9 mar. 2012

Aquella casa al lado del cementerio (Quella villa accanto al cimitero)


Hace nada comenté con Roy D. Mustang el clásico de Lucio Fulci El más allá (...E tu vivrai nel terrore! L'aldilà, 1981) en la entrada que le dediqué aquí. Fue entonces, para mi sorpresa, que descubrí que no había comentado Aquella casa al lado del cementerio (Quella villa accanto al cimitero, 1981). Estaba convencido de que sí lo había hecho, porque siempre me ha parecido que Miedo en la ciudad de los muertos vivientes (Paura nella città dei morti viventi, 1980), El más allá y Aquella casa al lado del cementerio forman una especie de trilogía y ya que había comentado las dos primeras estaba seguro de haberlo hecho con la tercera (eso sin contar que El más allá y Aquella casa... venían juntas en un pack en DVD que editó Anchor Bay hace bastantes años). Incluso cuando recibí la edición en Blu-ray de Aquella casa... editada por la buena gente de Blue Underground no la comenté porque pensaba que ya lo había hecho.

Y ahora descubro que no. De hecho, estuve un rato mirando por los archivos del blog y asegurarme porque de verdad que pensaba que la había comentado. Pero no. En fin, aquí está mi comentario sobre Aquella casa al lado del cementerio.

Tal vez debería empezar explicando por qué considero que estas tres películas forman una trilogía, ya que no es algo que sea oficial, Lucio Fulci no dijo nunca "esta es mi trilogía de terror cósmico y zombis". Desde mi punto de vista estas tres películas comparten varias cosas que las unen de una manera especial que hacen que tengan más cosas en común entre sí que otras películas de Fulci, además de que las tres cuenten con la presencia de Catriona MacColl ("Katherine" en los pósteres italianos ya que -ona es un sufijo aumentativo en italiano) como una de las protagonistas y que en las tres colaborara como guionista Dardano Sacchetti.

Las tres comparten una atmósfera onírica y pesadillesca. Tratan el terror sobrenatural con influencias lovecraftianas y le añaden zombis al estilo Fulci, pero éstos no son el centro de la trama. Las tres tienen argumentos relativamente simples sobre los que se construyen elaboradas secuencias terroríficas, como una canción de Led Zeppelin que al partir de una sencilla base de blues les permite construir épicas musicales al ir añadiendo detalles. En resumen, que cuando las veo tengo la sensación de que transcurren en el mismo universo, lo que se hace más evidente cuando se ven las tres seguidas (algo que recomiendo y al mismo tiempo no recomiendo si no es que queréis acabar como yo de mal).

Os he de confesar que, cuando originalmente comenté las dos primeras, hablé de cómo no tienen sentido y son algo ilógicas. Lo cierto es que desde entonces a ahora he cambiado de opinión, no sé si a fuerza de ver las tres muchas (o demasiadas) veces, y ahora sí que les encuentro cierto sentido, cierta lógica en el argumento y lo que sucede. En fin, para mí ya es demasiado tarde, vosotros aún os podéis salvar.

Aquella casa... es la menos popular de las tres, posiblemente porque es la más "sobria". Empieza como una historia de casa encantada, un poco al estilo de El resplandor (The Shining, Stanley Kubrick, 1980), pero que se mezcla con algo que parece sacado de El caso de Charles Dexter Ward. A esta ya de por sí extraña historia se le van añadiendo más extraños detalles. Por ejemplo, hay varias insinuaciones de que el doctor Norman Boyle (Paolo Malco), el nuevo residente junto a su familia de aquella casa al lado del cementerio (que estoy casi seguro de que no la anuncian así en la inmobiliaria pero sería interesante que lo hicieran), ha estado ya antes de visita en la ciudad aunque él no lo recuerda.

El film se centra en los miedos infantiles en la trama argumental más "resplandoriana", así como los motivos de terror son clásicos y universales como los sótanos oscuros y la aparición de extrañas presencias. También los elementos más oníricos y fantasiosos se centran en la parte infantil de la película, cuyo protagonista es el hijo del doctor Boyle, Bob, interpretado por el niño actor Giovanni Frezza al cual siempre confundo con el otro niño que aparece en Miedo...

La trama adulta del film se centra en las investigaciones que lleva a cabo el doctor Boyle, el cual se dedica a continuar el trabajo del profesor Peterson, tras el suicidio de éste mientras, a su vez, investigaba los trabajos del doctor Freudstein (Giovanni De Nava). Será el trabajo del doctor Freudstein el responsable de los brutales y sangrientos asesinatos que nos ofrece Fulci en su habitual sádico estilo. Por cierto, siempre pensé que "Freudstein" era un nombre inventado por los guionistas mezclando Freud y Frankenstein, pero, según cuentan en una de las entrevistas incluída en el Blu-ray, resulta que no, que era un nombre real.

Aquella casa... es Fulci en plena forma, lo cual significa que es posible que haya mucha gente a la cual esta película no les guste debido a la forma algo peculiar con la que Fulci traduce en imágenes el guion. Como os podéis imaginar no es mi caso, y disfruto bastante con todo el delirio y la sangre con la que el maestro italiano llena la pantalla. Una última curiosidad, estas películas fueron rodadas sin sonido directo, pensadas para ser dobladas en el mercado internacional. En este tipo de situaciones opto normalmente por la versión en la que los actores principales se doblan a sí mismos (siendo la excepción Rojo oscuro (Profondo rosso, Dario Argento, 1975) ya que la única versión completa es la italiana: el encargado de hacer los doblajes pensó que era demasiado larga y la cortó a su gusto), pero me gusta alternar entre diferentes pistas para ver que cambios hay. La edición en Blu-ray de Blue Underground permite alternar entre la pista italiana y la inglesa, comprobando que hay varias diferencias entre ambas. La principal es que a la inglesa se le han añadido más diálogos, explicativos sobre todo, y en ese sentido la pista italiana es mejor.

8 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

El más allá, Aquella casa..., y Miedo en la ciudad de los muertos vivientes conforman una trilogía bastante curiosa. Algo así como lo que hubiese ocurrido si David Lynch dirigiese una película de este tipo.
Cine gore con pinceladas oníricas y metafísicas, toda una revolución jaja

La película que comentas no es mi favorita de Fulci, aunque eso no quita que me guste mucho, pero me quedo (dentro de esta extraña trilogía) con El más allá y su final.

Las insinuaciones que comentas sobre el Doctor Boyle a mí me parecieron más una subtrama que el guionista abrió y luego se olvidó de cerrar jaja pero teniendo en cuenta la naturaleza de esta película, imagino que también puede ser un cabo suelto que queda a la imaginación del espectador.

PD: últimamente me invento los captchas, y esto me los da por buenos... supera eso Chuck Norris.

Raül Calvo dijo...

Yo me quedo con Miedo... ya que me gusta más la historia. Y estoy seguro que todo tiene sentido, peor todavía no lo hemos descubierto.

Yo no pongo captchas aquí porque ¿para qué?

Dr. Gonzo dijo...

Si no los pones tú, entonces los pone blogger... pero aquí hay captchas jaja (aunque, como ya te he comentado, me dan igual. Me los invento XD)

Roy D. Mustang dijo...

Últimamente me estoy volviendo a ver todas las películas de Fulci que vi hace muchos, muchísimo años en formato VHS (VHSs que, a riesgo de que me maten por lo que voy a decir, y por mal que me pese, vendí en un mercadillo de aquí de Madrid).

Ya que el otro día me vi "El más allá", quizás para la próxima semana me vea esta película que aquí comentas. Una vez vista, me leeré tu comentario detenidamente y ya te comentaré que opino sobre ella, como ya hice con la otra de este director tan curioso y peculiar.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, pues me parece fatal que blogger lo haga pq yo no quise poner lo de los captchas pq me parece una pesadez. Pero, bueno, si te los saltas a la torera, bien por ti!

Roy, yo aún conservo la mayoría de VHS, por razones nostálgicas más que nada (y porque tengo algunas frikadas que todavía no se han editado en otro formato). Si no has visto todavía ésta, te diría que veas las 3 seguidas. Ya verás como luego ves el mundo de otra manera :D.

Javier Simpson dijo...

Tiene momentos en los que consigue una atmósfera brillantemente perturbadora y alguna que otra escena magistral (curioso), pero muy suelto, como si se tratara de un ramalazo de ingenio; no llega con eso, y menos si casi todo lo demás es un despropósito. Una serie b que no me convence. Es como si prácticamente toda la peli fuese una de Dario Argento, pero metiendo sólo los aspectos que menos me convencen de su cine. Tal vez sea porque no entro por las mismas puertas por las que entras tú en este caso.
Sí que tiene componentes resplandorianos ;-D , pero nada que ver en la forma de tratarlos.

La entrada, y a pesar de las diferencias de gusto en el presente caso, está bastante bien.
Un saludo, Raül.

BCNdays dijo...

Que nostalgia, esta peli rondaba por mi casa en VHS cuando yo era pequeño y nunca conseguí verla entera, me moría del miedo jaja Hace un año tuve la oportunidad de verla y la atmósfera es muy buena, aunque el guión va un poco a la deriva jaja Por cierto, no conocía la distirubuidora Blue Underground, que grande, me he dado una vuelta por la web, brutal. Saludos!

Raül Calvo dijo...

Javi, Fulci tiene un estilo muy personal, así que entiendo que no guste a todo el mundo.

BCNdays, creo que todo el mundo la descubre de pequeño en VHS! El guion no es que vaya a la deriva, es que tiene una lógica "especial". Vamos, que es absurdo pero entretenido. Blue Underground hace ediciones muy buenas y cuidadas, en los Blu-ray incluyen subtítulos en castellano para las películas que son títulos la mayoría muy buenos.

Publicar un comentario