5 abr. 2011

La notte che Evelyn uscì dalla tomba aka The Night Evelyn Came Out of the Grave


Tremendo y tremebundo giallo dirigido por Emilio P. Miraglia en 1971 que mezcla toques góticos a lo Poe con una rampante misoginia. Imaginad una mezcla entre El péndulo de la muerte (The Pit and the Pendulum, Roger Corman, 1961) y Canción de cuna para un cadáver (Hush... Hush, Sweet Charlotte, Robert Aldrich, 1964) con los toques de la moda setentera y el giallo desenfrenado de El pájaro de las plumas de cristal (L'uccello dalle piume di cristallo, Dario Argento, 1970). Bien agitado todo nos da La notte che Evelyn uscì dalla tomba, es decir, la noche que Evelyn salió de la tumba.

La película empieza con nuestro protagonista, Lord Cunningham (Anthony Steffen), intentando escapar de un manicomio. Pasa el tiempo y nos volvemos a encontrar a nuestro protagonista con Polly (Maria Teresa Tofano), poseedora de una notable anatomía y que es una mujer de ésas que fuma, te habla de tú y te coge de la mano. Ambos van al castillo propiedad de Lord Cunningham. Allí, engañándola con ingentes cantidades de dinero, el Lord tortura y mata a Polly, mientras es perseguido por visiones de su pasado y la obsesión por su difunta y pelirroja esposa Evelyn. Al día siguiente, el Lord recibe la visita de su psiquiatra, el doctor Richard Timberlane (Giacomo Rossi-Stuart). El doctor Timberlane le transmite su preocupación a Cunningham, el doctor teme que si sigue viviendo sólo en el castillo sufra otra crisis mental. Por lo que podemos deducir que el doctor no es muy buen psiquiatra porque al parecer Lord Cunningham lleva tiempo asesinando pelirrojas prostitutas a juzgar por el chantaje que le hace Albert (Roberto Maldera), hermano de la difunta Evelyn, que suele observar impasible como Cunningham asesina a sus víctimas.

Sin embargo, tras otro asesinato (la bella Erica Blanc), y cuando pensamos que la trama girará en torno a los crímenes de Cunningham, la película hace un curioso giro: Cunningham se casa con Gladys (Marina Malfatti). Cuando Gladys vaya a vivir al castillo de los Cunningham, empezarán a sucederse las misteriosas apariciones de la difunta Evelyn y los miembros de la familia Cunningham empezarán a ser asesinados uno a uno.

Engañoso aunque soberbio póster americano de Evelyn, sigue la tradicional costumbre americana que tenían de vender la exploitation europea de manera que las películas no tenía nada que ver con los pósteres y tráileres que usaban para anunciarlas. Aunque a veces los distribuidores americanos reeditaban las películas sin ningún pudor para adaptarlas a lo que ellos creían era el gusto americano además de los cortes que sufrían las películas por la censura. Gracias al DVD y al Blu-ray, muchas películas se han restaurado de manera que se pueden disfrutar tal y como el director las concibió, como es el caso de Evelyn.

Miraglia nos ofrece una mezcla de estilos realmente notable. Por un lado tenemos las influencias góticas clásicas: Cunningham asesina a sus pelirrojas víctimas en una sala de torturas medievales muy parecida a las que salían en las películas de terror góticas de los años sesenta de Roger Corman. La trama de las misteriosas apariciones de Evelyn que pueden o no tener origen sobrenatural también pertenecen a las historias góticas clásicas. A esto le añadimos Cunningham obsesionado por su difunta esposa Evelyn, un tipo de pasión necrófila habitual en los relatos de Edgar Allan Poe. Y por otro lado tenemos el aspecto giallo, la película se produjo a raíz del tremendo éxito de la clásica El pájaro de las plumas de cristal. Es la parte en la cual se empiezan a suceder los asesinatos y empiezan a surgir diversos sospechosos... o tal vez sea la propia Evelyn buscando venganza.

Esta mezcla de estilos, además del rápido montaje, la demencial trama y el inefable charm setentero, todo ello enlazado con una estupenda banda sonora de Bruno Nicolai; hace que, si bien la película no sea un gran clásico, sí es entretenida de principio a fin. Y consigue que te estés todo el metraje preguntándote que demonios está pasando.

Indispensable para los amantes del giallo, ésta es una película disfrutable para aquellos que tengan el paladar dispuesto para tan exótico plato. Si veis la película, aseguraos de que es la versión íntegra italiana de una hora y 43 minutos, aproximadamente, ya que corren diversas versiones con un horrible doblaje inglés, censuradas y reeditadas de manera que la película resulta irreconocible. La versión que tengo yo es la íntegra incluida en The Emilio Miraglia Killer Queen Box Set, de la que próximamente comentaré la otra película incluida en el set: La dama roja mata siete veces (La dama rossa uccide sette volte, 1972).

3 comentarios:

Einer dijo...

Yo esta no la he visto pero es que de estas tengo muchas pendientes. Acabo de ver el pack que dices y viene con una figura bien chula. ¿De imagen está bien?

Raül Calvo dijo...

Si te refieres a la restauración de la película, es realmente fantástica. Vi las dos películas seguidas y los colores resaltan más en la segunda, lo cual es lógico por su temática, Evelyn es más sombría. Y como la figura pertenece a la otra película, pondré una foto de la misma cuando haga el post.

Dr. Gonzo dijo...

Pues nada, otra que me apunto en la lista.

El poster americano no tiene precio jaja

Publicar un comentario