coincidiendo con el momento en que muchos directores y guionistas que la vieron de pequeños empezaron a trabajar en cine y TV. Hasta entonces, la trilogía galáctica hacía tiempo que había dejado de ser el centro del universo, pero a partir de los 90 hasta en Friends hacen referencias a Star Wars, y con el estreno de las ediciones especiales de la trilogía original y las precuelas empezó la operación de convertir Star Wars en el centro del universo, sin olvidar los episodios especiales de Padre de familia y los histéricamente divertidos hasta hacer llorar especiales de Robot Chicken. Básicamente, se trata de la imposición de un mito generacional al resto de mortales.

Es innegable que en el momento de su estreno Star Wars fue todo un fenómeno, sólo tenemos que ver la cantidad de copias que se estrenaron aprovechando su tirón. La guerra de las galaxias no deja de ser un reciclaje de los seriales de Flash Gordon, cuyos episodios empezaban con un texto yendo hacia el infinito explicando lo que había pasado hasta entonces. A los momentos sacados directamente de los seriales se le une un argumento que toma varias cosas prestadas del film La fortaleza escondida (Kakushi-toride no san-akunin, Akira Kurosawa, 1958), cosas como parte del argumento y la trama. El resto, siguiendo las indicaciones del ensayo El viaje del héroe de Joseph Campbell. Lucas también tuvo la suerte de hacerlo primero, ya que no era el único que había tenido la idea de reciclar los viejos seriales de Flash Gordon y directores como Jeff Lieberman estaban paseando proyectos parecidos por los estudios. Pero, a pesar de todo, Lucas llegó primero y logró crear un film original partiendo de lo viejo.

Lo que no cuesta de entender es por qué la película fue un éxito y sigue siendo disfrutada, es tremendamente entretenida y divertida. El éxito de la primera llevó a Lucas a hacer dos más, una muy buena otra regular. En todo caso, estas películas fueron seguidas por series de dibujos, dos películas más protagonizadas por Ewoks (que parecen ser víctimas de una especie de amnesia selectiva que incluye el horrible especial navideño), cómics, muñecos, novelas... A pesar de que hacia mediados de los 80, excepto por los fanáticos, la pasión por la trilogía había ido yendo de capa caída. Hasta la llegada de las ediciones especiales y las precuelas.

Y ahora vamos a hablar de las precuelas.

El principal problema de las precuelas queda perfectamente resumido en una escena del segundo episodio de la segunda temporada de la grandiosa serie Spaced (02:42 en el vídeo abajo), en la cual el fanático de Star Wars Tim (Simon Pegg) recrimina a alguien que va a comprar merchandising del Episodio 1.



En otras palabras, el principal problema de las precuelas es que no se estrenaron hace 30 años. Si la trilogía original se hubiera estrenado ahora y las precuelas a partir de 1977, ahora la gente echaría pestes de la trilogía original, asegurando que es muy infantil y superficial mientras que las precuelas tenían un argumento de verdad. Otro problema es que la sociedad ha cambiado pero George Lucas no, y las precuelas tienen el mismo tono y estilo que la trilogía original, sólo que ya no estamos en los 70, así que hay cosas que ahora la gente tiene más problemas para aceptarlas.

No negaré que las precuelas tienen sus problemas: lo de los midiclorianos para justificar la Fuerza resulta absurdo, C-3PO y RD-D2 están metidos con calzador y la relación entre Annakin y la princesa Naboo no está muy bien desarrollada (dejando de lado los problemas de edad). Sin embargo, yo he visto las seis películas seguidas (sí, soy así de raro) y todas mantienen el mismo estilo y tono, son muy consistentes entre sí a pesar de los problemas de continuidad internos. Todas las críticas hacia las precuelas como Jar Jar es pesado y muy infantil, parece hecha sólo para hacer muñecos y merchandising, etc. son perfectamente aplicables a la trilogía original.

Es decir, en el momento en que se estrenó La guerra de las galaxias se hicieron las mismas críticas a C-3PO y RD-D2 que años más tarde se le hicieron a Jar Jar Binks. Las mismas. En cuanto al merchandising, es algo que se explotó desde la primera ya que Lucas se había quedado con los derechos de explotación, así en las dos siguientes películas se introducían personajes extraterrestres que eran  simplemente extras para luego hacer un muñeco de ellos y venderlos (de ahí el gag sobre merchandising de la divertida La loca historia de las galaxias [Spaceballs, Mel Brooks, 1987]).

En otras palabras, siendo más o menos objetivos, las precuelas tienen los mismos fallos y aciertos que la trilogía original. La única diferencia es cuando se estrenaron las precuelas ya no éramos niños y vimos lo que en su momento no vimos.

Resumiendo, soy un fan de la saga galáctica, simplemente no soy un fanático encegado que llora por las esquinas porque Lucas ha añadido un efecto aquí o allá.

13 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Pero qué bueno es ese momento de Spaced XD, lo que me he podido reír XD. Gracias, me has alegrado la mañana. ¡Ja, ja, ja, ja, ja!

Yo no estoy del todo de acuerdo con lo que dices sobre las precuelas, en concreto con eso de que tienen el mismo tono y estilo que la trilogía original. No opino lo mismo. Para nada.

Sólo hay que ver el episodio I, que tenía ese aire a filosofía y rollo zen que tan de moda se puso durante la sci-fi noventera. El episodio II pone más énfasis en problemas políticos, en cómo los que están al cargo de un país (en este caso planeta o galaxia) ocultan cosas importantes a la población, y lo mismo podría aplicarse en el III, pero centrándose más en los resultados...

Se nota que cada película de SW es hija de su tiempo. Lo mismo pasa con la trilogía original. La primera tiene ese toque discotequero-intergaláctico propio de los 70, y en ella se nota la influencia de los seriales que citas. Además, es muy parecida a otras pelis de sci-fi de la época (sólo que SW tiene espadas láser, por eso creo que no ha sido olvidada por los chavales que se criaron viéndola). El episodio V y el VI tenían unos aspectos más propios de las pelis de fantasía pura y dura de los 80, lo cual se nota muchísimo en algunos escenarios como el planeta de Yoda y en algunas criaturas como los Ewoks o animatronics como Jabba el Hutt.

Lo siento, pero yo no soporto las precuelas. Me parecen películas que provocan vergüenza ajena y un insulto al espectador. Jar Jar Binks es terrible (ojo, C3PO tampoco me hacía mucha gracia, pero le soportaba); la relación entre Anakin y Padme hizo que yo, y el resto de la sala en la que me encontraba, estallara en carcajadas de lo ridícula y surrealista que era; y el episodio III tenía unas incongruencias argumentales (General Grievous, una máquina de matar jedis que no puede ni respirar y es derrotada fácilmente. Mace Windu tiene a escasos milímetros al sith supremo y no se lo carga sin dudar) y unas escenas que eran el descojone absoluto (Mace Windu y Vader gritando, la actuación de Natalie Portman en general).

Lo siento, pero las precuelas de SW me parecen de las peores películas que he visto en la última década junto a otros blockbusters como Spiderman 3 o Piratas del Caribe 3. Y esto último ya no lo digo como fan de SW. Me gusta mucho SW, sí; pero no soy un fan de esos que explican por qué los Ewoks se cargaban tan facilmente a los Stormtroopers, o por qué los troncos de Endor destrozaban a un AT-ST con sólo golpearle por ambos lados.

Y en cuanto a lo de Lucas metiendo efectos... simplemente lo ignoro. De la misma forma que alguien se ve una peli en vose, yo prefiero vérmelas tal y como fueron concebidas. Sin añadidos y retoques en los efectos especiales. El resto de la gente que haga lo que quiera.

Dr. Gonzo dijo...

Yo tampoco soy fan de la saga. Me gusta mucho, la disfruto, y ya está. No la he convertido en mi religión.
Pero un par de puntos que quiero matizar:

-No estoy de acuerdo en que la trilogía nueva tenga el mismo tono que la original. Aquella era pura aventura, fantasía, acción, frases molonas. Cosas que gustan, vamos. La nueva, para mí, es un muermo de proporciones bíblicas. Aburrida, ridícula en bastantes momentos (podeeeeer.....ILIMITAAAAADOOOOOOOO. O el famoso "NoooOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO" de Darth Vader), y llena de politiqueo fuera de lugar. Parece que no pertenece ni a la misma saga.
La trilogía original tenía el encanto del cine palomitero de aquella época, algo de lo que la nueva carece por completo, y con ese guión creo que hubiese sido el mismo bodrio en los 70 u 80 que en la actualidad.

-Creo que no hace falta ser un fan llorón para criticar negativamente todo lo que sea modificar clásicos del cine añadiendo efectos absurdos e innecesarios, y no me refiero en concreto a Star Wars, sino a cualquier otra película.
Es algo que me parece repugnante, la verdad. Primero porque es innecesario y estropea lo que ya era perfecto, y segundo porque, no sé a ti, pero a mi me descoloca muchísimo ver una película de los 70 con efectos especiales de última generación.

Raül Calvo dijo...

Roy, Spaced es una serie soberbia y si no la conocías deberías comprarla pero ya.

En el episodio I hay rollo zen y filosofía... exactamente igual que en SW, donde se origina todo el rollo de la fuerza. Yo no le veo ningún toque discotequero-intergaláctico, eso es la nostalgia hablando. Vistas seguidas tienen el mismo tono y estilo, obviamente cada una trata asuntos diferentes, para mostrar como se hunde la república es necesario el lado político, mientras que la trilogía es más simple en ese sentido. Son todas lo mismo, por más que te empeñes en ver diferencias provocadas simplemente por la nostalgia y por el tiempo pasado entre ambas.

Dr. Gonzo, pues sí tienen todas el mismo tono, sólo tienes que verlas seguidas como he hecho yo. En ambas aparecen los mismos momentos cursis y clichés (que ya eran antiguos en la trilogía original) pasados por el tamiz galáctico. El politiqueo no está fuera de lugar, porque es necesario para ver cómo se hunde la república y el emperador se hace con el poder. De nuevo, el encanto es algo que se ha añadido con el tiempo. Aquellos nacidos durante finales de los 80 y primeros 90 comentarán lo mismo de aquí 20 años sobre las precuelas. El problema de las precuelas es que son exactamente iguales en tono y estilo, repito, a la trilogía original como si las hubieran ideado hace 30 años.

Y mientras sean obra del director, no tengo ningún problema con los cambios y añadidos, igual que no me importa que un escritor renueve un texto suyo. En ocasiones funciona y en otras no, pero no tengo problemas con el concepto, mira Blade Runner, a la que también se le han hecho añadidos modernos.

Roy D. Mustang dijo...

Te digo yo que no es por la nostalgia, Raül. Me las he visto varias veces, y en distinto orden, y no puedo con las precuelas. Les veo un cantidad excesiva de fallos, incoherencias y escenas de vergüenza ajena que otra cosa. Además, a mucha gente que no sabía nada de SW les dejé las 6 y todos me decían lo mismo: "las antiguas molan, las nuevas son terriblemente malas". Los únicos que opinaban lo contrario era gente que no se había visto casi nada de cine; gente que le daba más importancia a los efectos especiales que a cualquier otra cosa. Cierto es que muchos las juzgan influidos por el factor nostalgia, pero te digo que yo no.

Dr. Gonzo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Roy.

Para mí, las nuevas no tienen ni la mitad de la mitad de la calidad que las antiguas, por no hablar de que son aburridas hasta decir basta. Y bueno, eso.... los momentos patéticos, las interpretaciones regulares/malas, el abuso innecesario de efectos digitales, y la ausencia del espíritu de la trilogía original. De esto último no me va a sacar nadie XD. Todavía recuerdo las ganas con las que vi La amenaza fantasma (puesto que las antiguas me habían encantado), y la cara de tonto que se me iba quedando conforme avanzaba el metraje. Me quedé en plan "¿¿esto qué es?? ¿¿por qué se llama Star Wars??"

Y el factor nostalgia tampoco ha influido en mí, puesto que me tragué la trilogía original con 15 o 16 añazos. No es una película de mi infancia, precisamente.

Einer dijo...

Es el mismo caso que Indiana Jones y ni estaba de acuerdo con lo decías de Indy ni estoy de acuerdo con esto.

Sí estoy de acuerdo en que si las precuelas se hubieran estrenado antes la gente hablaría mal de la trilogía original, pero no porque, por ejemplo, La amenaza fantasma sea mala per se (ahí no estoy de acuerdo con Roy), es mala en relación con, es decir, a mí el rollo zen y los midiclorianos me pareció cojonudo, pero es un puto disparate porque contradice lo que nos contó Lucas antes. ¿Hay filosofía en ambas? Sí, pero no es la misma filosofía. Ese es el problema. En la historia original era algo místico y luego pretenden mostrárnoslo desde un plano científico.

Y claro que cambia el tono y el estilo, eso es precisamente lo que no gusta de las precuelas, y te lo dice alguien que ni es fan a muerte de la saga, ni he visto las películas de pequeño, ni siento nostalgia por ellas.

En la trilogía original los jedi parecían maestros de kung fu, en las precuelas parecen monjes; en aquellas los efectos especiales estaban al servicio de la historia, en las precuelas parece justo al revés, y lo que para mí más cambia el estilo: en aquellas veía aventura, en estas veo acción. Y encima secuencias de acción paupérrimas. No recuerdo una sola lucha de Yoda en las precuelas que no sea lamentable.

Spaced mola, no la conocía.

Raül Calvo dijo...

Roy, cuando digo nostalgia no es porque sea algo que vieras de pequeño y ahora lo recuerdas con cariño, sino porque es algo hecho hace décadas igual que haces con las pelis hammer. En las 6 hay fallos e incoherencias, y tampoco niego que las precuelas tengan fallos como digo en el post, sólo que no son tan malas como se dice.

Dr. Gonzo, no me dirás ahora que Mark Hammill y Carrie Fisher son actorazos. Repito que en ambas encuentras los mismos fallos y recursos. Y digo nostalgia, de nuevo, no porque sea algo de tu infancia, sino algo hecho hace décadas. Para mí, dejando de lado la diferencia de época en que fueron hechas, no veo que sean tan diferentes en lo bueno y en lo malo.

Raül Calvo dijo...

Einer, Spaced es una obra maestra, en la entrada que hice tienes el primer episodio subt en cast.

Efectivamente es lo mismo con Indy pq son cosas muy marcadas por la mitificación. Lo de la filosofía lo meciona más bien Roy. Star Wars se vio influida por el espíritu New Age de los 70, a la hora de crear la Fuerza. Los midiclorianos son una manera de darle base científica (más o menos), pero la "filosofia" es la misma. Por otro lado, nadie parece comentar el hecho de que Annakin parece ser producto de una inmaculada concepción. Y exactamente que contradice? La mentalidad (o filosofia si prefieres) de base es la misma, solo que se le da una especie de "origen" a la fuerza. Lo que si hay son varios fallos de lógica y continuidad entre las películas. Por ejemplo, introduce r2-d2 como robot de obi wan durante las precuelas de modo que resulta incoherente que obi wan no reconozca el robot cuando se lo trae luke. Como este hay varios fallos.

El tono es el mismo pero cambia el aspecto visual porque ahora Lucas tenía unos medios a su disposición que no tenía entonces. Pero también sirve argumentalmente, en las precuelas todo es más nuevo y brillante porque es nuevo y brillante en la historia, la trilogía muestra el aspecto decadente y desgastado de años bajo el yugo del imperio. En la trilogía original no hay jedis. El único que aparece es un envejecido obi wan y luego Luke que se ha desarrollado cuando la organización jedi había sido exterminada y sus templos destruidos. Habláis de un exceso de efectos especiales, pero en todas hay un esfuerzo por crear mundos fantásticos llenos de efectos. En star wars hay la cantidad que hay pq era lo que podía hacer entonces Lucas con los medios que tenía. Recordad que tuvo que eliminar el planeta del imperio por problemas de presupuesto y pasar toda la acción a la estrella de la muerte. Ahora Lucas pudo desarrollar todo lo que había imaginado porque la tecnología se lo permitía. Desde el principio se vendieron estas películas como prodigios de efectos especiales. No es que hubiera una decisión artística donde se decidiera "vamos a limitar los efectos a esto". Es que no podían hacer más con la tecnología y el dinero que tenían. Las ediciones especiales de la trilogía original se hicieron porque Lucas siempre se sintió frustrado por no poder hacer todo lo que quiso hacer debido a las limitaciones de la época. Si hubiese podido, Lucas lo habría hecho todo con la misma cantidad de efectos. ¿Y de que hablamos cuando hablamos de cantidad de efectos? En el episodio 1 usan maquetas para crear los mundos y enriquecen el paisaje via digital, igual que en la trilogía original sólo que entonces usaban la técnica de las pinturas matte pero el principio es el mismo. No es hasta el episodio 3 que realmente es todo digital. ¿Y cuál es el problema? ¿Vamos ahora a quejarnos de que Sin City, Los Vengadores o Spiderman utilizan muchos efectos digitales? Las 6 siguen el mismo objetivo: crear aventuras que sean pura space opera. Todas, TODAS, intentan crear mundos fantásticos usando los efectos especiales. Estoy de acuerdo de que las precuelas tienen sus fallos, como he repetido varias veces y algunos están indicados en el post, pero son fallos que acepto pq si me paro a estudiar con el mismo ojo la trilogía original tampoco saldría muy bien parada. Y, qué coño, cualquier película para todos los públicos que empieza con Christopher Lee siendo decapitado me parece genial, igual que hacer que Darth Vader, al final, no sea más que un pringao.

olopeich dijo...

la verdad es q nunca he llegado a entender del todo porque decís que los midiclorianos son contradictorios o absurdos.

Creo que aunque no se mencionaran explicitamente en la trilogía original ya se dejo entrever que el asunto quedaba en manos de la genética y no solo de las simples enseñazas o religiones.

Si los reparos vienen de restar "magia" o racionalizar el origen de la fuerza, yo entiendo que se insertó una "capa" entre realidad y fantasía en un determinado momento para poder justificar que el Anakin pasado de vueltas y saltarin en la precuela apareciera tan contenido en la original. Por lo demas el origen de la fuerza sigue siendo fantastico, que unos bichos actuen de "puente" no veo yo que reste fantasia al asunto.

Roy Bean dijo...

Pues yo que crecí al lado de la saga, las que todavía había que verlas en el cine, sin llegar tampoco a ser un fanboy, nunca llegaron a dejarme un gran poso, y estoy bastante de acuerdo en todo lo que apuntas, me gustan pero a cierta distancia, por ejemplo hay películas de sagas, como el padrino o la trilogía de la caballería de Ford (por citar un clásico), que las suelo ver todos los años, es más, me lo pide el cuerpo. Sin embargo no siento ninguna necesidad de revisar la saga espacial, y eso que yo también tengo la trilogía, o como quiera llamarle el pesetero de Lucas.

Un saludo
Roy

Raül Calvo dijo...

olopeich, tienes razón, no creo que sea contradictorio introducir los midiclorianos, sólo innecesario. Creo también que Anakin está más contenido en la original pq supongo que le cortaran los brazos y las piernas hizo que se le pasaran las ganas de saltar por ahí, esas cosas pasan.

Roy Bean, es que si pones la trilogía del Padrino al lado de la saga galáctica no hay color. Las del Padrino sí son obras maestras sin fallos, especialmente la segunda, que me parece una de las grandes cumbres del cine.

lector de WoT dijo...

Yo también me uno al bando de los que denostan las precuelas frente a la trilogía original, teniendo bien claro que las pelis de la trilogía no son para nada perfectas, especialmente 'El retorno del jedi', que una vez rescatado Han Solo no hace otra cosa que bajar y bajar.

Pero es que lo de las precuelas es una tomadura de pelo. Sufren de la actual moda de "vamos a gastarnos 200 millones en fx y lo recuperaremos cicateando en el guión", resultando en escenas realmente tontas e infantiles (lo de Jar Jar es para comer aparte).
Para no alargarme, y darme el placer, algunas de las cosas que me disgutaron u horrorizaron: explicación "científica" de la Fuerza; innecesaria y decepcionante, cambiaron todo el misticismo por unos ácaros del polvo.
El jovencito Anakin, otro más a la pléyade de "niños hostiables".
Carrerera de vainas aka "que grande le queda el casco al renacuajo" aka "voy a forrarme con el videojuego" (lo de las pelis como vehículo para merchandising y "subproductos" ya es demencial).
"¿Es usted, oh desconido, el que encargo el ejército?" "Uhm... sí" "¿DNI?" "eh..." "Es coña! No es necesario, se los envuelvo y se los lleva. ¡Y de regalo una alfombrilla para el ratón!".
Muy muy poco creíble transición al lado oscuro de Skywalker; "o qué grandes dudas tengo" y al segundo siguiente se cepilla a la guardería jedi.

Vaya, ha sido terapéutico.

Haciendo offtopic, ¿alguien ha visionado la magnífica 'Farscape'? Este lunes sale la 2ª temporada de la edición patria en DVD (sin subs en inglés, aaarrrgghhh!!!).

Raül Calvo dijo...

de todo lo que comentas, decirte que la película costó alrededor de 100 millones, cantidad estándar para un film de estas características, y el guion no se "cicateó" por los efectos, es que Lucas es así "de bueno". Sí, lo digo de forma irónica. La carrera de vainas es un homenaje a Ben-hur y existe pq Lucas quiso hacer una peli sobre carreras de coches que jamás pudo realizar. Y como menciono en el post, el uso de una película como vehículo para vender merchandising se remonta a La guerra de las galaxias, que junto a El planeta de los simios original, fue la primera en realmente explotar los productos derivados de una peli. Ahora es práctica común en Hollywood, con lo que tiene de perjudicial. Por ejemplo, Up casi no se hace pq no se veía potencial mercantilista. Cars 2 se hizo porque sí tenía mucho potencial en cuanto a juguetes se refiere. Otro caso famoso (por lo malo) es el de Batman y Robin, prácticamente un anuncio de juguetes de horas. Por no hablar de Transformers y demás. El actor que hace de Anakin es realmente malo, pero yo aplaudo el hecho de que en una película de verano para todos los públicos se masacre toda una guardería. En Robot Chicken hicieron un gag muy divertido sobre esa escena.

Yo no sigo Farscape, pero si quieres subs en inglés mira la edición inglesa o francesa. Seguramente los lleven y sea más barata de comprar por internet que la pongan a la venda aquí.

Publicar un comentario