3 may. 2011

Thor


La verdad es que nunca he sido seguidor de Thor en los cómics, era un personaje que no me atraía. Me era más familiar Loki, especialmente cuando se dedicó a hacerle perrerías a la Patrulla X. Por supuesto, leyendo cómics Marvel, tropezaba con Thor cuando estaba de visita por alguna colección que siguiera o en Los Vengadores. Por esta razón, mi mayor interés en ver la película Thor (Kenneth Branagh, 2011) era ver como encajaba en el Universo Marvel cinematográfico.

Es decir, desde que Marvel empezara a encargarse de realizar directamente las adaptaciones cinematográficas de sus personajes a través de Marvel Studios, aplicó el concepto de universo interconectado de los tebeos a las películas. Desde Iron Man (Jon Favreu, 2008), todas las películas transcurren en el mismo universo ficticio y por ello se hacen referencia entre sí, igual que en los tebeos. De ahí la aparición de Samuel L. Jackson como Nick Furia (versión ultimate) al final de Iron Man, Robert Downey Jr. invitando a Edward Norton a unirse a la Iniciativa Vengadores en El increíble Hulk (The Incredible Hulk, Louis Letterrier, 2008) y las continuas referencias a los sucesos de Thor en Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010), película que acababa con el agente Coulson (Clark Gregg) descubriendo el martillo Mjolnir  de Thor en el desierto. De la misma manera, en Thor abundan la referencias a los sucesos de las anteriores películas, hay un cameo de Ojo de Halcón y también termina con una nueva aparición de Samuel L. Jackson dando una nueva pista para el que será el gran fenómeno superheroíco cinematográfico del 2012: la película protagonizada por Los Vengadores, en la cual se encuentra trabajando Joss Whedon. Antes, claro, se estrenará la película sobre el Capitán America, que no por nada su título incluye el añadido The First Avenger.

Se pueden ver las películas por separado, pero todas ellas forman parte de una gran y monumental historia.

Como decía, nunca he sido seguidor de Thor en los cómics, lo que resulta hasta cierto punto liberador a la hora de ver la película. Quieras o no, cuando se ve una adaptación (ya sea un libro, un cómic o un remake) siempre tienes en la cabeza el trabajo anterior en el cual se basa la película y de forma consciente o inconsciente comparas lo que estás viendo con lo que ya has visto o leído. Esto puede llevar a emitir juicios algo injustos sobre la película presente. Pero como esto no me ha pasado en el caso de Thor, pude disfrutarla libremente sin estar pensando "oh, han cambiado esto" o "esto no era así en los tebeos." Tampoco me había creado ningún tipo de expectativa, vi uno de los primeros tráileres y poco más, prefiero descubrir la película en la sala de cine.

Por lo tanto, me senté a ver Thor, con las gafas 3d puestas, sin ninguna idea exacta de lo que iba a ver, atento que nueva pista se nos ofrecía de cara a Los Vengadores. Todos estos factores se sumaron para convertir Thor en una experiencia tremendamente divertida y espectacular.

Antes que nada, comentar que, aunque el cine era de VO pasaron algunos tráileres doblados, uno de ellos el de la nueva película de Piratas del Caribe: decir que el doblaje es malo es como decir que la superficie del Sol está caliente. Buf. Luego vi un espectacular uso de la 3d empleada para un anuncio de detergente. Seguramente James Cameron empezó a desarrollar la cámara de 3d digital pensando: esto hará los anuncios de detergente realmente fantásticos.

Thor me recordó a las épicas mitológicas de Ray Harryhausen, no sólo las partes que transcurren en Asgard, también otros momentos como el bicho destructor suelto por un pueblo de Nuevo México. La película destila sense of wonder, mezclado con un sentido épico de la aventura. El tema básico es ver como Thor (Chris Hemsworth) madura y se convierte en un héroe. Cuando lo vemos al principio no es más que un arrogante imbécil superpoderoso, ansioso de entrar en batalla ya que nunca ha estado en una guerra. Su padre, Odín (Anthony Hopkins), que sí ha vivido una cruenta guerra no es tan rápido a la hora de entrar en batalla, y prefiere buscar otras soluciones para los conflictos. Esta diferencia entre ambos hace que Thor acabe desterrado a la Tierra.

La película va alternando la acción entre Asgard y la Tierra. Mientras Asgard contiene los elementos más épicos y dramáticos, la Tierra contiene las partes más divertidas donde se tocan temas clásicos como el del pez fuera del agua y se le añade a la historia de Thor unos toques de leyenda artúrica.

Realmente la ambientación en Asgard es espectacular. No pude evitar pensar mientras lo veía lo increíble que podría ser una adaptación cinematográfica de Los Eternos. Por otro lado, el país de los gigantes de hielo, Jotunfheim o Jotenfaim o como sea, sí resulta un pelín artificial y no tan convincente como otros aspectos de la película. La acción está bien rodada, es decir, podemos ver todo lo que pasa y se nos muestra la geografía de la escena de manera que en ningún momento nos perdemos. Hay que destacar en este aspecto, no sólo el trabajo de Branagh, también el del veterano experto en cine de acción Vic Armstrong, director de la segunda unidad, un nombre que resultará familiar a los fans de James Bond.

En cuanto a los aspectos dramáticos, con el reparto que tiene es fácil que funcionen. Aparte de Hopkins y Hemsworth, tenemos a Natalie Portman como Jane Foster, el interés romántico de la película. Grandes secundarios y actores de carácter como Stellan Skarsgard y Colm Feore. Jaimie Alexander como Sif parece realmente una diosa. Y, finalmente, un breve papel de la hasta ahora desaparecida Rene Russo y la guapa Kat Dennings como el descanso cómico del film.

Thor posiblemente no esté a la altura de películas como El caballero oscuro (The Dark Knight, Christopher Nolan, 2008), pero tampoco lo pretende. Es una película de aventuras y acción que te mantiene entretenido durante dos horas, disfrutando del espectáculo que se desarrolla en la pantalla. En ningún momento toma al espectador por idiota, entretiene sin insultar a la inteligencia. Me reí en los momentos que tocaba y disfruté de las aventuras mitológicas. En general, a pesar de algún momento algo predecible, me parece una buena película del género.

12 comentarios:

Einer dijo...

Nunca he leído un cómic de Thor y la peli me gustó, pero hay partes muy tópicas y predecibles. La parte de Asgard es alucinante y la de Nuevo México, pues me pareció más divertida que otra cosa. Creo que faltó una lección de humildad más clara para Thor.
El Destructor es realmente increible y me recordaba un poco a Gort en algunos momentos.

Creo que todas estas películas nos deberían llevar al gran evento de Los vengadores y que esa fuera realmente la gran película de Marvel, pero si no es así la decepción puede ser tremenda. Lo digo porque en las últimas películas de Marvel para mí queda todo un poco descafeinado. No lo digo porque estén mal hechas sino porque tienen que crear al personaje de cero. Por ejemplo, El caballero oscuro me parece muchísima mejor película que Batman Begins porque no tiene que presentar al personaje, lo cual lastra la historia. Creo que con Los vengadores nos ahorraremos todo eso y la película será mucho mejor que estas.

La escena final la vimos 7 y con las luces encendidas. Es increible, pero la mayoría de la gente que vió la peli no sabe qué pasó realmente con Loki.

Raül Calvo dijo...

Gort! es verdad, ya decía yo que me resultaba familiar. La intención de estas películas (y la de este verano sobre el Capitán America) es precisamente ésa: preparar la gran película de Los Vengadores.

Me parece fatal que os encendieran las luces. Al cine que yo fui las dejaron apagadas hasta el final del todo.

Dr. Gonzo dijo...

que raro se me hace ver un ultimo estreno en tu blog jajaja

Yo iba a verla este viernes, no porque me llamase especialmente la atención (marvel no me atrae, excepto Punisher y ironman), pero es que no había otra cosa. Al final no la estrenaron aquí, de modo que no la he visto.

No obstante la veré cuando pueda, ya que hasta ahora me las he tragado todas.

Por cierto ¿es verdad que en Thor mencionan a Tony Stark?

Raül Calvo dijo...

Al final me he dicho: es mi blog y pongo lo que quiero, así que si hay algún estreno que haya visto y se me ocurre que comentar, pos lo hago! Todo forma parte de mi malvado plan de dominación global.

Sí, como ya he mencionado todas estas películas están interconectadas. En Iron Man 2 se hacen varias referencias a Thor y termina con el descubrimiento del martillo en el desierto. Aquí lo mismo.

Javi dijo...

Curioso lo que comentas de la interconexión de personajes tipo Iron man con Thor; yo a estos dos nunca los hubiera emparejado.
Coincido contigo casi al 100% en tu crítica sobre la peli; y a Einer decirle que la introducción del personaje de Batman en Bataman begins de Nolan no está nada mal; para mí no lastra la historia sino que le añade algo que le viene bien (lo siento, Einer, pero tenía que decirlo). De cualquier manera El caballero oscuro es mejor que Batman begins por tener, sobre todo, un guión más redondo.
Un saludo

Raül Calvo dijo...

Sí, la Marvel ha decidido aplicar la interconexión del cómic al cine. de ahí la anticipación por la peli de Los Vengadores.

Einer dijo...

Javi, ¿El caballero oscuro es mejor que Batman Begins porque tiene un guion más redondo? Sí, por supuesto. Pero tiene ese guion porque antes tuvo a Batman Begins que presenta la parte más coñazo de la saga hasta el momento. Y Batman Begins está de puta madre y a mí me encanta, pero te tienes que tragar la creación de un personaje que todos hemos visto ya mil veces y que nos sabemos de memoria. Y eso, por muy bien contado que esté, que lo está, supone un peso demasiado grande en todos los sentidos. Es como cuando en Spiderman la gente se quejó porque no se eligió a Octopus para la primera peli, pues es que hubiera sido una decisión estúpida porque esa peli gira en torno al origen de Spiderman y eso, por sí sólo, es suficientemente importante como para meter también a Octopus. Donde la gente veía una peli de Spiderman, Raimi veía una saga y como saga hay que entenderla.

Dentro de la saga de Batman la introducción es necesaria y así lo entiende Nolan, pero es un lastre para la primera película. Sin embargo, no digo que Batman Begins no sea buena porque tiene que cargar con la introducción de la historia, digo que El caballero oscuro es mejor porque no tiene que cargar con ella.

En cuanto a estas pelis Marvel me parecen la introducción de la historia y espero de Los Vengadores el nudo y el desenlace. Y si lo que hacen con los Vengadores es otra peli autoconclusiva de presentación de personajes, será un fracaso (para mí) de toda esta saga.

Raül Calvo dijo...

Hay que considerar también que hay gente que desconoce completamente los personajes y no sabe nada de ellos, de ahí que las presentaciones y los orígenes también sean importantes.

Einer, escogieron al Duende Verde para la primera peli de Spiderman pq es el villano más importante de todos, su principal nemesis.

Einer dijo...

Por supuesto que las introducciones son importantes y hay gente que no conoce a los personajes.

No creo que escogieran al Duende Verde por ser el principal enemigo de Spider-Man ni el más importante sino por la importancia en la historia de los Osborn (sobre todo Harry) y porque cronológicamente es más lógico. Tradicionalmente se considera al Duende Verde como el villano más importante de Spider-Man pero eso es cuanto menos discutible. Stan Lee dijo una vez que el Duende Verde era el mayor enemigo de Peter Parker mientras que el Doctor Octopus era el mayor enemigo de Spider-Man. Sin embargo, con los años, han aparecido enemigos mucho más poderosos y que la gente prefiere como Venom o Carnage y al final hemos visto que el mayor enemigo de Peter y Spider-man es él mismo. Pero, ¿cómo cuentas eso en la primera película? Es imposible a no ser que ruedes 8 horas. ¿Cómo haces que Doc Ock aproveche a Mary Jane como una debilidad de Spider-Man si primero no cuentas por qué es importante para él?

Raül Calvo dijo...

Escogieron al Duende Verde igual que escogieron al Joker para la primera película de Batman (la de Burton). Porque es el enemigo que representa mejor el opuesto de Spiderman, tanto en la faceta como superhéroe como en su faceta como Peter Parker. La segunda entrega del Batman de Nolan es más satisfactoria pq lo enfrenta al Joker y ofrece una exploración dramática de la atracción/repulsión de los héroes y villanos que no ofrecía Ra's Al Ghul, a pesar de que Ra's es un personaje muy importante, y Batman tiene un hijo con la hija de Ra's, Thalia.

Los villanos más modernos como Venom son preferidos por los lectores más jóvenes (cuando digo jóvenes digo a partir de mediados de los 90 y tampoco es una cuestión de edad) en general. En las páginas de Batman, Bane lo destrozó y le hizo mucho más daño del que jamás le ha hecho el Joker (no cuento el asesinato de Robin pq fue algo que escogieron los propios lectores para deshacerse del personaje). Pero en cuanto historia y drama entre personajes, Batman y el Joker están unidos de una manera más fuerte que el resto de enemigos.

Lo mismo con el Duende Verde, cuya historia se mantuvo a lo largo de las tres películas de la era Raimi, a través de la relación con Harry Osborn, lo que le dio una unidad de trilogía, cosa que no habría sucedido si hubieran optado por cualquier otro villano. Es importante pq son opuestos no sólo pq uno sea un héroe y el otro un villano, también por la manera en que ven la familia y se relacionan sin los trajes.

Esta unión entre ambos se hace más fuerte en el cómic cuando el Duende Verde asesina a Gwen Stacy, además de descubrirse más tarde que Stacy tuvo relaciones con Osborn.

Algo que no se refleja en la película (por razones que me siguen pareciendo muy débiles) pero que hizo la elección del Duende Verde como primer villano algo lógico. El Doctor Octopus ocupa el segundo lugar en importancia, ya que también tuvo su historia al casarse con la tia May, pero no es tan profundamente dramática.

También podríamos hablar de como Sam Raimi y el estudio simplificaron enormemente Spiderman y Peter Parker, dándole un aire de serial de los años 30: el héroe, su eterna novia que siempre ha de ser rescatada al final por el malvado de turno, etc. Una de las cosas que más me gusta de Spiderman son las numerosas y distintas relaciones por las que pasa Peter Parker, que le dan un aire de autenticidad del que carece el Spiderman cinematográfico con su Peter Parker eternamente enamorado de Mary Jane.

Es decir, me gustaron las películas (incluso la 3ª si quitamos a Veneno) pero siempre he lamentado que en lugar de abrazar la complejidad dramática de Spiderman se decidieran por incorporar todos los tópicos con los que Spiderman rompió cuando se publicó por primera vez en agosto de 1962. Tópicos que en la película celebran y en los que Raimi se regodea, recuperando cosas del cine de aventuras clásico.

Pero eso es otro debate.

Einer dijo...

En el caso de Batman y el Joker me parece más evidente, pero con Spiderman no me parece que esté tan claro.

A mí me gusta más Octopus porque Peter y Octavius son bastante similares y con una infancia con puntos en común y, sin embargo, sus alter egos, son totalmente opuestos. De todas formas nos hemos desviado un poco del debate original.

Con todo lo demás que cuentas de las películas sí estoy de acuerdo y aunque la sensación general que me dejó la trilogía fue buena, también me sentí un poco decepcionado por Raimi. Supongo que como es Raimi esperaba un poco más.

Por cierto, acabo de leer que se prepara una nueva peli de carne y hueso de Akira, donde se barajan actores como Robert Pattinson, Justin Timberlake, Andrew Garfield o Joaquin Phoenix para los papeles de Tetsuo y Kaneda. Me he quedado de piedra. Ambientada, eso sí, en Nuevo Manhattan. Sólo se me ocurre decir: Nooooooooooooooooooooooooooooo!!!

Raül Calvo dijo...

Sí, terribles noticias respecto a Akira. Supongo que para rentabilizar costes harán algo pg13 para el público adolescente, de ahí los "actores" que se barajan. No sé si es mejor o peor que cuando se dijo que Keanu Reeves la iba a hacer tras el éxito de Matrix.

Publicar un comentario