14 jun. 2011

El placer de Venus (Le malizie di Venere aka Venus in Furs)


En 1969 Massimo Dallamano rodó esta adaptación de la novela de Leopold von Sacher-Masoch, del cual proviene el término "masoquismo". Conocida con diversos títulos, el más popular (y adecuado, ya que es el mismo título que el de la novela en que se basa) es Venus in Furs, lo cual ha provocado que sea en diversas ocasiones confundida con la película de mismo título de Jesús Franco, también conocida como Paroxismus y estrenada el mismo año. Ambas películas, que no tienen nada en común, fueron rodadas originalmente para el mercado alemán. La película de Dallamano El placer de Venus (Le malizie di Venere), a causa de la censura, tardó unos años en estrenarse en su país de origen, Italia, y no circuló internacionalmente hasta principios-mediados de los 70.

Teniendo en cuenta que fue filmada en 1969, resulta una película muy atrevida y adelantada a su tiempo por lo explícito de sus escenas de sexo. Y cuando digo "explícito" no quiero decir que se trate de una película pornográfica, ni mucho menos, simplemente me refiero al hecho de que para lo que se había visto hasta entonces en el cine comercial a finales de los 60, eran escenas muy atrevidas. Sin embargo, en la actualidad resulta interesante no tanto por su contenido (no demasiado) erótico, sino por sus temas y argumento y la estética con la que son tratados.

Lunas de hiel (Bitter Moon, 1992) de Roman Polanski podría ser perfectamente una secuela de El placer de Venus ya que tienen un argumento parecido y no pocos puntos en común. Severin (Régis Vallée) es el típico aristócrata millonario europeo, bastante popular en el cine de entonces. Bueno, en realidad no es tan típico, ya que arrastra consigo diversos traumas de la infancia. Durante uno de sus viajes conoce a Wanda (Laura Antonelli), una belleza que le retrotrae a momentos significativos de su infancia y de la cual se enamora. Al principio todo va bien y Wanda intenta acomodarse a las curiosas exigencias que tiene su ahora marido Severin. Pero a medida que pase el tiempo la relación irá degenerando en una espiral de odio y crueldad.

La película está completamente dominada por la bella Laura Antonelli, que desarrolla un interesante y difícil papel. De dulce enamorada a criatura llena de odio, Antonelli como Wanda nos hipnotiza de la misma manera que a Severin. Esta evolución tiene su origen en el hecho de que Wanda realmente está enamorada de Severin al principio de su relación, e intenta complacer sus deseos cuando lo único que quiere es mantener una relación sentimental más "normal". Las continuas y dementes exigencias de Severin son las que acaban por convertir el amor en odio y la introducción de un tercer elemento bastante perturbador: Bruno (Loren Ewing).

Dallamano, director del clásico giallo ¿Qué habéis hecho con Solange? (Cosa avete fatto a Solange?, 1972), nos cuenta la historia como si fuese un giallo, llenándola de interesantes hallazgos estéticos y curiosos encuadres. De ahí que visualmente llame la atención y por lo cual puede resultar interesante a todas aquellas personas que no sientan un particular interés por el cine erótico.  Especialmente resalta la atmósfera que Dallamano imprime a la película a medida que la relación entre Severin y Wanda se va degradando, dándole un toque pesadillesco.

Vista en la actualidad resulta curioso el esfuerzo que se hace en buscarle una justificación psicológica a la actitud de Severin. Por un lado, el film parece buscar una coartada moral a las diferentes y bizarras situaciones que muestra sin reparos y, por otro lado, se hace evidente cierta ingenuidad psicoanalítica propia de la época, cuando las teorías de Freud eran consideradas todas válidas.

Si bien hay alguna escena donde se golpea a algún personaje con un látigo, gran parte del masoquismo presente en la película es puramente psicológico, especialmente en su parte final. Su naturaleza hace que aún hoy no exista una versión íntegra de la película. La edición que tengo fue la que editó en DVD la compañía Shameless. En esta versión de la película falta un minuto cortado por el órgano censor británico. Lo curioso es que, por mucho que lamente la censura y me oponga a ella, tras ver el breve momento censurado en su página web, la escena en cuestión funciona mejor sin ese breve fragmento y resulta más perturbadora que tal y como fue originalmente concebida.

No os dejéis engañar por las apariencias, El placer de Venus es un interesante film que trasciende su género y puede resultar interesante para los cinéfagos en general y, especialmente, a todos aquellos que disfruten de la estética del giallo. Además, parte de la película fue filmada en la misma zona de Cataluña donde yo solía veranear, lo que me provoca un perverso placer.

6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Creo que yo soy de esos a los que les atre más la estética Giallo que lo erótico jaja

Einer dijo...

A mí tampoco me gustan mucho este tipo de películas. Me suelen aburrir.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo y Einer, os aseguro que si esta película se comenta en este blog es porque no es una típica película erótica. Es bizarra, enfermiza, delirante, surrealista... Si no fuera así, no estaría aquí.

elvis laya dijo...

muy buenas películas, ya el cine porno aburre todo es lo mismo nada como la intriga de si va pasar o no de si lo muestra o no creo es hay donde esta el arte en el atrapar al espectador, a quien no le gusta el erotismo todo hombre le fascina y no es por nada pero este tipo de películas son muy buenas en eso quizás digan no tienen nada de atrevido pero yo creo que si porque para su momento no todas se atrevian a mostrar desnudos completos oh parciales y en estas películas las historias tienen de todo un poco lo que las hace muy interesantes y atractivas gracias a sus creadores por tan buenos regalos que aun siguen vivos a pesar del tiempo...

elvis laya dijo...

muy buenas películas, ya el cine porno aburre todo es lo mismo nada como la intriga de si va pasar o no de si lo muestra o no creo es hay donde esta el arte en el atrapar al espectador, a quien no le gusta el erotismo todo hombre le fascina y no es por nada pero este tipo de películas son muy buenas en eso quizás digan no tienen nada de atrevido pero yo creo que si porque para su momento no todas se atrevian a mostrar desnudos completos oh parciales y en estas películas las historias tienen de todo un poco lo que las hace muy interesantes y atractivas gracias a sus creadores por tan buenos regalos que aun siguen vivos a pesar del tiempo...

Raúl Calvo dijo...

Completamente de acuerdo, lo que hace poderosas estas pelis no es la abundancia o no de desnudos sino que cuentan historias poderosas.

Publicar un comentario