31 oct. 2010

La noche de Halloween (Halloween)



Bueno, estaba cantado que para la noche de Halloween tocaba comentar La noche de Halloween (Halloween, 1978) de John Carpenter.

Originalmente la película se tituló The Babysitter Murders y se estrenó con ese título sin causar ninguna impresión. Luego se cambió el título por el de Halloween y se estrenó el 25 de octubre y entonces fue cuando se convirtió en un éxito sin precedentes, siendo la película independiente de serie B más taquillera de la historia.

El origen de la película lo encontramos en dos fuentes directas: una es el clásico Navidades negras (Black Christmas, 1974) de Bob Clark, como ya comenté en su correspondiente post. Clark explica en el audiocomentario del DVD que Carpenter se puso en contacto con él para hacer una secuela y que el argumento que le contó era parecido a lo que luego sería Halloween. La otra fuente son las películas de Dario Argento, que tuvieron una influencia visual clara si nos fijamos en la paleta de colores que se utiliza en el film. Carpenter comentó en una entrevista que Halloween era su película "a la Argento".

Halloween trata sobre el hombre del saco. Ahí radica una de las claves de la genialidad del guión de John Carpenter y la llorada Debra Hill a mi parecer: tratar miedos infantiles pero dirigidos a un público adulto. La película nos recuerda por qué nos daba miedo la oscuridad de pequeños. Nos recuerda que si una noche mientras duermes dejas un pie colgando es posible que sientas una fría mano en él y entonces te pongas a gritar y a gritar y posiblemente te vuelvas loco.

Otro de los aciertos es situar la película en un barrio residencial. Hasta entonces las películas de terror se ambientaban en perdidas mansiones en el campo o en algún lugar del desierto o en el espacio. Halloween sitúa el horror al lado de tu casa. En un entorno que era visto hasta entonces como seguro, como un lugar en el que no pasaba nada. Pero para finales de la década de los setenta estaba claro que nadie estaba a salvo, es la década en la que empiezan los ataques terroristas en aeropuertos y los grupos políticos radicales empiezan a actuar de forma violenta. En una de las escenas más recordadas de la película vemos como Laurie (Jamie Lee Curtis) busca ayuda en casa de un vecino gritando desesperada. Vemos como la luz dentro de la casa se enciende, alguien mira quién es y cuando ve a la pobre Laurie gritando y sangrando decide cerrar las cortinas y apagar la luz. Laurie se desespera: nadie va a ayudarla. Pues esta escena está inspirada en un suceso real que tuvo lugar en la ciudad de Nueva York y en aquel entonces causó bastante revuelo: una mujer fue asesinada de forma impune aunque gritó desesperada pidiendo ayuda porque ninguno de los vecinos hizo nada para ayudarla, algunos se quedaron mirando.

La película contó con la siempre efectiva presencia del gran Donald Pleasence como el doctor Loomis y representó el debut en pantalla de Jamie Lee Curtis. Esta película la convirtió en Scream Queen y protagonizó varias películas de terror. Sin embargo, a medida que avanzaba la década de los ochenta y la calidad de los slasher iba disminuyendo, Curtis abandonó el género y se dedicó a la comedia, para la que tiene auténtico talento. Nancy Kyes (entonces Nancy Loomis) interpretó a Annie; fue una habitual de las películas de Carpenter y tuvo una breve carrera como actriz, a pesar de ser bastante buena. La otra amiga de Laurie, Linda, fue interpretada por P. J. Soles. Aaah, P. J., que cantidad de momentos agradables me diste en la adolescencia. Como ya comenté en el post de Rock 'n' Roll High School (Allan Arkush, 1979), estuve perdidamente enamorado de esta actriz.

El éxito sin precedentes de la película provocó que se pusieran en marcha una serie de olvidables secuelas. Nada menos que siete continuaciones, todas realmente mediocres y malas. La tercera entrega, Halloween III: El día de la bruja (Halloween III: Season of the Witch, 1982, Tommy Lee Wallace), fue un intento de crear una serie de películas temáticas en torno a Halloween, pero la cosa no cuajó. La película también fue víctima de un mediocre remake dirigido por Rob Zombie que básicamente elimina todo lo que hacía funcionar la original. Este remake también tuvo su secuela en el 2009 pero a día de hoy no se ha estrenado en España por alguna misteriosa razón y se prepara una tercera entrega para el 2011. Sigh.

También existe una "versión extendida" de la película, la versión que pasan por la televisión (al menos en Cataluña). El origen de esta versión se encuentra en 1980. Cuando Halloween se iba a emitir en televisión fue necesario hacer algunos cortes (que Carpenter se encargó de hacer) para la censura televisiva. Como resultado la película no alcanzaba las dos horas (con anuncios) necesarias, así que Carpenter rodó nuevas escenas aprovechando que en ese momento se rodaba ¡Sanguinario! (Halloween II, Rick Rosenthal, 1981) y tenía a mano los actores. Estas nuevas escenas no incorporan nada, estaban destinadas a ser relleno.

En fin, disfrutad de este clásico con las luces apagadas.

2 comentarios:

Javi dijo...

Carpenter haciendo una de terror y poniendo a Jamie Lee Curtis en las situaciones más angustiosas. La verdad es que marca muy bien los ritmos y los momentos de mayor tensión. Es una película de terror brillante. Hasta otra, Raül.

ATTICUS dijo...

Me ha gustado tu blog amigo y te seguire,me he puesto ya seguidor tuyo.
Por cierto me ha encantado el post
de este film.Genial.
Si te quieres pasar por mi blog,sera un placer.
http://adivinaquiencocinaestanoche.blogspot.com/

Publicar un comentario