8 nov. 2010

Jóvenes ocultos (The Lost Boys)



La primera vez que vi esta película, hace tiempo, no me acabó de gustar. Sin embargo, cuando la volví a ver en tiempos más recientes pude entrar mejor en el humor que impregna esta película de terror vampírico que Joel Schumacher estrenó en 1987:  Jóvenes ocultos (The Lost Boys). Una película que vista ahora llama la atención por como se adelantó a su tiempo. O tal vez sea más ajustado decir que fue la primera en iniciar la tendencia de los vampiros cool y molones, pero lo hace manteniendo el espíritu sobrenatural del vampiro sin caer en la moda de los virus sanguíneos tan populares entre los americanos.

La referencia a Peter Pan del título original no es casual. El guión original de Janice Fischer y James Jeremias estaba destinado al público infantil, y los protagonistas eran niños vampiro. Sin embargo, cuando Schumacher se sumó al proyecto lo hizo con la condición de hacer una película más adulta, elevando la edad de los vampiros a adolescentes. En esta reescritura del guión que llevaron a cabo Jeffrey Boam y Schumacher "los chicos perdidos" del título hacen referencia a las víctimas de los vampiros y tiene un sentido más alegórico en referencia a la eterna juventud de estas criaturas de la noche, un deseo muy común entre los humanos: alargar lo máximo posible la adolescencia.


Se sabe que eran vampiros molones porque no llevaban hombreras

 En la película de Schumacher las referencias a la presión de grupo y a las drogas están muy presentes en la narrativa de la historia. Sin embargo lo que realmente me llamó la atención fue el estilo del director a la hora de mover la cámara y plantear los planos, siendo algunos tremendamente imaginativos teniendo en cuenta la tecnología de la época. Muy moderno, sin caer en las estridencias ochenteras que uno esperaría del irregular Schumacher, que hace pelis buenas pero también algunas de calidad discutible.

El reparto también destaca: Jami Gertz está estupenda como inocente vampira pero especialmente resalta Kiefer Sutherland que demuestra una presencia de pantalla magnífica. Esta película también fue la que por primera vez juntó a Corey Feldman y Corey Haim, pero no se lo echaremos en cara.

La edición en DVD no trae ni un solo extra pero la edición en Blu-ray trae todos los de la edición especial americana. A disfrutarla.

2 comentarios:

Javi dijo...

Muy buen post, Raül. Hace tiempo que la vi y tengo el recuerdo de que era una peli muy ochentera, pero por lo que dices no es tan ochentera como otras; yo creo que tiene elementos muy ochenteros como el estilo pop en su ambientación; creo recordar que hay imágenes que parecen de auténtico videoclip, o como si Tony Scott o Adrian Lyne hubiesen hecho un anuncio de vampiros para un perfume adolescente, pero bueno, me fío de ti y tal vez hoy la vea de un modo distinto. Hasta pronto, Raül.

ATTICUS dijo...

Sin duda es referente de todas estas peliculas,series que nos estan inundando.
Las pelis de vampiros han pasado por diferentes etapas y formas de tratar la mordedura de quien lo daba y a quien.Los 60 y 70 fueron
del tipico conde que mordia a hermosas mujeres,y en los 80 se empezo a relizar el vampiro juvenil y este film es principal protagonista.
Muy buen post Raul.

Publicar un comentario