17 abr. 2010

La última cena (The Last Supper)


En esta comedia negra escrita por Dan Rosen y dirigida por Stacy Title en 1995, cinco universitarios de izquierdas celebran  unas cenas los domingos en las cuales traen a un invitado para discutir sobre la vida, el universo y todo lo demás. Una noche, uno de ellos trae a cenar a la persona que lo ha recogida después de que su coche se estropeara. Esta persona resulta ser un facha y, durante una pelea, acaba muerto. Después de procesar el trauma, deciden convertirlo en una costumbre: traerán a una persona de derechas e intentarán convencerla de que sus opiniones son erróneas y si la persona se mantiene en sus trece, la matan usando veneno.

Los estudiantes están interpretados por Cameron Díaz (antes de que la convirtieran en Cameron Díaz), Ron Eldard, Annabeth Gish, Jonathan Penner y Courtney B. Vance. Para los invitados a cenar la película cuenta con cameos de actores como Charles Durning, Mark Harmon, Bill Paxton y un mefistotélico Ron Perlman.

La película resulta interesante no sólo por la trama principal de suspense, sino especialmente por el desarrollo dramático de los personajes. Como cada uno de los cinco se va viendo afectado por cada muerte de forma diferente y como exteriorizan el proceso. Especialmente como racionalizan lo que están haciendo, al fin y al cabo, son los buenos, ¿no? Nietzsche escribió: "cuidado aquel que lucha contra monstruos, no se acabe convirtiendo el mismo en un monstruo". Es básicamente lo que les sucede a algunos de ellos. Otros lo expresan a través de su arte o de sus aficiones.

Por otro lado tenemos el aspecto político del film. Vivimos en una época de tertulias televisivas y de debate político que ya no es una discusión entre diferentes ideologías sino una simple pelea para imponer la opinión de uno sobre la de otro que no piensa como tú. Las ideologías han perdido peso en la política, parece ser que se trata de mantenerse en el poder más que realizar verdaderos cambios. En la película se analizan no tanto los diferentes argumentos como la forma en que se representan o que se hace en su nombre.

Esta es una pequeña joya que descubrí hace tiempo gracias al Canal + puede gustar a aquellos que simplemente quieran ver una comedia negra con toques de suspense, a los que les interese el drama psicológico y a los interesados en el cine político. Por suerte para mí, me interesan los tres aspectos.

0 comentarios:

Publicar un comentario