9 ene. 2014

Blood Diner


Delirante comedia gore creada como pseudosecuela/homenaje de Blood Feast (Herschell Gordon Lewis, 1963), Blood Diner (Jackie Kong, 1987) es histérica y pasada de vueltas, un concentrado de absurda diversión.

Los hermanos Michael y George Tutman (Rick Burks y Carl Crew) llevan un exitoso restaurante de comida vegetariana. El restaurante les sirve como tapadera para ocultar sus caníbales crímenes, ambos están empeñados en continuar el trabajo de su tío Anwar (Drew Godderis), que fue ejecutado por la policía a principios de los 60 cuando intentaba resucitar a la diosa Sheetar (Tanya Papanicolas). Para conseguir llevar a cabo la resurrección de Sheetar, los hermanos no se dedicarán simplemente a asesinar y mutilar atractivas mujeres, también han resucitado a su tío mediante la magia negra (por lo menos su cerebro y sus ojos). ¿Podrá la inepta policía detenerlos antes de que resuciten a la diosa?

Que os guste esta película depende bastante de vuestro sentido del humor y el tipo de cosas que os hagan gracia. Personalmente, esta película me hizo reír bastante con su estilo de comedia a lo Looney Tunes: los personajes se comportan como si fueran dibujos animados y el gore y la violencia están hechos de forma exagerada para que resulten cómicos. Para que os hagáis una idea, estos son algunos de los gags que me hicieron reír: Mark Shepard (Roger Dauer) es un policía idiota que cada vez que suelta alguna tontería su capitán no puede reprimir las ganas de golpearle; George va camino de un asesinato cuando ve a un motorista en problemas, George lo atropella pero el motorista sobrevive y George debe atropellarlo varias veces para acabar con él; cuando los hermanos entran en un club para buscar víctimas, el portero les quiere impedir la entrada pero George lo coge y lo lanza a la calle, donde un coche le aplasta la cabeza, la gente en la cola se ríe mientras su compañero grita: ¡ey! ¿estás bien?; un momento en el cual una de las víctimas de los hermanos intenta conducir su coche cuando le acaban de cortar las manos.

Si es el tipo de humor que también os hace gracia, esta película os hará disfrutar de lo lindo. Abundan en ella todo aquello que hicieron grandes los 80, lo que, como no me canso de repetir, significa: grandes dosis de sangre, desmesurada violencia y desnudos gratuitos. En otras palabras, ofrece todo aquello que te esperarías de una secuela de Blood Feast rodada en los 80.

El film, además, tiene detalles curiosos que la hacen interesante, por si acaso las cómicas mutilaciones y las T&C no son bastante para vosotros. La película transcurre veinte años después de los eventos de Blood Feast, lo que la sitúan a principios de los 80. Esto sirve para parodiar y satirizar la estética ochentera y algunas de sus actitudes. También parodia las típicas buddy movies tan populares entonces con su caricaturesca pareja de policías.

Lo cierto es que no se me ocurre ninguna razón objetiva y puramente cinematográfica para recomendar esta película. Como ya he dicho antes, me hace reír de puro absurdo. Especialmente el clímax final, al que se le añade un bizarro conjunto musical y un montón de zombis. Mi aprecio por el film tal vez se deba a que la primera vez que la vi fue pasada la medianoche en la TV3, momento mágico para ver películas absurdas, pero lo cierto es que me divierte a cualquier hora del día. Espero que a vosotros también (en su versión no censurada, claro).


2 comentarios:

Freaklantern dijo...

Me encanta esta película...desde el "disclaimer" del principio (los productores no apoyan ningún rito satánico) hasta la "cabeza rebozada" pasando por el verdadero protagonista, el tio Anwar y su introduccion con "algo" en la mano...

Pena que lo único que he encontrado en DVD es la versión alemana, y tengo entendido que está censurada...

Raül Calvo dijo...

Ha salido una edición americana en DVD que es unrated, dentro de un pack que se llama Horror Collection 2: 6 Movie Pack, que vale la pena solo por Blood Dinner y la peli Parents. Eso sí, es de zona 1 así que necesitas tener un DVD de zona libre para verlo.

Publicar un comentario