19 sept. 2011

El fin de Hollywood - Zombis atómicos en Barcelona

1 El 2001 me compré la primera edición que salió de la trilogía de El Padrino en DVD. Desde entonces hasta ahora, todas las ediciones que salieron después no tenían ningún tipo de extra. Pensaba que pasaría los mismo con la edición en Blu-ray, pero salió un pack de la trilogía que incluía un Blu-ray con extras nuevos, además de los editados en aquella primera edición.

Uno de los nuevos extras es un documental titulado La obra maestra que casi no fue, dedicado a estudiar el crítico estado en que se encontraba Hollywood a finales de los 60. Se pinta un panorama apocalíptico, en el cual todas las grandes producciones parecen destinadas al fracaso y los grandes conglomerados empresariales empiezan a comprar estudios de cine por cuatro perras, siendo el inicio de la situación actual en la cual todos los grandes estudios son propiedad de conglomerados que tratan las películas como un producto más.

Pronto me di cuenta que todo lo que contaba este documental me resultaba familiar. Y luego caí: en este blog ya había hablado diversas veces sobre como, a finales de los 60, el cine de los grandes estudios era incapaz de asimilar los rápidos cambios que estaban teniendo lugar en la sociedad, cambios que el cine de serie B y los productores independientes sí reflejaban. Así, cuando explican en este documental que parecía que el cine iba a desaparecer, en realidad hablan sólo del cine de Hollywood, interpretado como el único cine que se hacía. Tampoco mencionan como los grandes estudios sobrevivieron gracias a adoptar los temas, géneros y estilos del cine independiente. Tenedlo en cuenta si veis este documental y pasaros por aquí para tener una perspectiva más amplia, que para eso estamos.

Por cierto, otra cosa curiosa de este documental es ver a George Lucas hablando de como querían hacer películas personales y artísticas sin tener en cuenta el hecho de que la gente fuera a verlas o no. ¡Ay, Lucas, cómo has cambiado! ¿Por qué no incluíste las versiones originales de la trilogía galáctica en el Blu-ray? ¿Las sacarás aparte? Espero que el lado oscuro no te haya devorado del todo y sigas el ejemplo de Steven Spielberg que sacará E.T. en Blu-ray en su versión original, desechando la versión políticamente correcta.


2 Éste sábado, la gente de El Buque Maldito tuvo a bien organizar un pase del clásico La invasión de los zombies atómicos (Incubo sulla città contaminata, 1980) con su director Umberto Lenzi como invitado. Fue un evento inolvidable y fantástico.

Por suerte, había sido previsor y llegué a la sala una hora antes, y me evité quedarme sin sitio como le pasó a mucha gente que vio la película sentada en el suelo. Ver esta película en una sala llena de gente aficionada al género fue como verla de nuevo. Las reacciones espontáneas hicieron aún más disfrutable este clásico de culto.

Entre estas reacciones destacaría: el súbito aplauso en una escena en la cual un doctor lanza cual ninja un bisturí a uno de los infectados atómicos; otro aplauso cuando la negada actriz Laura Trotter recibe una señora hostia exageradamente dada por el también negado actor Hugo Stiglitz; la entusiasta ovación ante la posible muerte de la Trotter seguida de un "oooh" al ver que sigue viva.

Umberto Lenzi
A pesar de las dificultades con el idioma, Lenzi ofreció un interesante coloquio y ofreció jugosa información a los aficionados, así como un montón de diversas y divertidas anécdotas. Ante todo, mostró su asombro ante lo llena que estaba la sala, ya que era la primera vez que veía una sala tan llena para ver esta película.

En referencia a Incubo... explicó que Quentin Tarantino le dijo que sus zombis eran mejores que los de Romero, ya que los suyos corren, son inteligentes y usan diversas armas. Pero a Lenzi no le acababa de gustar esa definición porque no consideraba a las criaturas zombis sino monstruos creados por la radiación. Así que, aunque sólo se mueran si se les dispara a la cabeza y se alimenten de carne humana, no son zombis: que quede claro. Lo primero que dijo es que la película se había mantenido bien, entretenida y llena de acción, a pesar de que la pareja protagonista no tenía ningún talento para la actuación. Hugo Stiglitz, del cual dijo que era "un [insertar palabra malsonante] sin talento", fue impuesto por los productores mejicanos y Laura Trotter, de la cual dijo que era "una [insertar referencia a una antigua profesión] sin talento", fue impuesta por un productor italiano que le aseguró que la Trotter sería una gran estrella. El resto del reparto, por suerte, está estupendo.

La película fue rodada en Madrid y Zaragoza, siendo los interiores rodados en Roma. En Zaragoza filmaron cerca de una base militar, "pendiente de ver si atacaban los comunistas", que estaba más que curiosa por ver que sucedía en el rodaje. Cuenta Lenzi que Paco Rabal, en cuya primera escena le vemos demostrando su poderío con Maria Rosaria Omaggio, algo borracho se dedicaba a entretener a los militares mientras Lenzi rodaba. También contó que una vez en Roma, se dedicó a rodar más insertos de efectos especiales porque no le había acabado de convencer el resultado obtenido en primer lugar. También explicó como ahora es una película política además de terror, teniendo en cuenta los recientes sucesos en Tokio y París, siendo los comentarios que se hacen al respecto más relevantes en la actualidad que cuando se estrenó la película.

Lenzi repasó, a petición de los asistentes, diversos títulos clásicos de su filmografía. Hubo varias preguntas que hacían referencia a Caníbal Ferox (Cannibal ferox, 1981). En una de éstas contó como un día alguien le felicitó por el enorme éxito que había tenido en Estados Unidos con Make Them Die Slowly (hacedles morir lentamente), pero Lenzi le dijo que él no había dirigido semejante película. Intrigado fue a ver al distribuidor italiano y le preguntó por el asunto. El distribuidor le dijo que no había vendido la película a Estados Unidos, pero que le había dejado una copia a un amigo. Al parecer, éste "amigo" decidió poner en los cines americanos esa copia con otro título y hacerse de oro.

Otro cambio de título sufrió la interesante Paranoia (1969). Cuando Lenzi acabó de rodar La brigada de los condenados (La legione dei dannati, 1969) volvió a Italia y descubrió que los distribuidores habían cambiado el título de Paranoia por Orgasmo. Este título facilitó que fuera un gran éxito pero hubo que retirarla a las tres semanas de estrenarla porque se celebraba la Pascua y no se consideró apropiado que semejante título estuviera expuesto por las calles.

Umberto Lenzi tuvo la gentileza de firmar mi copia en DVD de Incubo sulla città contaminata. Lo cierto es que se mostró muy amable y accesible con todos los fans que le pedimos que nos firmara fotos, pósteres o carátulas, como fue mi caso. Supongo que mi edición en DVD vale ahora miles de millones, por lo menos.

Personalmente me hizo bastante gracia cuando, hablando de diferentes técnicas de efectos y trucajes que forman parte del pasado, explicó como en La banda del gobbo (1978), el actor Tomas Milian interpretaba a una pareja de hermanos: uno de los hermanos llevaba barba y el otro no. Usando la pantalla partida, primero filmaron a Milian sin barba, luego le iban a poner una barba falsa para hacer la parte del otro hermano pero Milian se negó en rotundo a que le pusieran una barba falsa, se empeñó en salir con su barba. Así que hubo que esperar a que le creciera la barba para terminar la película.

Finalmente, Lenzi habló de como se había enamorado de muchas de sus actrices principales pero "siempre profesionalmente"; mencionó que cuando trabajaba en un género en particular no veía películas que fueran del mismo género para no influenciarse (cosa que me llamó la atención porque la mayoría de directores hace lo contrario) y explicó como conoció a Tarantino cuando éste era un desconocido, entre otras muchas cosas. Para acabar, contó que había tenido que dejar de rodar a principios de los 90 por razones de salud, problemas con el corazón, y que ahora se dedicaba a escribir, aunque cuando explicó que su quinta novela estaba a punto de publicarse dijo que la "acababa de rodar" en lugar de escribir, así que supongo que en cierta forma sigue activo.

En definitiva, una jornada para el recuerdo. Y si no habéis visto esta joya de culto, no sabéis lo que os perdéis.

8 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

En mi vida he visto a pocos famosos, y los que he visto poco me interesaban. El día que esté en presencia de alguien a quien realmente admire me comportaré como un total gilipolas, seguro jaja.
Por desgracia, aquí en Málaga no se hacen eventos de este tipo, y cuando se hace alguno me pilla en mal momento y no puedo ir.

En cuanto a La invasión de los Zombies atómicos, es uno de los clásicos casposos de la moda zombie que aún no he visto, pero después de leer esta entrada me han dado bastantes ganas de echarle un ojo.

Javi dijo...

Muy interesante, Raül. Del tal Lenzi este no tenía ni idea y me sorprende que Paco Rabal haya actuado en una de sus pelis. El tío se enamoraba de sus actrices como Hitchcock de las suyas ;-) Creí que Rabal de cine italiano se dedicó a hacer cosas para Antonioni o gente por el estilo... Tengo la impresión de que los italianos hicieron mucho cine de este tipo, bastante divertido y sin cortarse nada.

Interesante también lo que comentas sobre El padrino y la crisis de los estudios que venía de años atrás.

Un saludo, Raül.

Luis Cifer dijo...

mmmm es que Lenzi me da miedo, vi alguna peli suya de crío pero no me pareció gran cosa, la verdad. Mucha caspa y mucho zombi (o lo que sea) pero el tema dejó de interesarme hace décadas. Igual ahora tu post me hace volver a revisar su cine. Gracias y seguro que fue una velada inolvidable.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, Javi y Luis Cifer, Incubo... es energética, cinética y muy original pero no casposa, a pesar de las pésimas actuaciones de su pareja protagonista, y, a juzgar por como ha sido imitada en la actualidad, bastante moderna. Lenzi ha hecho películas de gran presupuesto y de bajo presupuesto, ha trabajado en todo tipo de géneros: policial (su favorito), aventuras, adaptaciones de cómic, cine bélico... ésta es la única que hizo con "zombis". Orgasmo, a pesar de su título, fue proyectada hace poco en el Festival de Venecia. Casposa para mí es una mala película, independientemente del dinero con que se ha hecho o del género que trate.

Bea Cepeda dijo...

qué buena pinta tiene ese documental de los extras de El Padrino. Hace un par de años me regalaron a mí un pack con las películas de El Padrino y 5 dvds de extras. Pero claro, son de estos regalos que te hacen "por hacer", digo yo, porque aunque he visto las películas de El Padrino, y me gustan, no me apasionan tanto como para que me apetezca meterme interminables horas de extras. Aunque por otra parte, siempre pienso que si un día me volviera a ver las tres pelis y luego viera los extras seguro que me encantarían.

Raül Calvo dijo...

¿no te apasionan las pelis del Padrino lo suficiente para ver los extras? Mi cerebro no lo computa. Error error, Dave... Dave... no haga eso... Daisyyy, Daisyyy

Astrum dijo...

EfectivaMENTE... un día para recordar, y pensar que Lenzi nunca hablaba sobre zombis!!!! ... me alegro de descubrir este blog
A10 AX

Raül Calvo dijo...

Me alegro de ser descubierto. A pesar de que Lenzi los llama contaminados, para mí, si sólo se pueden matar de un tiro en la cabeza, serán zombis atómicos forever and ever.

Publicar un comentario