6 abr. 2010

Quiero la cabeza de Alfredo García (Bring Me the Head of Alfredo Garcia)


Otra obra maestra de Sam Peckinpah, Quiero la cabeza de Alfredo García fue su última gran película y también de las más despreciadas en el momento de su estreno en 1974, igual que le pasó con Perros de paja (Straw Dogs, 1971, la edición en DVD de esta película en España contiene sólo la versión censurada). Quiero la cabeza de Alfredo Garcia narra el descenso a los infiernos de un pianista americano encarnado por Warren Oates, que ya había trabajado con Peckinpah en Grupo Salvaje (The Wild Bunch, 1969) y Mayor Dundee (Major Dundee, 1965), el cual intentará ganar algo de dinero localizando a Alfredo García, a quien ha puesto precio a su cabeza un cacique (Emilio Fernández) por dejar embarazada a su hija.

Como en varias de sus mejores películas, Peckinpah mezcla una historia que contiene grandes dosis de violencia nihilista con un romanticismo desesperado. Bennie, el personaje de Oates, se apoya en su amor por Elita (Isela Vargas) para seguir adelante. Y, como pasaba con los ladrones fugitivos de Grupo Salvaje, eso significará su perdición. Tachado en ocasiones de misógino, la verdad es que los personajes femeninos de Peckinpah suelen ser los únicos realmente positivos, víctimas de la violencia masculina. En Perros de paja, Amy, interpretada por Susan George, es víctima de la incomprensión y el desprecio de su marido, interpretado por Dustin Hoffman, y de la lujuria de los pueblerinos. En Quiero la cabeza de Alfredo García, Elita es otra víctima que se ve atrapada en un violento mundo cargado de machismo como es el que nos muestra Peckinpah.

Realmente, no es una película ligera para pasar un buen rato. Es un clásico cargado de violencia polvorienta, enmarcado en un paisaje formado por pequeños pueblos de mala muerte por el cual acompañaremos a un hombre que buscaba libertad y redención para encontrar solo locura y muerte en su camino.

2 comentarios:

Javi dijo...

Leído. Me encanta la peli de Peckihpah, tanto como Perros de paja (bestial). Es cierto y está muy bien visto eso de que tiene una buena combinación de violencia nihilista y polvorienta con romanticismo desesperado. Ahí le pillaste muy bien la esencia de la peli, Raül

Raül Calvo dijo...

Se hace lo que se puede

Publicar un comentario