7 ene. 2014

Cosecha maldita (The Vineyard)

 
Cosecha maldita (The Vineyard, James Hong, William Rice, 1989) es una curiosa película de serie B que en su día podía alegrar la tarde de cualquier adolescente que buscara algo curioso en el videoclub con su demencial mezcla de elementos bizarros.

El doctor Elson Po (Hong) es un prestigioso vinicultor, famoso por la excelente calidad de sus vinos. Lo que el público -obviamente- no sabe es que Po utiliza la sangre de inocentes víctimas (preferiblemente atractivas mujeres) para crear un brebaje que le proporciona vida eterna, mientras lo siga bebiendo. Una vez se les ha quitado toda esencia vital, sus víctimas permanecen enterradas en su viñedo, transformadas en zombis (curiosamente, mientras que la mayoría de víctimas que se nos presentan son atractivas féminas con poca ropa, la mayoría de los zombis son hombres). Para crear más pócima vital invita a un grupo de aspirantes a actores a su aislada isla con la promesa de participar en un casting para una película, sin saber que serán las próximas víctimas de los experimentos del malvado doctor Po.

El atractivo de este film reside no en su algo plana dirección, sino en su mezcla de folclore chino y elementos sacados de la literatura pulp. El origen de Po y sus prácticas se basan en leyendas orientales (Hong, además de codirigir e interpretar este film también fue uno de los guionistas y es muy conocido por interpretar al malvado Lo Pan en la clásica Golpe en la pequeña China [Big Trouble in Little China, John Carpenter, 1986]); mientras que la representación del resto de elementos terroríficos del film, como son los zombis, las mujeres encadenadas en un sótano y los malvados ayudantes de Po, parecen sacados de un relato de terror pulp, una mezcla de weird menace y las historias de Fu Manchú.

Es una lástima que este film se hiciera en el 89 en lugar de cuatro o cinco años antes, ya que se estrenó en una época en que la censura americana, ya muy harta de los excesos del género durante los 80, provocó/impuso una época de cine de terror poco o nada sangriento. En el caso de Cosecha maldita, esto se traduce en que a pesar de una decapitación, las muchas víctimas de Po y el ataque zombi que nos ofrece, es un film con casi nada de sangre.
 
A pesar de su limpieza hemoglobínica, el film se las arregla para resultar divertido. Las interpretaciones no son muy buenas y visualmente no es nada del otro mundo, pero entre leyendas chinas, zombis y ridículas peleas karatecas, el entretenimiento está asegurado.


4 comentarios:

Einer dijo...

Pinta genial, si ya sólo el poster se sale. Además James Hong es un tío pistonudo que le da puntitos extras a cualquier película.

Raül Calvo dijo...

Espero que esta peli malibuena te resulte al verla tan entretenida como a mí. Hong está muy bien, creo que pilló malos actores para parecer más bueno.

Raúl Cifuentes dijo...

Pues si que punta genial... ¡¡¡y más si dirige James Hong!!! Lo único que me jode de esta película es que yo no la conocía, jajaja!

Raül Calvo dijo...

Pues las otras películas que ha dirigido entran en lo erótico festivo, esta creo que es la más demencial que ha hecho. Y conocer este film tampoco es algo de lo que esté orgulloso! ;D

Publicar un comentario