28 sept. 2011

Jaula sin techo (The Baby)



Recuerdo que cuando vi por primera vez esta película, hará unos diez años, me dejó bastante estupefacto. Tremendamente extraña y retorcida dentro de una historia más o menos "normal", en todo este tiempo no ha perdido su capacidad de impacto.

Jaula sin techo (The Baby, Ted Post, 1973) cuenta la historia de Ann Gentry (Anjanette Comer), una trabajadora social que está muy interesada en el caso de la familia Wadsworth. Familia formada por la señora Wadsworth (Ruth Gordon), sus algo ligeras de cascos dos hijas Germaine y Alba (Marianna Hill y Susanne Zenor) y un bebé (David Manzy). Este bebé es lo que hace especial a la familia Wadsworth ya que es un bebé de 25 años.

Los problemas para Ann empiezan cuando se convence de que puede ser rehabilitado y empieza a investigar más a fondo. Este punto de la película transcurre por terrenos más o menos familiares, ya que como os podéis suponer a medida que Ann investiga descubrirá que anteriores trabajadores sociales que trabajaron con los Wadsworth tenían la costumbre de desparecer o aparecer asesinados. Pero no es esta trama de suspense la que hace memorable esta película, sino los detalles retorcidos o enfermizos con los que se adereza la historia.

Detalles que hacen que sea difícil comentar la película sin destriparla y arruinar las sorpresas, especialmente un final sorpresa que te deja de pasta de boniato. Baste decir que Baby, como le llaman, no es un bebé por voluntad propia o que la vida familiar de las Wadsworth no es precisamente de las más sanas. Post, director de la mejor película de la serie Harry, el sucio para mí, crea una atmósfera sórdida con facilidad, además de dosificar el suspense en lo que es una interesante película de terror psicológico. También es de destacar que aunque no hay sangre ni mucha violencia, la fiesta de cumpleaños de Baby es bastante memorable.

Resulta curioso, también, que la película fue clasificada en su momento como "para todos los públicos" pero actualmente creo que sería clasificada para mayores, lo que dice algo sobre como avanza la sociedad aunque no sé bien qué puede ser. Por lo menos, una edición que tengo la clasifica como para mayores de 18 años.

En fin, ahora que el estudio Severin ha recuperado esta pequeña joya (la primera edición que tuve la regalaron originalmente en una revista), sería un buen momento para que tod@s aquell@s que no la conozcan le echen un vistazo.

3 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

ni zorra idea, oiga. No la conocía, pero voy pillármela, a ver que tal. A priori el trailer me ha gustado, y lo del final sorpresa me ha dejado con el gusanillo..

Raül Calvo dijo...

Pues espero que te guste, que para eso estoy aquí en parte, para que la gente descubra nuevas pelis.

Anónimo dijo...

Buena, no te deja indiferente. El final para ponerlo en un marco.

Publicar un comentario