8 sept. 2010

Re-Animator



Las aventuras de Herbert West se expanden, hasta el momento, a lo largo de tres películas. Encarnado de forma genial por Jeffrey Combs, West es uno de los mad doctors más reconocidos del cine de terror después del doctor Frankenstein. Ambos comparten origen literario, Frankenstein fue creado en la novela homónima de Mary Shelley y Herbert West fue una creación de H. P. Lovecraft en un relato publicado originalmente en seis entregas de febrero a julio de 1922 en una revista humorística y reimpresos posteriormente en la clásica Weird Tales. El relato Herbert West, reanimador es atípico dentro de la producción de Lovecraft por su macabro humor negro. A lo largo de seis capítulos el ayudante y amigo de West relata las diferentes peripecias de ambos jugando con la vida y la muerte. Es curioso que fuera esta narración humorística la primera que se le pagó de forma profesional a Lovecraft y no alguno de sus más famosos e interesantes relatos de horror cósmico y metafísico.

En 1985 se estrenó la ya clásica Re-Animator producida por un trío que daría a los fans diversas alegrías. Hablo, claro, de Brian Yuzna en la producción, Stuart Gordon en la dirección y Dennis Paoli en el guión. Gordon, obviamente, y William Norris también trabajaron en el guión de la que es para mí la película quintaesencial del género en los ochenta. Agrupa todo aquello que hizo de los ochenta una gran década para el terror: humor negro, sangre y gore y una generosa dosis de desnudos proporcionados para la ocasión por la encantadora Barbara Crampton.

Después de un prólogo en Suiza en el cual conocemos al doctor West (Jeffrey Combs), pasamos a la ciudad de Arkham en Massachussetts. En el hospital de la Universidad de Miskatonic, el joven Daniel Cain (Bruce Abbott) está camino de convertirse en un gran doctor y tiene, además, una novia preciosa: Megan Halsey (Barbara Crampton), hija del decano Alan Halsey (Robert Sampson). Todo parece sonreír al joven doctor Cain hasta que decide alquilar una habitación al recién llegado doctor West. West ha inventado un suero capaz de reanimar a los muertos e implicará en sus experimentos a Cain. Sin embargo, ambos cuentan con un poderoso enemigo: el doctor Hill (David Gale). Hill está enfermizamente enamorado de Megan y pretende robar el trabajo del doctor West. Y, por supuesto, los experimentos muy pronto se descontrolarán, especialmente a partir de que el doctor Hill pierda la cabeza.

Para crear el guión de Re-Animator, Paoli, Gordon y Norris cogieron elementos de las diferentes peripecias que Lovecraft ideó y los aglutinaron en una sola trama. Una trama que mezcla elementos grotescos y demenciales con un humor negro soterrado, es decir, que los actores no lo interpretan como una comedia: es lo grotesco de las situaciones lo que te lleva a reír. Para transmitir la comedia también se usa la música. Escrita por Richard Band que para el tema principal cogió un tema tan famoso como el que Bernard Herrmann escribiera para Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960) y le dio un aire juguetón para indicar al público que no se tomara demasiado en serio lo que iban a ver.

La película se estrenó sin censurar, con lo que fue un gran éxito para su reducido presupuesto pero no se estrenó de forma masiva como las películas que pasan por la MPAA y llevan su sello de calificación. Para su edición en vídeo sí que se hizo una versión censurada que fue calificada para mayores de 18 años por la MPAA y que incluye algunas escenas eliminadas para que su metraje no quedase demasiado reducido. La película por suerte no se censuró para el mercado europeo y nosotros pudimos disfrutar de Re-Animator en toda su sangrienta gloria. Por cierto, debido a su reducido presupuesto se filmó toda la película en estudios pero el excelente diseño de producción de Robert A. Burns te hace creer que fueron a filmar a un hospital real, nada parece un decorado.

La película es merecedora de su fama. Los muertos reanimados con su violenta furia anticipan los zombis veloces actuales. La locura poco a poco va infectando la historia y culmina con un sangriento clímax que incluye uno de los cunnilingus más famosos de la historia del cine. Además es una película que se conserva completamente atemporal gracias a la mezcla de elementos clásicos y modernos. La edición en DVD editada en España está bien, pero por alguna extraña razón colocan todos los comentarios de la edición americana en un disco aparte creando así una falsa edición de tres discos. Yo por eso me quedo con la americana de dos discos que es de zona libre.



En 1990 se estrenó La novia de Re-Animator (Bride of Re-Animator) dirigida por el propio Brian Yuzna y con guión de Yuzna, Rick Fry y Woody Keith.

Después de ocho meses tras la masacre que tuvo lugar en el hospital Miskatonic, los doctores West y Cain regresan para continuar sus experimentos. Esta vez intentaran crear vida construyendo un cuerpo con partes de cadáveres para luego reanimarlo. El policía Leslie Chapman (Claude Earl Jones) les investiga de cerca ya que su mujer formó parte de los muertos reanimados por West. Además, el doctor Hill planea su venganza sobre West.

Yuzna recopiló los elementos de los relatos de Lovecraft que no habían sido utilizados en la primera película por falta de sitio y le añadió un homenaje al clásico de James Whale La novia de Frankenstein (Bride of Frankenstein, 1935). Se conserva el tono establecido en la primera película y se va aún más lejos en lo que a elementos grotescos se refiere. De hecho, la película comienza con la cabeza del doctor Hill flotando en la oscuridad clamando venganza. La relación entre West y Cain avanza y vemos como a pesar de sus intentos por volver a una vida más o menos normal, el doctor Cain se ve continuamente arrastrado y manipulado por West que ahora se dedica a experimentar con partes de cuerpos humanos. La película cuenta con unos fantásticos efectos especiales cortesía de Screaming Mad George y la K.N.B. El primero encargado de los experimentos de West y los segundos de la "novia".

Hoy en día se me hace difícil de creer que pudiese ver esta película en el cine. Actualmente la mayoría de las películas de bajo presupuesto van directamente al DVD, eso si llegan a estrenarse en nuestro país. Pero el verano (creo) de 1990 tuve la suerte de ver esta película en pantalla grande. Y digo suerte porque es realmente una digna continuación de Re-Animator. Conservando el tono de comedia negra y los elementos grotescos, así como a sus protagonistas West y Cain, La novia de Re-Animator no es un refrito de la primera película y hace avanzar a sus personajes y a la historia con elementos del primer film pero añadiendo nuevos. La edición especial que sacó Pioneer en DVD con comentarios, documentales, escenas eliminadas y una versión sin censurar de la película es imposible de encontrar hoy en día a un precio razonable. Aún se encuentran copias que rondan los 100 euros o algo menos pero igualmente caro. Si no encontráis esta edición por internet os podéis comprar la que editó Manga Films en España que no es diferente de las que hay editadas actualmente en otros países.



Dentro del proyecto de la Fantastic Factory se estrenó en el 2003 Beyond Re-Animator de nuevo con Yuzna en la dirección. El guión de Yuzna, Xavier Berraondo, José Manuel Gómez y Miguel Tejada-Flores nos cuenta como el doctor West es encerrado en prisión después de los eventos que tuvieron lugar en La novia de Re-Animator. Una vez en la cárcel continuará con sus experimentos con los muertos y sus intentos de reanimar un muerto que conserve intacta sus funciones cerebrales.

Esta tercera entrega es más floja que las anteriores. Si bien es de agradecer que Yuzna llenase la película de gore como si todavía estuviéramos en los ochenta, la trama resulta algo repetitiva a pesar de la adición de nuevos elementos como una manera de conservar el "alma" de las personas y transferir de una a otra persona su personalidad o incluso entre humanos y animales. Uno de los motivos por los que para mí la película no funciona tan bien es que el tono de comedia resulta más evidente que en las anteriores películas. Jeffrey Combs está fantástico como West, claro, y Simón Andreu se lo pasa teta haciendo de malvado alcaide. Elsa Pataky, normalmente bastante sosa y poco interesante, hace un buen papel en la parte final pero al principio de la película su interpretación es bastante plana. Jason Barry como el doctor Howard Phillips es bastante flojo como el nuevo ayudante de West y te hace echar de menos al doctor Cain de Bruce Abbott. Y la presencia de Santiago Segura molesta más que divierte. Todo esto no quiere decir que la película sea mala, cuando las cosas se descontrolan resulta bastante entretenida pero nunca llega a alcanzar el nivel de calidad de las dos primeras.

Producida por Filmax, no es difícil de encontrar en DVD en España.

Hace un tiempo que se habla de la producción de una cuarta película: House of Re-Animator (de nuevo referencia a un título de la Universal: La zíngara y los monstruos (House of Frankenstein, Erle C. Kenton, 1944). La verdad que tanto el argumento, que sitúa las correrías del doctor West en la Casa Blanca; el reparto, con Jeffrey Combs, Bruce Abbott y Barbara Crampton de nuevo juntos además de incorporar a William H. Macy como el presidente de los Estados Unidos; como el equipo, reuniendo de nuevo a Brian Yuzna, Stuart Gordon y Dennis Paoli; promete bastante. Esperemos que finalmente se ruede y podamos ver otra gran película de Re-Animator en nuestras pantallas.

0 comentarios:

Publicar un comentario