22 sept. 2010

Neighbor



En 2006 se estrenaba Ellos (Ils, David Moreau y Xavier Palud), una escalofriante, aterradora y angustiante película francesa que cuenta como una pareja es acosada en su casa por unos desconocidos. La película, descaradamente plagiada por Bryan Bertino en la mediocre Los extraños (The Strangers, 2008), es tan efectiva porque representa como una amenaza acecha a sus protagonistas no en un desierto perdido o en una estación espacial sino en su propio hogar. Fue ésta una de las característica más importantes introducidas en el género de terror en los setenta. Recordad, por ejemplo, en La noche de Halloween (Halloween, John Carpenter, 1978) cuando Jamie Lee Curtis grita pidiendo ayuda en la calle para ver como el vecino apaga la luz fingiendo que no oye nada y dejando a la pobre Jamie Lee que se las arregle como pueda. La razón por la que resulta tan efectiva esa escena, y también la película Ellos, es que nos sentimos seguros en nuestro hogar y nuestro entorno.

Es posible que nunca viajemos en una nave espacial y aterricemos en un planeta extraño, que nunca nos veamos atrapados en un castillo gótico sobre el que pesa una extraña maldición pero sí es posible que una noche oigamos a alguien intentar abrir la puerta de nuestra casa. Es posible que te despiertes en mitad de la noche preguntándote si has oído un ruido extraño o sólo lo has imaginado y entonces empieces a oír una respiración pesada que no es la tuya, porque estás solo. O lo estabas.

Neighbor (2009) es una tremendamente sangrienta y brutal película de terror que resulta muy efectiva, no sólo por la sangre que salpica la pantalla sino por la inteligente manera en que está escrita y realizada. Roberto Angelo Masciantonio escribe y dirige este film que cuenta como el destino hace que se crucen los caminos de Don Carpenter (Christan Campbell) y La Chica (America Olivo). La Chica es una peligrosa psicópata que se dedica a ir matando gente indiscriminadamente yendo de casa en casa.

Hay varias cosas que esta película hace bien. Primero, consigue crear unos personajes con los que sentirse identificado. Son personajes de carne y hueso con preocupaciones cotidianas. Segundo, mantiene a La Chica rodeada de misterio. No sabemos su nombre ni por qué hace lo que hace ni de dónde viene ni adónde va. Y ese misterio hace que resulte aterradora como amenaza, al igual que hicieron John Carpenter con Michael Myers en Halloween y Robert Harmon en Carretera al infierno (The Hitcher, 1986), ya que no hay nada que de tanto miedo como lo desconocido. Eso sin mencionar que America Olivo parece muchas cosas pero no un monstruo precisamente.

Neighbor, además, está repleta de homenajes al cine de terror, sólo hay que ver los nombres de los personajes, al mismo tiempo que hace un comentario sobre el género en si mismo. La inversión de roles que hace, convirtiendo al personaje masculino en la víctima y al personaje femenino en el perpetrador del mal, funciona también como comentario sobre los clichés que afectan en ocasiones al género.  Asi, La Chica domina a Don y lo que era su espacio vital, ejemplificado esto en la manera como La Chica coge las ropas de Don y las feminiza. El director Masciantonio introduce también un elemento interesante cuando representa como afecta psicológicamente a Don la situación y que hace su mente para intentar soportarlo todo.

En pocas palabras, Neighbor es una interesante y angustiante película de terror salvaje, especialmente recomendable si os gustó Martyrs (Pascal Laugier, 2008).

0 comentarios:

Publicar un comentario