28 ene. 2014

Acero azul (Blue Steel)

 
La directora Kathryn Bigelow se hizo un nombre entre los aficionados al género con la clásica película vampírica de culto Los viajeros de la noche (Near Dark, 1987). Su siguiente film fue Acero azul (Blue Steel, 1989), un tenso thriller que tiene como tema de fondo la fascinación del público por la violencia.

Megan Turner (Jamie Lee Curtis) lleva solo 24 horas en el cuerpo de policía y ya ha matado a un delincuente que estaba atracando un supermercado. El problema es que no se encuentra el arma que supuestamente llevaba el delincuente y Megan es suspendida. Nadie sabe que el arma se la llevó de la escena Eugene Hunt (Ron Silver), un yuppie que se encontraba haciendo unas compras. Eugene se siente fascinado por Megan y por el arma que ha robado, lo que le lleva a cometer una serie de asesinatos por toda la ciudad con la idea de seducir a Megan.

El guion de esta película es realmente brillante. No solo crea una interesante y tensa historia de suspense, también está lleno de detalles y temas que lo elevan por encima de la media de este tipo de películas. Los autores fueron Bigelow y Eric Red, que ya habían colaborado antes en Los viajeros de la noche. Red, además, fue el guionista también del gran clásico de culto Carretera al infierno (The Hitcher, Robert Harmon, 1986).

El tema de fondo de la película es la fascinación por las armas y la violencia. No solo en el personaje de Eugene, un gran psicópata, también en subtramas como la del padre maltratador de Megan. La cara que pone Eugene cuando el revólver del atracador muerto (interpretado nada menos que por Tom Sizemore) cae ante él es como si el cielo le hubiera enviado un regalo. El hecho de que este psicópata sea un ejecutivo de Wall Street no parece casual. Ya antes de que Bret Easton Ellis publicara American Psycho, en este film se explota el potencial psicopático de los yuppies. Es también uno de los puntos fuertes del film la evolución de Eugene (cuyo apellido en inglés significa "cazar") hacia la locura total. Al principio parece algo inseguro, pero tras cometer el primer asesinato le coge el gusto, además de que no tarda en empezar a oír voces y a bañarse con la sangre de sus víctimas.

Pero el contenido de fondo del film no hace que se descuide la trama de suspense, además de contar también con sus generosas dosis de violencia. Eso para mí hace que tenga más mérito, ya que se puede disfrutar como un estupendo thriller, un tenso film de suspense, sin que la temática de fondo le robe protagonismo al entretenimiento. En este sentido está muy logrado el juego del gato y el ratón que se crea entre Eugene y Megan, que hoy día es algo muy explotado pero en el momento de estrenarse el film no había sido tan usado.
 
Sigo esperando que el hecho de que Bigelow se llevara un Óscar signifique que se edite una buena edición de esta película. De momento solo hay una edición francesa en Blu-ray pero sin extras. De todos modos, está editada en DVD, así que espero que si no la conocéis os animéis a verla.


2 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

¡Qué mala imagen tenía yo de esta película! Siempre he pensado que era un estilo a lo que hace Steven Seagal, pero con Jamie Lee Curtis jaja Tendré que verla, me la has vendido :D

Raül Calvo dijo...

Ja! Pues la verdad es que el póster sí tiene un poco el estilo de peli de acción seagalera, pero no, Acero azul no tiene nada que ver con ese tipo de peli. Espero que la disfrutes.

Publicar un comentario