6 ago. 2010

Hunter (Manhunter)



De todas las adaptaciones de novelas de Thomas Harris y de todas las películas en las que aparece Hannibal Lecter teniendo en cuenta dirección, guión, montaje, fotografía y talento ante las cámaras Hunter (Manhunter, 1986) de Michael Mann es sin duda la mejor de todas.

Mann adaptó la novela de Harris El dragón rojo centrándose en la figura de Will Graham, un ex agente del FBI que es requerido de nuevo para investigar la matanza de varias familias llevadas a cabo por un psicópata. Graham está interpretado por William Petersen, más conocido en la actualidad como el CSI Grissom. Petersen dota a su actuación de una tremenda intensidad resaltando la obsesión de Graham por los asesinatos y cómo se mete en la cabeza de los psicópatas. Y el psicópata en cuestión, apodado Ratoncito Pérez (Tooth Fairy, hada de los dientes en inglés) por las fuerzas del orden y que se llama a si mismo Dragón Rojo por la pintura de William Blake, es Francis Dollarhyde, un aparentemente inofensivo trabajador de un laboratorio fotográfico. Dollarhyde es interpretado por Tom Noonan, un alto y delgado actor acostumbrado a retratar personajes turbios. Aquí sin embargo ofrece una interpretación alejada de los tópicos habituales para hacernos el personaje más real y, por tanto, más aterrador. Una de las diferencias que notarán aquellos que hayan leído la novela o visto la nueva versión del 2002 es que el Dollarhyde de Noonan no tiene tatuado el Dragón Rojo de Blake en su pecho. En un principio sí que lo tenía tatuado pero Mann decidió prescindir del tatuaje ya que consideró que distraería demasiado la atención del espectador de detalles más importantes. Teniendo en cuenta la cinematografía que Dante Spinotti realizó para la película, resaltando los colores, la decisión de Mann fue acertada y contribuye a hacer más creíble a Dollarhyde.

Una imagen del tatuaje posteriormente eliminado
Pero el personaje que para muchos es el más importante es Hannibal Lecter. En esta película Lecter (que los responsables del tabloide Tattler escriben Lektor en la película, como no es la única palabra mal escrita en el titular supongo que fue una manera de mostrar el nivel periodístico del Tattler) está interpretado por Brian Cox. Y su actuación es muy superior a la de Anthony Hopkins. Su Lecter resulta amenazador, peligroso, inquietante pero además da miedo, ya que es una caracterización (como la de Noonan) alejada de los tópicos. Lo interpreta actuando como lo haría una persona que fuera realmente así, lo que lo hace más perturbador. El Lecter de Hopkins por otro lado, es más parecido a un villano de serial. Hopkins hace guiños, sonrisitas y chistes convirtiendo al doctor Lecter en algo no muy alejado de Freddy Krueger, es decir, un monstruo de Hollywood parecido a los que hemos visto centenares de veces antes, lo que lo hace menos aterrador, menos perturbador. Hopkins actúa para la cámara, Cox se convierte en el personaje. Podéis verlo vosotros mismos:



Pero la principal razón por la que Manhunter es superior a El silencio de los corderos (The Silence of the Lambs, Jonathan Demme, 1991) es que en El silencio se repiten ideas y motivos de Manhunter siendo las principales diferencias sus protagonistas (un experto en la primera, una novata en la segunda) pero hasta los motivos de los psicópatas son parecidos; el origen de las similitudes se haya en las novelas de Thomas Harris, claro. Sin embargo, la habilidad de Mann detrás de las cámaras está a años luz de la de Demme. Mann crea un espectáculo visual que contrasta con el realismo de los personajes y la manera en que cuenta la trama. Esta habilidad visual entra en juego sobretodo cuando Will recrea en su cabeza las fantasías de Dollarhyde o cuando vemos el punto de vista de éste.

Cambiar el título original de la novela por el que luego se usó para la película surgió del productor Dino De Laurentiis. El año anterior De Laurentiis había producido Manhattan Sur (Year of the Dragon, Michael Cimino, 1985) que no había funcionado en taquilla, así que decidió cambiar el título para no gafar el filme. De todas formas la película no funcionó en taquilla y supongo que por eso mucha gente no sabe (al menos donde vivo) que Hannibal Lecter ya había aparecido en pantalla antes de El silencio de los corderos. Pero el tremendo éxito de El silencio hizo que se pusiera en marcha una nueva versión de la película o una nueva adaptación de la novela El dragón rojo, depende de a quién preguntes.

El dragón rojo (Red Dragon, Brett Ratner, 2002), que tuvo el mismo director de fotografía que Manhunter: Dante Spinotti, es un caso curioso dentro de las adaptaciones de las novelas de Thomas Harris. Por un lado el guionista Ted Tally, el mismo de El silencio de los corderos, se mantiene más fiel a la novela de Harris que Mann en su guión, pero al mismo tiempo se aparta de la novela para expandir el papel de Lecter dentro de la historia, ya que es éste a quién querían ver los espectadores.

El dragón rojo es una película inferior a Manhunter pero eso no quiere decir que sea una mala película. Si bien es cierto que las interpretaciones de Edward Norton como Will Graham, Anthony Hopkins como Hannibal Lecter y Ralph Fiennes como Francis Dollarhyde son más flojas que las de Petersen, Cox y Noonan, no por ello dejan de ser buenas interpretaciones. Juzgado por sus propios méritos, El dragón rojo es un buen thriller que sabe mantener el suspense pero tiene la mala suerte de estar precedido por dos clásicos modernos con las que tiene todas las de perder. Y siendo honestos, hay gente que prefiere ésta versión a la de Mann, por eso recomiendo que las veáis y decidáis vosotros mismos que versión preferís.

2 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Acabo de ver Manhunter, y, para mi sorpresa, estoy muy de acuerdo con todo lo que tú dices en tu comentario. Pensaba que no me iba a gustar más que la versión del 2002 de Brett Ratner; pero ya ves tú.

En fin Raül, un saludo y continúa recomendando y comentando pelis tan buenas a la par que desconocidas para la mayoría de la gente. Yo, por mi parte, te lo agradezco sobremanera :) .

Raül Calvo dijo...

Mientras sigáis leyendo, seguiré escribiendo :D Es todo un placer descubrir pelis a la gente. En cuanto a Manhunter, me alegra ver que va ganando espectadores con el tiempo porque es una de esas películas que, desde mi punto de vista, fracasaron injustamente en el momento de su estreno.

Publicar un comentario