23 ene. 2014

La maldición de los zombies (The Plague of the Zombies)

 
Hammer Films llevaba dando renovada nueva vida a prácticamente todos los monstruos clásicos del cine de terror desde finales de los 50, cuando en 1966 nos ofreció su visión de los zombis con La maldición de los zombies (The Plague of the Zombies, John Gilling).

El doctor James Forbes (André Morell) recibe una carta de un antiguo estudiante, el ahora doctor Peter Tompson (Brook Williams), en la que le pide ayuda para resolver el enigma que representa una extraña enfermedad que está diezmando la población del apartado pueblo en el que ejerce. Acompañado de su hija, Sylvia (Diane Clare), el doctor Forbes parte dispuesto a ayudar al doctor Tompson, donde todos se verán envueltos en un aterrador misterio (el título de la película es una pista significativa de lo que sucede).

Este no es solo un estupendo film de terror, producto de una Hammer que estaba en su mejor momento, es también un film interesante por el lugar que ocupa dentro de la historia del cine de zombis. En la película aparecen los llamados zombis clásicos, producto del vudú, esclavos no muertos al servicio de un malvado amo. Pero dentro de este esquema clásico, el guionista Peter Bryan añadió un claro subtexto social, no muy distinto del que luego usaría George A. Romero de forma tan memorable.

En un país como España, donde el caciquismo ha causado (y causa) estragos, el subtexto social del film resulta muy evidente y patente. Las intenciones de Bryan son muy claras en la forma que representa al terrateniente Clive Hamilton (John Carson), que decide explotar el pueblo bajo su dominio de la forma más abominable posible. La lucha de clases aparece desde el principio, en una escena en la cual un grupo de crueles nobles interrumpe un funeral cabalgando a toda velocidad enfrascados en la caza de un zorro.

Dejando de lado este subtexto, el film funciona como una estupenda película de terror. Tiene un ritmo muy rápido, no pierde el tiempo en contar su sencilla historia. Los momentos más logrados son los que tienen que ver con los zombis, claro. Especialmente una escena que indica que seguramente Sam Raimi había visto esta película y le sirvió de inspiración.

Los fans del terror clásico que no hayan visto este film seguramente disfrutarán enormemente de esta producción de la Hammer. Que también pueden disfrutar leyendo, ya que la editorial Valdemar publicó la novelización de esta película, escrita por John Burke, dentro del volumen La plaga de los zombis y otras historias de muertos vivientes.


4 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Una gran película de terror sesentera con ese toque hammeriano tan rico. Buen artículo, Raül.

Raül Calvo dijo...

Me alegro que te gustara. A veces creo que este tipo de peli necesita más difusión que otras más modernas y fáciles de recordar.

marcelo lefanu dijo...

La maldición de los zombies , tiene doblaje en idioma español ??

Raúl Calvo dijo...

Sí, por lo menos en la edición en DVD que tengo de Manga Films sí que aparece.

Publicar un comentario