19 sept. 2012

Todo es mentira

Hoy vamos a desempolvar un clásico contemporáneo (aunque suene a oxímoron) de la comedia (más o menos) romántica: Todo es mentira, un film escrito y dirigido por Álvaro Fernández Armero estrenado en 1994.

El argumento parte del clásico "chico conoce a chica" y las tribulaciones que les suceden a ellos y a su círculo de amistades. El chico es Pablo (Coque Malla), un algo neurótico muchacho con muchos oficios y poco beneficio; la chica es Lucía (Penélope Cruz), también neurótica de carácter fuerte que se gana la vida como traductora. A su alrededor están la pareja hombre mayor con mujer joven: Alejandro (Fernando Colomo) y Beatriz (Mónica López), una pareja de artistas pretenciosos: Ariel (Jordi Mollà) y Lola (Christina Rosenvinge), y una pareja formada por un músico pobre y una ejecutiva de alto standing: Claudio (Gustavo Salmerón) y Natalia (Irene Bau). A esto se le suma toda una serie de secundarios con los que los personajes tropiezan, entre los que se cuentan Santiago Segura y Ariadna Gil.

Una de las cosas que primero llaman la atención al ver la película en la actualidad es ver los rostros que eran famosos y luego se desvanecieron, los que empezaban y luego se hicieron famosos y (menos interesante) los que ya estaban consolidados. Pero lo que a mí me llama la atención es que en esta película Penélope Cruz, que es una actriz que no me gusta, está bastante bien. Lo mismo Coque Malla, que tampoco es que sea un gran actor precisamente, resulta creíble como Pablo. El resto son actores de solvencia contrastada que cumplen su función, incluida la guapísima cantante Rosenvinge (siempre he tenido cierta debilidad por ella). Otra cosa que me sorprende siempre es que cada vez que la veo me resulta mucho más divertida de como la recordaba. Todo es mentira me gustó desde el momento en que la vi, allá por el 94, y cada vez que la he revisitado me lo he pasado muy bien, pero es como si el tiempo que pasa entre medias diluyera el recuerdo de las risas que me produjo.

El film se centra ligeramente más en Pablo que en Lucía, pero a pesar de eso resulta un interesante retrato de la vida en pareja. Aquí no se trata de que al final se junten, se conocen al principio, sino de ver si podrán ambos sobrevivir a la vida en pareja. En este desarrollo de la vida en común es donde se encuentra el fuerte de Todo es mentira, y donde la comedia costumbrista de Armero funciona mejor, no sólo en el desarrollo de la pareja protagonista, también en las breves digresiones hacia las otras parejas que rodean a Pablo y Lucía, lo cual enriquece el conjunto. Es posible que debido a este acertado desarrollo su punto más flojo sea el final, la manera en que se cierran las historias de los protagonistas y secundarios. Tal vez porque resulta demasiado artificial, demasiado cinematográfico, en contraste con el "realismo" del film.

He mencionado que utiliza un humor costumbrista basado en la realidad, pero el film también tiene sus momentos a lo Woody Allen de los primeros tiempos, así como exageraciones y caricaturas. Pero esta mezcla no daña el film y le da variedad.

Resulta extraño que un film popular como este, poblado de rostros conocidos, esté prácticamente desaparecido en DVD, agotado hace mucho tiempo. Lo cual puede dificultar su visionado a aquellos que no conozcan esta estupenda comedia. El tiempo no ha pasado por ella, se podría decir que la vida en pareja es un tema universal, y sus gags continúan funcionando (algunas de sus frases más divertidas las incorporamos mis amigos y yo a nuestro vocabulario cuando el film salió por primera vez). No he encontrado el tráiler, pero os dejo un par de clips de la película, para aquellos que no la conozcan (si queréis saber de que humor me levanto por las mañanas, fijaos en Penélope Cruz en el segundo clip). Espero que salga en Blu-ray o se vuelva a editar, porque es un film muy divertido y con un alto grado de disfrutabilidad.



6 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

No conocía la película, y vaya pintas la Pe!

Raül Calvo dijo...

Échale un vistazo, espero que descubras una comedia que te haga reír.

Ariadna dijo...

A mí también me encanta esta película, me parece una genial comedia romántica, con un humor cercano y personajes que actúan con toda naturalidad (nada que ver con otra cinta posterior de Álvaro Fernández Armero, Nada en la nevera, que es bastante horrible). La pareja protagonista funciona a la perfección, con sus altibajos y peleas, como la vida misma. Los secundarios también lo bordan. Siempre me ha encantado Coque Malla, aunque sea tan mal actor como cantante, pero me da igual. Y Penélope Cruz nunca me ha disgustado, así que... Lo del pisto, genial, jajaja. Al que no recuerdo en la peli es a Santiago Segura, ¿qué papel hacía?

Raül Calvo dijo...

Segura hacía de vendedor callejero, intentando continuamente expandir el negocio, sale en un par de escenas, una al principio en la que le da a Coque Malla y a Gustavo Salmerón un poco de sopa, a modo de promoción.

Althea dijo...

Una de mis favoritas. Junto a "Nada en la nevera". Coque Malla es un puntazo como actor. Sencillo, cercano, divertido. Me encanta.

Raúl Calvo dijo...

Tienes razón. Yo al principio dudaba de sus habilidades por conocerlo solo en su faceta de cantante, pero me convenció con esta peli.

Publicar un comentario