4 ago. 2010

Elio Quiroga



Elio Quiroga es uno de los cineastas más interesantes trabajando en la actualidad dentro del género fantástico. Y no me refiero sólo al género dentro del cine español sino a nivel internacional. Su primera película, Fotos, provocó una reacción muy visceral de gente que la amaba o la odiaba y fue muy controvertida. A pesar de todo, Fotos ganó en el Festival de Sitges de 1997 el Premio al Mejor Guión y el Premio Especial del Jurado entre entusiásticas alabanzas de Quentin Tarantino.

Fotos es una de las razones por las que todavía conservo mi aparato de vídeo, ya que de momento no se ha editado en DVD. Ésta es una película que mezcla melodrama, psicópatas, amour fou y transexualidad. Excesiva y demencial, es una delicia para los amantes del cine no convencional especialmente por la manera en que coge los clichés y tópicos de los culebrones y los interpreta de la misma manera que lo haría un extraterrestre. Sólo puedo comparar el impacto de Fotos a la primera vez que vi Arrebato (1980) de Iván Zulueta. La película fue protagonizada por Mercedes Ortega, Gustavo Salmerón y Miky Molina.

Después de Fotos, Quiroga estuvo trabajando dentro del campo de la publicidad, tiene una agencia llamada Frame+, y dirigiendo cortometrajes, entre ellos un interesante corto de animación que adapta un relato de Stephen King: Home Delivery, hasta que en el 2006 estrena su segunda película: La hora fría. Ésta es un atípica película de ciencia-ficción que transcurre en un futuro incierto y nos presenta la vida de un grupo de supervivientes que vive en un búnker subterráneo. Allí han de tener cuidado con los infectados por una extraña enfermedad que convierte en asesinos rabiosos a aquellos que la contraen y protegerse de una extrañas y lovecraftianas criaturas que acechan por las "noches". La película está repleta de detalles curiosos, como el hecho de que todos los personajes tienen nombres de cierta importancia religiosa: Jesús, Judas, Mateo, Lucas, Magdalena, María... Lo que hace interesante a la película, aparte de criaturas extrañas y asesinos rabiosos, son las relaciones entre los personajes y de lo que son capaces algunos llevados por el amor y el odio. Uno puede ver en la película ecos de El día de los muertos (Day of the Dead, 1985) de George A. Romero, o al menos a mí me pareció verlos. Con esto nunca se sabe ya que muchas veces proyectamos cosas en las películas que el director no ha puesto ahí. Además, la película cuenta con uno de esos finales que te deja la boca abierta. Es muy recomendable aunque una de las protagonistas sea Silke.



No-Do, estrenada en el 2009, es hasta ahora el último largometraje de Elio Quiroga. Inquietante y cargada de suspense, es también su filme más accesible. Lo interesante para mí es como empieza siendo una película de casa encantada para luego ir evolucionando a otros territorios. Influencias de Phillip K. Dick y H.P. Lovecraft, la historia está aparentemente basada en hechos reales y cuenta lo que le sucede a Francesca (Ana Torrent) y Pedro (Francisco Boira) cuando se mudan a una nueva casa y, claro, empiezan a suceder cosas extrañas. Uno de los aspectos que más llama la atención de la película son los No-Dos secretos que trataban temas sobrenaturales y asuntos que a la Iglesia le interesaba ocultar durante la Dictadura. Casi como unos expedientes X a la española. Recuerdo que después de verla en el cine la tuve unos días rondando por la cabeza, hay mucho más en ella que lo que indica su sinopsis. La manera como  Quiroga construye los personajes principales, Francesca y Miguel (Hector Colomé), que demuestran que los peores fantasmas son los de nuestro propio pasado. Explicando una historia interesante y con unos buenos personajes, Quiroga consigue que nos metamos dentro de la película y por tanto que pasemos miedo viéndola, objetivo principal de la película al fin y al cabo. Tanto La hora fría como No-do son fáciles de encontrar en DVD.

0 comentarios:

Publicar un comentario