1 jun. 2011

El arte de estrangular (Art School Confidential)


Bajo el poco atractivo título El arte de estrangular nos encontramos Art School Confidential (2006) de Terry Zwigoff, adaptación de una historia original del genio del cómic independiente Daniel Clowes.

Zwigoff está bastante familiarizado con el cómic independiente. Fue el director del fantástico e imprescindible documental Crumb (1994) sobre el artista independiente y underground Robert Crumb y, más importante en lo que se refiere a esta película, adaptó a la gran pantalla la novela gráfica de Daniel Clowes Mundo fantasmal, dando como resultado la película Ghost World (2001) con Thora Birch y Scarlett Johansson.

Mientras que la adaptación cinematográfica de la soberbia novela gráfica Mundo fantasmal palidecía en comparación con la obra original, resultando en un film correcto pero no muy interesante, en esta ocasión el resultado es excelente, posiblemente debido a que la historia en que se basa no tiene la entidad y el peso que tiene Mundo fantasmal.

Art School Confidential, publicado por la editorial La Cúpula en el número 10 de la serie Bola Ocho, es una historia de cuatro páginas en la cual Clowes satiriza y se burla de forma despiadada del ambiente elitista, pedante y esnob de una escuela de arte, basándose en su propia experiencia en la escuela de arte Pratt de Nueva York a la que fue como joven estudiante. Un ambiente parecido, he de confesar, al que me encontré en la universidad.

Esta breve historia es expandida por el propio Daniel Clowes y se convierte en una mezcla de suspense, sátira y comedia negra: Jerome (Max Minghella) llega como estudiante a la escuela de arte Strathmore con el sueño de convertirse en un artista. Sin embargo, choca con la pedantería y el mal gusto de una serie de estrafalarios profesores y estudiantes. Además, el pobre Jerome se enamora de Audrey (Sophia Myles), modelo de la escuela y perseguida por otros estudiantes. Para acabar de complicar la existencia de Jerome, un misterioso asesino se dedica a estrangular a gente relacionada con la escuela.

El punto fuerte de la película lo encontramos en el retrato que hace de la escuela y sus habitantes. Los aspectos más negativos de la pedantería y el esnobismo son satirizados sin piedad y conforman la parte más divertida de la película. Gracias también al estupendo trabajo de secundarios como John Malkovich que interpreta uno de los profesores más ridículos de la academia. La subtrama de los estrangulamientos resulta entretenida, aunque realmente no cobra importancia hasta el final. Los aspectos dramáticos, alrededor de la historia sentimental entre Jerome y Sophia son correctos. No es nada que no hayamos visto antes, pero está llevado de una manera lo suficientemente inteligente para que nos interese.

La película consigue hacernos reír, pero son sus reflexiones sobre el arte (ya sea pintura, cine o diseño de ropa) los que la hacen destacar. Es también un recordatorio de que no todos los cómics ni todas las adaptaciones de cómics están protagonizadas por hombres musculosos con mallas.

5 comentarios:

Einer dijo...

He leído la historieta y tiene mucho de cierto por no decir todo. Las escuelas de arte no tienen sentido ninguno porque el arte no se puede enseñar. Podrás enseñar técnicas de dibujo y llegar a ser un gran dibujante pero eso sólo no basta. Así de entrada recuerdo otro par de críticas al mundillo del arte en general en Los Simpson y en Padre de familia bastante buenas también.

La película no la he visto pero mucho tienen que añadir para hacer una peli interesante de hora y media basada en una historieta de 4 páginas.

yosónico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
yosónico dijo...

Habia puesto un coment antes, estaba probando, pero no se ha publicado.

K muy bueno el apunte final. La peli me gustó, aunque la vi hace tiempo y no me acuerdo muy bien.

Dr. Gonzo dijo...

El tema de criticar la pedanteria me resulta muy interesante, pues es una actitud que detesto. Por otra parte, ghost World, tanto la película como el cómic, no me parecio gran cosa, de modo que me da un poco de pereza volver a ver algo salido de la mente de este hombre.

Raül Calvo dijo...

Einer, les cuesta pero logran mantener el interés de la película. Yo la primera vez que vi la película fue en una clase sobre las vanguardias del siglo XX y me reí mucho porque reconocí a muchos tipos que salen en la película como gente con la que compartía la clase, cosa que también influye.

yosónico, últimamente hay muchos problemas con el blogger, o sea que es normal que no salga algún comentario. Como lector de cómics en general, también de superhéroes, he notado que la gente que no los conoce lo asocia todo con la Marvel o la DC por las pelis, cosa que siempre he lamentado.

Dr. Gonzo, el tono de esta peli (y de la historia corta original) es bastante diferente del de Ghost World (a mi la peli tampoco me gusto mucho, el cómic sí), más satírico. Fíjate en el tráiler.

Publicar un comentario