29 jun. 2011

Esas locas del cine (Hollywood Boulevard)

 

Se han hecho infinidad de películas sobre el glamouroso y terrible mundo de los grandes estudios de Hollywood: El crepúsculo de los dioses (Sunset Blvd., Billy Wilder, 1950), S.O.B. Sois honrados bandidos (S.O.B., Blake Edwards, 1981), El juego de Hollywood (The Player, Robert Altman, 1992)... Sin embargo, que yo sepa, Esas locas del cine (Hollywood Boulevard, Allan Arkush y Joe Dante, 1976) fue la primera y, casi, la única en tratar el mundo del cine independiente y las producciones de bajo presupuesto.

Antes de seguir: si te es familiar el universo Roger Corman y la New World Pictures, deberías haber visto ya esta película. En caso contrario, estás obligado a verla sin importar lo que diga el resto del post.

Hollywood Boulevard fue hecha, según explica el productor de la misma Jon Davison, a raíz de una apuesta entre Davison y Roger Corman según la cual Davison aseguró que podía hacer una película más barata que cualquiera de las que había hecho hasta entonces New World Pictures. En ella trabajaron veteranos de la New World tanto delante como detrás de las cámaras. El argumento gira en torno a Candy (Candice Rialson), recién llegada a Hollywood y con grandes deseos de convertirse en una estrella. El destino quiere que acabe trabajando para Películas Milagro ("si es buena, es un milagro") cuando una serie de misteriosos asesinatos se empiezan a producir en los rodajes de la productora. ¿Conseguirá Candy su primer plano antes de que el asesino acabe con ella?

La dirección de la película corrió a cargo de los jóvenes Allan Arkush y Joe Dante, ambos habían trabajado hasta entonces editando tráileres y películas. Como veteranos editores de la compañía eran las personas perfectas para hacerla, ya que para que resultase "la más barata hecha hasta entonces por la New World" deberían aprovechar material de las películas que la compañía tenía en su catálogo. El guión corrió a cargo de Danny Opatoshu que ya había guionizado unos cuantos títulos para Corman, firmando el guion con el nombre Patrick Hobby. Este nombre era una referencia al personaje de F. Scott Fitzgerald Pat Hobby, que protagonizó una serie de historias sobre un escritor bastante malo, y sería también el nombre del personaje que en la película interpreta Jeffrey Kramer: un guionista.

La historia está vagamente inspirada en El beso de la muerte (The Death Kiss, Edwin L. Marin, 1932), en la cual un actor es asesinado y una actriz es acusada del crimen. Su prometido, un guionista, se pone a investigar para averiguar quién es el asesino y exculpar a su amada. En Hollywood Boulevard al principio los personajes ni siquiera son conscientes de que haya un asesino ya que las muertes se disimulan como accidentes y no hay una investigación hasta la parte final de la película.

La película se centra en mostrar, oscilando entre la parodia y la realidad, como es rodar una película de bajo presupuesto, utilizando una argucia metalingüística: las escenas de otras películas se muestran tras mostrar como "se ruedan". Aunque hay una escena en la cual la protagonista, acompañada de su agente Walter Paisley (Dick Miller, su personaje tiene el mismo nombre que el personaje que Miller encarnó en Un cubo de sangre [A Bucket of Blood, Roger Corman, 1959]) y su novio guionista, el anteriormente mencionado Patrick Hobby (Jeffrey Kramer); va al cine a ver su primera película y las películas anteriores son producciones de Roger Corman, por supuesto. En una de ellas aparece el propio Dick Miller: El terror (The Terror, Roger Corman, 1963), cosa que los protagonistas comentan.

Este aspecto metalingüístico llega a la cumbre cuando se ponen a rodar una película futurista y hacen su aparición los coches de La carrera de la muerte del año 2000 (Death Race 2000, 1975) ya que el actor que interpreta al director Erich Von Leppe en la película es Paul Bartel: el director de Death Race 2000 y la actriz que interpreta a la diva Mary McQueen es Mary Woronov, también protagonista de Death Race 2000. Otro gran momento metalingüístico es cuando van a rodar a las Filipinas para ahorrar costos y vemos como "se rodaron" momentos de las deliciosas y suculentas The Big Doll House (Jack Hill, 1971) y The Big Bird Cage (Jack Hill, 1972).

La comedia en el filme oscila entre la ingenuidad, el absurdo y el humor negro, un estilo habitual en el trabajo de ambos realizadores. Resulta divertida especialmente cuando trata los tópicos hollywoodienses, las peleas artísticas o la relación entre productor, director y actores. El aspecto misterioso y asesino no destaca, ya que se centra en la comedia, pero sí hay una secuencia que destaca en la cual Dante homenajea a Mario Bava y que muestra el asesinato de la actriz Bobbi Quackenbash (Rita George). Esta secuencia fue luego utilizada en el clásico de culto The Slumber Party Massacre (Amy Holden Jones, 1982), en un momento en el cual la protagonista está viendo la secuencia mencionada por televisión mientras se produce un asesinato real. The Slumber Party Massacre fue una producción Corman, cómo no, y le dediqué un extenso post aquí.


El reparto está integrado por habituales de la New World y, al igual que el equipo tras la cámara, se nota que se lo pasaron muy bien. La deliciosa protagonista Candice Rialson es posible que la recordéis como la protagonista de Pets (Raphael Nussbaum, 1974). A Rialson la acompañan Tara Strohmeier como Jill McBain, bella actriz que trabajó durante los años 70, y Rita George, otra actriz setentera. Como ya he mencionado, los veteranos cormanianos Paul Bartel, Mary Woronov y Dick Miller acaban de redondear el reparto.

Para los amantes de la exploitation y la serie B, es un título indispensable. El resto podéis pasar un rato divertido y puede servir de introducción al maravilloso mundo de las producciones de bajo presupuesto.








5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

¿un cameo de los coches de Death Race 2000? jaja que grande. No conocía esta película, pero sólo por es detalle voy a buscarla a ver qué tal.

Einer dijo...

No me suena haberla visto pero Paul Bartel y Mary Woronov me encantan. Sobre todo ella. Otra más pa la saca.

Raül Calvo dijo...

Pues si no la conocíais ya veréis que, como indica el póster, está desvergonzadamente cargada de sexo y violencia. Además que la ves la película al tiempo que la hacían ya que todo el equipo que se ve en la película era realmente el que usaban.

Dr. Gonzo, no es sólo un cameo del coche, además Candi Rialson se viste como Frankenstein, toda de cuero.

Einer, si te gustan ambos te gustará. Según Dante, Bartel se dedicó a crear su personaje básicamente imitando a Roger Corman. Puede estar bien verla en doble sesión con Rock'n'Roll High School.

David C. dijo...

Desconocía la existencia de la película.

Raül Calvo dijo...

Pues para eso estamos, para que la gente descubra nuevas pelis.

Publicar un comentario