13 sept. 2012

The Crazies


En mi artículo sobre Los crazies (The Crazies, George A. Romero, 1973) mencioné que todavía no había visto el remake. Bueno, ya lo he visto.

Como muchos ya sabéis, no tengo ningún tipo de prejuicio en contra de los remakes. Creo que se ha de juzgar una película por sí misma y luego, en todo caso, compararla con el original. Es lo que voy a hacer a continuación, pero que quede claro que si digo que el original me parece mejor no es simplemente porque sea el original o sea una obra intocable de George A. Romero ni nada por el estilo. Además, el remake me gustó bastante, así que mi argumentación se basará en criterios cinematográficos (pasados por un tamiz subjetivo, obviamente) y no simplemente en decir "el original es mejor y los remakes son todos malos y punto".

Como película, The Crazies (Breck Eisner, 2010) es un film entretenido y tenso que cuenta como se enfrentan los habitantes de Ogden Marsh a una rara enfermedad que parece causar una locura asesina en aquellos que la padecen y al sitio al que se ven sometidos por el ejército. Es de agradecer que el director se tome su tiempo a la hora de caracterizar los personajes y permitir que nos familiaricemos con ellos antes de que empiece la acción. Sin embargo, este desarrollo no serviría de nada sin un buen reparto que nos haga empatizar con los personajes y The Crazies se ve beneficiado con el trabajo de Timothy Olyphant, Radha Mitchell, Joe Anderson y Danielle Panabaker en los papeles protagonistas, así como un buen surtido de actores de carácter para dar cuerpo a los habitantes de Ogden Marsh.

El film fue realizado teniendo en mente la administración Bush. El gobierno aparece caracterizado como una entidad omnipotente que vigila continuamente a sus ciudadanos y que no tiene ningún problema en sacrificar miles de vidas para obtener beneficios o cubrir sus errores, así como mentir descaradamente al público. Este comentario se hace de forma más o menos sutil, sin que interfiera en la narrativa de la acción. Acción, por cierto, bien filmada ya que no se pierde la geografía de la escena y el espectador en todo momento sabe dónde está. También se juega muy bien con la paranoia de saber quién está infectado y quién no, aunque no se explote mucho a lo largo del film.

En pocas palabras, una buena película que mezcla elementos de ciencia ficción, terror y acción, logrando que el conjunto final quede bastante redondo.

Como remake, The Crazies jugaba con la ventaja de que el film original es bastante desconocido para el gran público, así que no tenía la presión que tienen otros remakes basados en films más populares. Es un buen remake, ya que respeta el esqueleto del original al mismo tiempo que cuenta una historia diferente en lugar de ser una versión reciclada del film de Romero (y no es tan diferente como para que la única conexión entre ambos films sea el título). La película logra esto centrándose en los supervivientes de Ogden Marsh, mientras que el film de Romero jugaba tanto con los civiles como los estamentos militares. Aunque esto hace que, a pesar de contar con un presupuesto cien veces mayor que el que tenía Romero, sea un film menos ambicioso. Pero, como digo, fue una jugada inteligente.

¿Por qué creo que el film de Romero es mejor? Bueno, uno de los motivos es lo mucho que logró Romero sin apenas dinero ni recursos. El film de Romero tiene un aire casi documental y está cargado de una continua tensión de principio a fin, realizando un retrato más incisivo de la naturaleza humana. El film de Eisner es mucho más "cinematográfico", más "estilizado", con lo que carece del impacto visceral del film original. Además, el remake utiliza algunos tópicos muy sobados (el alcalde que impide al sheriff hacer lo que debe por razones políticas) y momentos de sustos muy previsibles. Al ser un film de estudio es más "seguro" y ligero que el film de Romero, que explora territorios impensables en algo estrenado por un estudio. Finalmente, a pesar de que Eisner enfatiza en el audiocomentario que acompaña el film (en su edición inglesa, la edición española sólo trae un par de extras) que intentó que el diseño de los infectados se alejara de los zombis modernos, cuando los infectados aparecen en pantalla en su estadio final la película acaba siendo derivativa de una película de zombis moderna, funcionando mejor cuando los infectados se encuentran en el primer estadio y tienen un aspecto normal. Por otro lado, la locura en el film de Romero se expresa de formas diferentes además de los impulsos asesinos, aquí todos son locos asesinos.

Pero esto es simplemente por qué me parece que el film de Romero es mejor y no se trata de un demérito hacia el film de Eisner, que repito me gustó mucho y creo que está bastante bien. Ambas versiones son muy recomendables.


2 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Como ya comenté en la entrada que le dedicaste a la película original, The Crazies me parece un bodrio infumable. No por la falta de recursos y presupuesto, que me importan un pimiento a la hora de valorar una película, sino porque me aburrió hasta decir basta.

Este remake, aún sin llegar a entusiasmarme, me entretuvo muchísimo más que la original, pero vamos, tampoco lo incluiría en mi top 10 de remakes favoritos.

Raül Calvo dijo...

Ya recuerdo. Hombre, dale una segunda oportunidad al original.

Publicar un comentario