18 may. 2012

Basura con lentejuelas


Monumental desastre estrenado en 1995, Showgirls de Paul Verhoeven es una de esas películas tan desastrosas que uno se pregunta cómo demonios llegó a estrenarse en cines. Uno de los principales culpables es Joe Eszterhas, mediocre guionista que obviamente se convirtió en uno de los más influyentes y bien pagados de Hollywood, aunque tras Showgirls poco a poco ha ido desapareciendo del mapa.

Otra que desapareció del mapa fue su protagonista Elizabeth Berkley, que tras ganar cierta popularidad con la comedia juvenil televisiva Salvados por la campana (Saved by the Bell, 1989-1993) pensó que este film la convertiría en estrella, como le había pasado a Sharon Stone, que se convirtió en estrella con Instinto básico (Basic Instinct, Paul Verhoeven, 1992) tras pasar los 80 apareciendo en series de TV y películas de serie B (en el mal sentido) sin pena ni gloria. De forma bastante injusta, se culpó a la Berkley (que tampoco es que sea Meryl Streep precisamente) del fracaso de la cinta (no al guion o la dirección o el diseño de producción) y se vio relegada a papeles televisivos, películas directas a vídeo y algún pequeño papel en el cine.

¿Y Paul Verhoeven? Bueno, Verhoeven se recuperó bastante rápido del desastre dirigiendo la fantástica sátira espacial Starship Troopers (Las brigadas del espacio) (Starship Troopers, 1997).

En su momento la película fue un fracaso de taquilla. En Estados Unidos fracasó no sólo por la "calidad alternativa" de la cinta, además recibió un NC-17 como calificación lo que prácticamente ya hacía seguro que (casi) nadie fuera a verla. La película luego ganó unos cuantos Razzies, los llamados anti-Oscar que a su modo son tan esnobs y conservadores como lo son los Oscar, premios que la MGM utilizó como parte de una campaña para convertir Showgirls en una película de culto, que la gente fuese a verla para reírse en plan "es tan malo que es bueno". También fracasó esta campaña, pero es cierto que con el tiempo la película se ha convertido en un film de culto, a juzgar por la cantidad de dinero que ha hecho en el mercado doméstico en alquileres y venta de videos y DVDs y ha generado una parodia/secuela: Showgirls 2: Penny's from Heaven (Rena Riffel, 2011).

La película acumula demasiados despropósitos para ser aburrida. Los increíblemente horteras números musicales, los horribles diálogos, las ridículas escenas, el desarrollo torpe... Todo esto más el toque "brutote" de Verhoeven contribuye a convertirla en una descacharrante comedia involuntaria. Hasta las escenas de sexo, que se supone son el fuerte de Verhoeven aparte de la ultraviolencia, resultan cutres y, por tanto, divertidas.

Frases como "todo el mundo tiene sida y mierdas", la violación y el plano de las consecuencias siguiente, la escena de sexo en la piscina o la escena de la menstruación provocan en el espectador carcajadas como pocas comedias lo logran. Verhoeven se mantuvo muy fiel al guion, ni siquiera permitía improvisaciones por parte de los actores, así que el mérito de este desastre se lo reparten Eszterhas y Verhoeven. No sé como mezclar un plagio de Eva al desnudo (All About Eve, Jospeh L. Mankiewicz, 1950) con un film de rape and revenge más la típica moralina hollywoodiense a alguien le pareció buena idea, pero podría haber dado una buena película. Sin embargo, gracias al "talento" de Eszterhas, tenemos una monumental película basura kitsch de la que nos podemos reir.

10 comentarios:

Einer dijo...

He visto el poster, he leído Basura... y ya. No, es coña, lo he leído todo, pero ¿basura? Es una broma, ¿no? Pero si esta peli es la única que puede hacer sombra a la genial Street Fighter.

A mí me moló muchísimo esta peli, porque era pequeño y la vi de estrangis y tanta teta me cautivó. Lo único que no entiendo es en qué estaba pensando Kyle MacLachlan. Elizabeth Berkley, pobrecilla, con lo buena que está y sólo se la ve en telefilmes de Antena 3.

Vista con los años cuesta creer que personas (suponemos que en su sano juicio) se coordinaran para crear esto. Es curioso, en el 94 Street Fighter, en el 95 Showgirls, en el 96 tocamos fondo con Striptease (mucho peor que Showgirls), y cuando parece que nada puede ir a peor Joel Schumacher hace Batman 4 y Kevin Costner esa mierda del cartero del futuro que viaja en burro. Vaya tela el 97...

Javier Simpson dijo...

Raül, en este caso soy de una opinión totalmente opuesta a la tuya. Esta peli tiene una fama horrible y le dieron bastantes palos. A mí me gustó bastante. Me parece un descaro entretenidísimo y con bastante morbillo. Me la tomo como un cuento erótico de una rebelde codiciosa, pero con algún que otro principio. Aquí hay venganza, celos, amistad, sexo, de todo :-D Lo que pasa es que es muy atrevida y no se corta con esos instintos primitivos que todos tenemos, las bajas pasiones y una moral bastante depredadora, trepa vamos.

Un saludo, Raül.

Raül Calvo dijo...

Einer y Javi, yo no he dicho que la peli no me guste. Es decir, me gusta porque me rio muchísimo con ella. Sólo los diálogos ridículos ya valen la pena, si a eso le añadimos el hortera-glam que cubre la peli, ya es insuperable. Una peli puede ser mala y ser igualmente disfrutable.

Dr. Gonzo dijo...

Todo el mundo pone verde a esta película, pero como no la he visto, prefiero no opinar demasiado. Sí que es verdad que no me llama demasiado la atención, aunque tarde o temprano me la terminaré tragando.

Roy D. Mustang dijo...

Esta película me la vi por primera vez cuando la emitieron por telecinco hacia finales de los 90. Teniendo en cuenta que por entonces era un chaval de unos 13 años, y teniendo en cuenta también como se suelen tener las hormonas a esas edades, creo que el motivo por el que me la vi enterita está bien claro. Lo curioso es que parece ser que no fui el único de mi insti que se la vio. TODO el instituto la vio aquel viernes noche (se nota que volvíamos pronto a casa).

Ahora al caso. ¿Te puedes creer que por entonces me pareció una peli erótica de gran interés? Así, tal cual. Lo cual me hace pensar que estaba un tanto salido... Lo único que me interesaba de esta peli era ver lo obvio (tetas); el resto me daba igual. Desde entonces, no la he vuelto a ver. Colegas míos que también se la vieron en aquel pase televisivo la han vuelto a ver, y no paran de contarme, riéndose, que he de volver a verla, porque es algo así como el descojone absoluto. Es como verse una de esas pelis que durante la infancia te parecen la hostia y ahora te parecen el súmmum de lo cutre. Algún día me la volveré a ver; algún día XD...

Roy D. Mustang dijo...

Ah, y se me olvidaba. En cuanto a Kyle MacLachlan... Entre esto y su actuación en "Los picapiedra", se ve que necesitaba dinero, o algo.

Raül Calvo dijo...

Gonzo, haces bien de no opinar si no la has visto. Tampoco es que sea una película esencial de ver.

Roy,yo la vi en el cine, cuando se estrenó y todos los amigos del insti que habíamos ido a verla salimos descojonados de la risa. Como mi familia es nudista, lo que significa que yo también lo soy desde los 5 años, el aspecto erótico de la peli me dejó más bien indiferente (cuando te has duchado con una sueca imponente, la Berkley puede perder bastante interés), así que el único interés que tiene para mí es en su vesante kitsch de cine basura.

Javier Simpson dijo...

Pues yo sigo sin ver esa basura, Raül. Joer, lo siento :-D

Bea Cepeda dijo...

Tengo bastantes ganas de ver esta película. En su momento me pilló demasiado joven como para que me dejaran ir a verla, y con el tiempo se pasó de moda, pero ahora he vuelto a recordarla y me comentan que es un petardeo de película interesante, así que habrá que echarle un ojo.

Raül Calvo dijo...

Pues sí, mucho petardeo y mucha diversión si no te la tomas en serio.

Publicar un comentario