13 sept. 2011

Payback contra Payback: Straight Up - The Director's Cut


Ya que comentamos ayer sobre los conflictos entre versiones extendidas, montajes del director y demás, he pensado que sería interesante estudiar uno de los casos más significativos en cuanto a conflictos entre estudio y director, que resultó en dos películas distintas: Payback (Brian Helgeland, Paul Abascal, 1999) y Payback: Straight Up - The Director's Cut (Brian Helgeland, 2006).

Brian Helgeland se propuso dar el salto de guionista a director adaptando al cine la novela de Donald Westlake The Hunter. La novela fue escrita por Westlake bajo el pseudónimo Richard Stark, ya que se apartaba de las novelas habituales de intriga y policíacas del autor: era mucho más oscura y violenta, y acabó siendo el inicio de una larga serie de novelas protagonizadas por Parker, un criminal sin escrúpulos. Fue publicada en España con el título de A quemarropa (la edición que tengo, no he encontrado ediciones actuales), ya que era el título con el que la novela fue adaptada al cine por primera vez, a cargo de John Boorman: A quemarropa (Point Blank, 1967), con Lee Marvin interpretando al protagonista, aquí llamado Walker. Es de notar que en ninguna de las adaptaciones que se han hecho de las novelas protagonizadas por Parker el personaje se llama igual: Westlake conservó los derechos sobre el nombre, ya que prefería que el protagonista se llamara Parker sólo si el mismo actor protagonizaba una serie de películas interpretándolo. Recientemente, Astiberri publicó una adaptación al cómic de la novela, a cargo de Darwyn Cooke, con el título de El cazador, en lo que es el inicio de la serie Parker de la que próximamente se publicará el segundo volumen. La película de Ringo Lam Contacto total (Xia dao Gao Fei, 1992) también se inspiró en la novela de Westlake.

Helgeland quiso hacer homenaje al thriller de los 70, en una película que siguiera el estilo sucio, duro y contundente de entonces. Mel Gibson fue escogido como protagonista, ya que el actor había mostrado interés en interpretar un personaje alejado de los "buenos" que había interpretado hasta entonces y le apetecía hacer uno de los "malos". El rodaje transcurrió sin incidentes notables y empezó el proceso de posproducción. Y fue aquí donde empezaron los problemas.

El estudio empezó a exigir una serie de cambios que tenían como objetivo hacer a Porter (Gibson) más accesible al público y convertir la película en una cinta de acción más positiva. Básicamente, que fuera el mismo tipo de película que hasta entonces había protagonizado Gibson. Helgeland les dijo que no sabía hacer otra película que la que había hecho y que no tenía intención de hacer todos los cambios que el estudio exigía. Así, días después de que ganara el Oscar al mejor guion por L.A. Confidential (Curtis Hanson, 1997), Helgeland fue despedido por el estudio. Terry Hayes fue contratado para reescribir casi media película y Paul Abascal escogido para dirigir las nuevas escenas y reeditar la película. Aunque el nuevo rodaje se tuvo que retrasar un año ya que Gibson se había comprometido a protagonizar Arma letal 4 (Lethal Weapon 4, Richard Donner, 1998).

De este modo, en 1999 se estrenó Payback, que a pesar de estar atribuida a Helgeland, no tenía nada que ver con lo que éste había hecho.

Pasó el tiempo, estaciones vinieron y se fueron, y en el 2006 vio la luz Payback: Straight Up, o lo que es lo mismo: el montaje del director de Payback.

Payback (1999)
Payback: Straight Up - The Director's Cut (2006)

Tono, duración, aspecto, música... Son muchas y diversas las diferencias entre ambas películas. Entre los cambios que impuso el estudio nos encontramos:

1 Una secuencia que se añadió al principio de la película, explicando como Porter se recupera de sus heridas.

2 Una voz en off a cargo de Porter, que explica las motivaciones del personaje y aclara todas sus acciones.

3 Se elimina la secuencia en la cual Porter pega a su mujer Lynn (Deborah Kara Unger), la muerte del perro y toda la parte final de la película.

4 Se añade un tinte azul a la película que le da un aspecto más frío y moderno.

5 Kris Kristofferson interpreta a Bronson, el jefe de los criminales, que en la versión de Helgeland no es más que una voz femenina al teléfono.

Para su versión, Helgeland restauró todo el material que había rodado, eliminó todo lo añadido por el estudio (incluida voz en off, por supuesto, y varios toques de humor que él mismo había puesto en su momento), cambió el aspecto de la película por un look con colores brillantes y encargó una nueva banda sonora más acorde con el tono de la película. El resultado es unos diez minutos más corto que la versión que se estrenó en cines.

Se podría decir que la versión que se estrenó en cines es un neo-noir, una película que hace homenaje al cine negro más clásico, como la habitual escena de tortura al protagonista, y que está más orientada hacia la diversión. La versión de Helgeland tiene un tono que la acerca más al thriller de los años 70, con un tono más serio acompañado de un ambiguo final. Ambas películas me gustaron, aunque como ahora soy un aficionado al cine de los 70, cosa que no era en 1999, actualmente prefiero la versión de Helgeland, más acorde con el personaje original. Os invito a comparar ambas versiones en la edición especial en DVD/Blu-ray.

En cuanto a Parker en el cine, se está rodando una película, para estrenarse en el 2012, llamada simplemente Parker, inspirada en las novelas de Donald Westlake alias Richard Stark. Además de Payback y A quemarropa, estás son el resto de películas que se han hecho adaptando novelas protagonizadas por Parker: Made in U.S.A. (Jean-Luc Godard, 1966), aquí Parker se convierte en Paula Nelson (Anna Karina); Mise à sac (Alain Cavalier, 1967), aquí Parker se llama Georges (Michel Constantin); El reparto (The Split, Gordon Flemyng, 1968), aquí Parker se llama McCain (Jim Brown); The Outfit (John Flynn, 1973), aquí Parker se llama Macklin (Robert Duvall); y Slayground (Terry Bedford, 1983), aquí Parker se llama Stone (Peter Coyote).

El tráiler es de la versión estrenada en cines, no he encontrado ninguno de la versión de Helgeland.

12 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

No he visto la original de Lee Marvin, pero la de Gibson me volvió loco. Por alguna razón, la primera vez que la vi esperaba encontrarme con una película de acción tipo Arma Letal, pero nada más lejos de la realidad. Payback me encantó por el carisma de su personaje, la ambientación, la música, la violencia, las frases:
-¿Tienes fuego?
-No
-entonces no me sirves ¡¡BANG!!

Otro de los motivos por los que me encantó esta película es porque por la época en la que la vi era un completo fan del videojuego Max Payne, el cual guarda muchísimas similitudes con la película, empezando por el aspecto del protagonista.

Lo que siempre he querido es comprar la novela en la que se basa Payback, pero no consido dar con ella. Dudo que esté publicada en España.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, deberías ver el montaje del director si no lo has visto: toda la parte final es mucho mejor. La novela fue publicada en España, pero como comento en el post con el título A quemarropa. Es la edición que tengo en casa, pero es de hace bastante tiempo e imagino que debe estar agotada. Puedes probar a encontrarla de segunda mano.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, ahora que lo pienso te será más fácil encontrar la adaptación en cómic de la novela: El cazador, publicado por Astiberri.

Dr. Gonzo dijo...

Lo cierto es que prefiero la novela, ya sabes. Soy un poco maniatico en lo referente a intentar tener siempre el material original. De todas formas ya he localizado unas cuantas copias de la novela de segunda mano.

Gracias igualmente!!

Javi dijo...

Aquí sí que se ven los cambios que quería hacer el estudio. Como dices, es otra película a la que tenía planeado hacer Helgeland. De todas formas yo vi la versión original, la de estreno en cines y aparte de no gustarme nada de nada, no me pareció que el personaje de Gibson fuera demasiado positivo... me pareció más bien oscuro. A saber qué quería hacer de él Helgeland en la versión que tenía planeada: un tío sin entrañas?? !! (Supongo que en la versión 2006 se apreciará bien)

La original de Don Siegel la tengo en un altar como una de mis pelis de cine negro favoritas. O sea que normal desechar este remake que para mí es como un pastiche.

Un saludo, Raül. Buena entrada.

Raül Calvo dijo...

Bueno, Javi la "original" es de John Boorman, no de Don Siegel y realmente esto no es un remake, a no ser que consideres que todas las adaptaciones que se han hecho de Romeo y Julieta o Drácula remakes de la primera adaptación que se hizo en cine. A Helgeland le interesaba la novela original y en ella se basó.

Y, efectivamente, Parker, tal y como aparece en las novelas, es un tipo sin entrañas ni ningún tipo de conciencia: quiere su dinero y hace lo que sea por conseguirlo. De hecho, en las dos versiones está suavizado respecto a la novela.

lesswanted dijo...

http://www.blogdecine.com/criticas/criticas-a-la-carta-payback-de-brian-helgeland

toma plagio que te acaban de dar!

Raül Calvo dijo...

Bueno, yo la información la saqué principalmente del audiocomentario y los extras de la edición especial. Lo otro es más rápido.

Anónimo dijo...

Pues si os gustan las pelis os recomiendo que os leáis los comics editados por Astiberri basados en las novelas. Son buenísimos y para mi mejores que la peli que me gustó un montón.

Raül Calvo dijo...

Tienes razón, son muy buenos. En otro post sobre Parker ya los menciono si no recuerdo mal.

Víctor Carbajal dijo...

Muy buen post! Acabo de ver la edición de 2006 y había visto la del cine, aparte de leer la novela. Es cierto, el Parker de la novela es más inescrupuloso que éste; de hecho, él iba a matar a Resnick y robarle el dinero, solo que éste lo "madruga" como decimos en Argentina. Voy a buscar el comic, gracias por esa data!!

Raúl Calvo dijo...

De nada ;D, espero que disfrutes la lectura.

Publicar un comentario