7 jun. 2011

Ronin



Como la mayoría, la primera vez que vi esta película pensé: "Recórcholis, puede que esta película sea americana pero tiene un regusto europeo de la leche". Efectivamente, uno de los objetivos principales de Ronin (1998) de John Frankenheimer era recrear el cine de espionaje y el cine negro de finales de los sesenta y primeros setenta europeo, películas como El silencio de un hombre (Le samuraï, Jean-Pierre Melville, 1967). Para ello, el director y el director de fotografía francés Robert Fraisse diseñaron una pálida paleta de colores que le da a la película un aire gastado y apagado a tono con la atmósfera fría y cínica que domina el film.

La trama de la película es una excusa para reunir a una serie de personajes y enfrentarlos entre sí. Un macguffin perfecto, un maletín de desconocido contenido, es la motivación por la cual los personajes se enfrentan entre sí, se traicionan, matan y persiguen. Como en El halcón maltés (The Maltese Falcon, John Huston, 1941), este maletín es codiciado por un gran número de personas dispuestas a todo por conseguirlo. Para ello se lanzarán por las calles de varias ciudades europeas en adrenalíticas, aceleradas y auténticas persecuciones que son otro de los motivos por los que la película destaca. También igual que en El halcón maltés, la relación romántica entre el protagonista masculino y la protagonista femenina se verá afectada por la obtención del maletín.

Hubo cierta controversia en cuanto a la autoría del guion en los créditos. Si bien J. D. Zeik escribió el guion original, David Mamet escribió la versión final, dedicándose especialmente a trabajar los personajes y diálogos. El estudio insistió que el nombre de J. D. Zeik fuera primero, por encima del de Mamet (igual que el estudio insistió en incluir un redundante texto al principio de la película explicando que eran los ronin cuando hay una escena a mitad de la película que lo explica), cosa con la que Mamet no estaba de acuerdo. Finalmente, tras diversas discusiones entre el estudio, Mamet y el sindicato de guionistas; Mamet decidió aparecer con un pseudónimo: Richard Weisz. Habiendo visto la película varias veces y teniendo en cuenta el trabajo posterior de Mamet y Zeik, yo diría que el crédito tendría que haber sido: guion de David Mamet historia original de J. D. Zeik. Más que nada porque el trabajo posterior de Zeik es bastante mediocre y alejado de los temas que finalmente aparecen en la película de Frankenheimer.

Una película basada en  personajes más que en una historia necesita unos buenos actores que hagan interesantes a los personajes. Ronin desde luego cumple con ese requisito: un reparto internacional en el que destacan Jean Reno, Robert De Niro y la bella Natascha McElhone. Además de contar con efectivos actores de carácter como Stellan Skarsgard, Sean Bean y Jonathan Pryce. Es este estupendo reparto el encargado de dar vida a este mundo de ex agentes, terroristas y espías donde la paranoia es esencial para seguir con vida.

La película me sedujo por sus fantásticas persecuciones y secuencias de acción, pero sobretodo me gustó su atmósfera, que mezcla melancolía, romanticismo y una frialdad asesina implacable, y unas interpretaciones con más peso que los efectos especiales, una rareza en el cine de acción moderno. Frankenheimer se dio a conocer con una película adelantada a su tiempo, El mensajero del miedo (The Manchurian Candidate, 1962), y aquí sorprendió de nuevo con una película que era justo lo contrario: puro retro. Y si en el momento de su estreno la reacción fue templada, con el tiempo parece haber ganado adeptos ya que en el 2006 apareció una edición especial de dos discos. Hasta ahora, ninguna edición en Blu-ray incluye los extras que había en esta edición especial en DVD.

7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

"Acabo de tenderte una trampa con una taza de café" jaja

Tengo que volver a verla.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, por esos detalles David Mamet se merecía el crédito del guion. ¿Viste la aclaración que te hice sobre Legend?

Javi dijo...

Qué ganas le tengo a esa peli que citas: El mensajero del miedo! Ahora que hablas de Ronin me la recordaste y te lo agradezco.
Ronin empieza muy bien, pero se va volviendo aburrida, bastante gris. Es curioso porque es un buen guión, pero le falta gancho a mi modo de ver. Incluso De Niro no destaca tanto.
Nos vemos, Raül. Buen post.

Javi dijo...

Por cierto hay otra peli de Jonathan Demme, El mensajero del miedo, del año 2004 en la que trabaja Denzel Washington; supongo que no será un remake...

Einer dijo...

Pues supones mal, amigo Javi, porque sí es un remake, solo que basado en la guerra de Irak en lugar de la de Corea.
En cuanto a Ronin, en conjunto me deja un poco frío. Tiene buenas escenas de acción y grandes persecuciones pero no me acaba de llenar.

Javi dijo...

Joer, Einer ;-D Gracias. Creí que me contestaría Raül. Un salutti.

Dr. Gonzo dijo...

Si, Raül vi la aclaración. Se a lo que te refieres, pero lo que yo quiero decir es, normalmente, las historias de fantasía medieval (por decirlo de alguna forma) no me gustan. Vamos, que prefiero pistolas y navajas antes que espadas y escudos jaja

Publicar un comentario