23 may. 2014

The Resurrected

 
Dan O'Bannon y H. P. Lovecraft son dos nombres escritos con letras de oro en la historia del cine fantástico y de terror, el de O'Bannon, y de la literatura de terror, el de Lovecraft. La unión de estos dos grandes talentos tendría que haber sido motivo de celebración para los aficionados, pero The Resurrected (1991), adaptación de la novela de Lovecraft El caso de Charles Dexter Ward dirigida por O'Bannon, ha pasado demasiado desapercibida para los aficionados. A pesar de que originalmente se pensó estrenarla en cine, fue directamente al mercado de vídeo, donde pasó con más pena que gloria.

Si bien hay alguna edición en DVD, bastante pésima, el reciente pase de la película en alta definición por el canal MGM podría anunciar una edición en Blu-ray de este excelente film. Una película que cumple además mi regla de oro: cualquier película en la que aparezca un esqueleto animado con stop motion es buena.

El caso de Charles Dexter Ward ya había sido llevada al cine con anterioridad, en 1963 bajo el título El palacio de los espíritus (The Haunted Palace, Roger Corman), estrenada con ese título por insistencia de los productores que querían pasarla por otra adaptación de un cuento de Edgar Allan Poe, adaptaciones con las que Corman estaba teniendo mucho éxito en aquella época. The Resurrected es una adaptación más fiel a la historia de Lovecraft que la que dirigió Corman, aunque el guion de Brent V. Friedman, el cual luego también trabajó en otra película Lovecraft: Necronomicon (Christophe Gans, Shûsuke Kaneko, Brian Yuzna, 1993), traslada la acción al presente y le da un toque noir al hacer que Claire Ward (Jane Sibbett), la esposa de Charles Ward (Chris Sarandon), contrate a un detective privado, John March (John Terry), para que investigue las extrañas actividades de su marido. Este mecanismo permite que el guion conserve hasta cierto punto la estructura, el argumento y el estilo original de la novela de Lovecraft a pesar de los cambios. Por supuesto, a pesar de que en los créditos solo figure Friedman como guionista, es obvio que O'Bannon también trabajó en él.

Lo que resulta sorprendente de esta película es que O'Bannon no estaba muy contento con ella ya que los productores se hicieron con ella, la editaron directamente a vídeo (posiblemente retocando el montaje de O'Bannon y cambiaron el título original por este de The Resurrected y, en algunas versiones, Shatterbrain) y la publicitaron de la peor manera posible. Y a pesar de todo, es una estupenda película, lo que me hace pensar que es posible que la idea original de O'Bannon fuera una obra maestra. También resulta triste porque O'Bannon consideraba que era lo mejor que había dirigido hasta entonces y no se volvió a poner tras las cámaras nunca más: murió en 2009 y estuvo muy ocupado escribiendo guiones para otros directores.

En definitiva, una oculta joya que os recomiendo, especialmente si os gustaron las adaptaciones Lovecraft realizadas por Stuart Gordon y Brian Yuzna. Si no la cazáis por el canal MGM, buscad la edición en DVD, aunque su calidad no es muy buena. Yo rezo a Cthulhu para que editen esta película en Blu-ray como Los Antiguos mandan.


2 comentarios:

Raúl Cifuentes dijo...

Una peli que mola bastante. Los amantes del fantástico echamos de menos a Dan O'Bannon. Uno de los más grandes entre los grandes!!!

Raúl Calvo dijo...

Desde luego, solo por el guion de Alien y dirigir la magistral El regreso de los muertos vivientes ya se convirtió en uno de los grandes.

Publicar un comentario