3 ago. 2010

Sexykiller, morirás por ella



Hay pocas cosas en la vida mejores que ver a la fabulosa Macarena Gómez convertida en una psicópata asesina en Sexykiller, morirás por ella (Miguel Martí, 2008). La película mezcla slasher con terror de serie B bañado todo por un tremendo humor negro y colorido pop.

El guionista Paco Cabezas describe Sexykiller en el Making Of de la película como "una carta de amor al cine de terror de los ochenta". Ciertamente, dejando de lado algunas referencias de los noventa como Scream (Wes Craven, 1996) y El silencio de los corderos (Silence of the Lambs, 1991) y la sátira psicopática de American Psycho (Mary Harron, 2000); las referencias que va dejando caer la película están firmemente ancladas en lo mejor del cine de terror ochentero: El terror llama a su puerta (Night of the Creeps, Fred Dekker, 1986), Posesión Infernal (The Evil Dead, Sam Raimi, 1981), Re-Animator (Stuart Gordon, 1985), la saga Viernes 13... Estas referencias son por mención explícita o más sutiles, puestas ahí para los fans como la cita del diálogo más famoso de El terror llama a su puerta o el gag "esto es un cuchillo" de Cocodrilo Dundee (Peter Fairman, 1986).

Miguel Martí imprime a la película un ritmo trepidante y frenético donde se nos deleita con un tremendo one-liner tras otro por cortesía de la psicótica Bárbara (Gómez). La película no decae y se pasan en un suspiro los noventa minutos que dura. Realmente disfruté muy mucho con la película y la única pega que le encuentro es la utilización de música techno que a mí personalmente no me gusta, pero realmente no es un fallo y se usa poco. Por otro lado, la música que Fernando Velázquez compuso para la banda sonora es excelente.

Macarena Gómez domina la película como Bárbara de principio a fin. Curiosamente, según cuenta Paco Cabezas el origen del personaje es muy parecido a como Joss Whedon creó Buffy, la cazavampiros de Sunnydale. El resto del reparto, por otro lado, no se queda manco (bueno, alguno en la película sí pero ya me entendéis). César Camino es Tomás, que acabará liado con Bárbara; Camino es un experto en el terreno de la comedia y tiene un buen timing y una buena química con Macarena. Alejo Sauras es el amigo de Tomás y encarna la cuota de chulopiscinismo que no puede faltar en un slasher. El otro actor que destacaría es Ángel de Andrés López, que encarna al inquietante inspector encargado del caso del asesino del campus. Ángel de Andrés tiene la habilidad de ser cercano y divertido y al momento transformarse en amenazador y violento bombardeando los clichés que hemos visto anteriormente alrededor de personajes como el que él encarna en la película.

No puedo dejar de insistir en lo tremendamente divertida e interesante que es esta película, ideal para hacer doble sesión con Cuento de Navidad de Paco Plaza (que dirigió dentro de la serie Películas para no dormir), no sólo para los aficionados al género sino también para todo aquel que quiera disfrutar con una buena comedia negra.

0 comentarios:

Publicar un comentario