29 ene. 2014

Squirm - Gusanos asesinos (Squirm)


Jeff Lieberman, el director de esa obra maestra del cine de culto que no es ni normal Destello azul (Blue Sunshine, 1977), nos ofreció esta pequeña joya llena de momentos gloriosamente asquerosos y provocadora de deliciosos escalofríos. Solo por el póster ya deberías correr a buscarla.

Una terrible tormenta en un pueblo de Georgia provoca que caiga un cable eléctrico al suelo, con el resultado de que las lombrices ocultas en la tierra se vuelven enloquecidas devoradoras de carne en busca de víctimas humanas. Los jóvenes Mick (Don Scardino) y Geri (Patricia Pearcy) son los únicos que parecen darse cuenta del fenómeno e intentarán advertir a las autoridades con el esperado poco éxito.

Aunque el ritmo al principio de la película es algo lento, la espera vale mucho la pena. Rick Baker llevó a cabo los efectos de maquillaje, logrando momentos increíbles como cuando vemos cómo se le meten bajo la piel unos gusanos a una pobre víctima desgraciada, acompañado de los correspondientes gritos de dolor. Lo cual, para un film de 1976, es realmente impresionante. Otra memorable escena es cuando la hermana de la protagonista abre la puerta de una habitación y se ve sepultada por una montaña gigantesca de gusanos. Todos estos momentos, así como la habilidad de Lieberman para manejar el suspense hacen que este film sea tremendamente disfrutable.

Es también un film que ejemplifica la vida del cinéfago antes de Internet. Revistas, guías, boca-oreja, la exploración de videoclubs que llevasen un mínimo de 10 años abiertos y estar pendientes de la programación de las cadenas a altas horas de la madrugada eran las vías que se tenían para descubrir/encontrar películas interesantes. En el caso de Squirm, la descubrí gracias al libro Pantalla de sangre: Las 50 películas más salvajes de la historia del cine gore de Mike Hostench y Jesús Martí (ver foto). Esta guía, editada en su momento por Midons editorial, ya deja claro en el título en que campo se centraba. Hay que aclarar que aunque diga cine gore, el abanico de filmes incluidos era bastante amplio, desde clásicos como Tiburón (Jaws, Steven Spielberg, 1975) o El exorcista (The Exorcist, William Friedkin, 1973) hasta títulos en aquel momento más oscuros como Run & Kill (Wu syu, Hin Sing "Billy" Tang, 1993) o El asesino del taladro (The Driller Killer, Abel Ferrara, 1979). Ahora que ya sabía de su existencia lo complicado era verla. Por suerte, hubo un tiempo, cuando los dinosaurios dominaban la Tierra, en que las cadenas de televisión llenaban la programación de madrugada con películas en lugar de eternos y absurdos programas de teletienda, e incluso existían programas dedicados al cine de terror y la serie B como el catalán Klaatu Barada Nikto o el añorado Noche de Lobos en Antena 3. Squirm, titulada en catalán Cucs, fue emitida una noche por TV3. Así simplemente era cuestión de programar el vídeo, con la ventaja de que TV3 no ponía anuncios en las películas que emitía a partir de las 12 de la noche. Guau, todo esto lo hacía en los años 90 pero parece que hablo de hace un millón de años.

En fin, en la actualidad existe una fantástica edición en Blu-ray de esta película cortesía de Arrow Video, la mejor manera de disfrutar de esta viscosa película de gusanos asesinos. Es de admirar que Lieberman lograra un film tan redondo contando una historia bastante simple y sin un presupuesto demasiado generoso. Virtudes del cine de serie B. Espero que lo paséis fantásticamente mal con Squirm.


0 comentarios:

Publicar un comentario