22 may. 2014

Alerta roja en el gran hospital (Blue Monkey)

 
Alerta roja en el gran hospital (Blue Monkey, William Fruet, 1987) es una modesta pero bien ejecutada película de serie B, que aunque no es muy original sí resulta bastante entretenida.

Todo empieza cuando un hombre mayor al que ha picado un insecto es llevado al gran hospital del título en castellano. Asombrado, el personal ve como una gran larva de insecto surge de su interior. Cuando lo quieren reanimar, el hombre muere (explota cuando le aplican una carga de un desfibrilador). La enfermedad que tuviera el hombre resulta contagiosa, y antes de que puedas decir [REC], el hospital está sometido a cuarentena y aislado por el ejército, que dispara a cualquiera que intente abandonarlo. Como las cosas no están lo suficientemente mal, por una larga serie de circunstancias, la larva expulsada por el hombre se acaba convirtiendo en un insecto gigante que se dedica a devorar pacientes con alegría. Mientras la doctora Judith Glass (Susan Aspach) intenta atajar la infección, la doctora Rachel Carson (Gwynyth Walsh), el policía Jim Bishop (Steve Railsback) y el entomólogo Elliot Jacobs (Don Lake) intentarán acabar con los insectos gigantes antes de que estos acaben con la humanidad.

Mezclar una historia de insectos gigantes a lo años 50 con otra de zona aislada por cuarentena hace que Blue Monkey no tenga un momento flojo, ya que la tensión y la acción van pasando continuamente de una historia a otra. Es por eso que, como decía al principio del artículo, su falta de originalidad está compensada por una buena ejecución. También es un detalle importante el reparto, en el que también encontramos a John Vernon haciendo su papel habitual de John Vernon, con Walsh y Railsback al frente, de sobras conocidos por los aficionados al género. También vale la pena mencionar la aparición de Sarah Polley, cuando todavía era una niña, el mismo año que apareció en la serie Misterio para tres (Friday the 13th: The Series).

Los efectos especiales no son nada del otro mundo, los insectos tienen los habituales movimientos de gran armatoste, aunque en algunos planos las cabezas de los bichejos están bastante animadas, particularmente en la que uno de los bichos le arranca la cabeza a un paciente del hospital. Dicho esto, la cinta no es excesivamente gore ni sangrienta.

Alerta roja en el gran hospital no es ningún gran clásico olvidado, pero puede haceros pasar un buen rato si os gustan las películas de serie B sin muchas complicaciones.

5 comentarios:

Einer dijo...

Qué puedo decir, me gustan las pelis de serie B sin muchas complicaciones, así que a verla.

Einer dijo...

Qué puedo decir, me gustan las pelis de serie B sin muchas complicaciones, así que a verla.

Raúl Calvo dijo...

Pues espero que la disfrutes. Y la de Dolph Lundgren no te va también?

Einer dijo...

Sí, claro que sí. Toda peli en la que salga Dolph Lundgren merece la pena ser vista.

Raúl Calvo dijo...

Pues si tienes lector de zona A, los de Scream sacarán una edición de Dark Angel en Blu-ray en el futuro próximo.

Publicar un comentario